Viernes, 24 de Marzo 2017

Futuro de la economía global: El Titanic, las tasas de la FED y la incertidumbre

Publicado el 18 Marzo 2017
Escrito por Mario Briones

En la última reunión del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC; Federal Open Market ) de la FED, realizada el 14 y 15 de Marzo, se anunció el aumento de la tasa de interés en 0.25%,  quedando las tasas de referencia en el rango de 0,75% y 1%. Tanto el anuncio como la posterior conferencia de prensa de la presidenta de la FED, Janet Yellen, el discurso se mantuvo dentro de la misma ambigüedad para señalar las generalidades acostumbradas. No obstante lo anterior,  la periodista Kathleen Hays,  de Bloomberg TV, fue más incisiva al formularle una pregunta que permitió contrastar el uso de las previsiones por parte de la FED, versus los datos duros que existen.

 

 

El argumento de la periodista fue, “El PIB está en una senda muy baja. Las medidas de compensación laboral (aumentos salariales) no están amenazando con impulsar la inflación con rapidez en cualquier momento. El consumidor no está consumiendo mucho. En política fiscal, no sabemos lo que va a pasar con Donald Trump. Y, sin embargo, Uds., están elevando las tasas ahora, entonces, ¿cuál es el,  cuál es la motivación aquí?  La economía está tan lejos de su proyección en términos de PIB, ¿por qué la Fed tiene que subir ahora? Que hace esta señal, respecto del resto del año?  (La periodista se refiere a los efectos en el corto plazo).

 

Para responder, Yellen, frunció el ceño y comenzó con torpeza ...  “Así el PIB es un indicador bastante ruidoso.  ¡¡Seriamente!!  en ese momento, luego  añadió ... Si uno promedia a través de varios trimestres, describiría nuestra economía como una que ha ido creciendo alrededor de un dos por ciento por año. Y como se puede ver en nuestras proyecciones,  eso es algo que esperamos que continúe durante el próximo par de años.

 

El argumento detrás de lo expuesto brevemente, es como si le hubieran preguntado al capital del Titanic, mientras se hundía el barco, ¿cómo salvará la nave, si más del 50% de los compartimientos están haciendo agua? - Y el capitán hubiera respondido, que los datos pueden ser parciales o inexactos, pero si promediamos los hundimientos históricos  y los viajes realizados, esperamos que la nave siga a flote por varios años más.  En términos simples, homologando lo que hubiera respondido el capitán del Titanic, sería como decir, encuestados los fabricantes del barco, estos dicen que seguiremos a flote. Detalles más, detalles menos, eso es un apretado resumen de la explicación entregada sobre el aumento de las tasas, pero sin lenguaje técnico.

 

Se trata de algo más que una simple apreciación de puntos de vistas contrapuestos. Existe una respuesta, o mejor dicho una “no respuesta”, que debe ser analizada teniendo a mano factores y situaciones que están más allá del anuncio de tasas y que la FED niega aceptando que su política es acomodaticia y que su eliminación será gradual (entendemos que refirió al concepto acomodaticio), y que “en la economía no serán los datos duros, sino una encuesta "suave" y los datos de confianza...”. De lo ya expresado, el anuncio de tasas es lo menos importante, existen hechos subyacentes  que no se revelan, aunque pueden actuar como gatillante de una situación crítica que hemos venido señalando por meses anteriormente.   

 

La administración de D. Trump se propone rebajar el presupuesto del  Departamento de Estado en un 30% y aumentar el gasto militar en un 10% con respecto a límites del presupuesto en el año 2018, es decir, US$ 54.000 millones de dólares y que al 15 de Marzo quedó fijo el tope de la deuda,  deuda que está cercana a los 20 billones de dólares, es decir una relación deuda PIB que está por encima del 100%. El Tesoro de Estados Unidos mantiene más o menos US$ 200 mil millones disponibles y el gobierno no será capaz de pedir prestado más sin una gran discusión parlamentaria, debiendo solventar un gasto promedio mensual de US$ 75.000 millones, lo cual deja un margen financiero muy corto que debe ser resuelto pronto para hacer lo que plantea el programa del nuevo gobierno.

 

Estamos hablando de datos duros, no de encuestas ni promedios históricos. EE.UU. necesitaría 7,4 millones de casas y apartamentos para arriendos más asequibles para albergar a todos los que viven en o por debajo del umbral de la pobreza, cuyo financiamiento será cortado. El oro ha seguido subiendo y los productores de dicho metal tienen largas listas de espera para entrega física. La burbuja no puede seguir inflándose para siempre; lo que están haciendo es retrasar lo inevitable, sin embargo, cualquier accidente o acontecimiento geopolítico importante puede  generar una gran crisis, y el dólar se derrumbará, porque la credibilidad  aún para el más desinformado, tiene un límite.

 

Donal Trump está impulsando deshacerse de los organismos más pequeños, incluyendo la Junta de Seguridad Química, que investiga los derrames y otros accidentes, la Corporación para la Difusión Pública y de la Corporación de Servicios Legales, que financia la asistencia jurídica a los pobres. En total, la propuesta de presupuesto cero deja fuera de la financiación a casi 20 agencias independientes.

                 

El crecimiento del PIB  para el último trimestre fue malo, 1,8% y el propio modelo de la FED lo ha consignado a sólo al 0,9% lo cual es pésimo.  Estos datos hacen referencia a una caída del PIB del 2,5% en el espacio de seis semanas. Si alguna persona  quiere comprobar estos datos, ingrese al sitio de la FED de Atlanta y busque GDPNOW real.

 

Hace unos meses atrás señalábamos que los informes marcaban una tendencia a situar el barril de petróleo en US$ 30. Las variaciones en producción entre los países productores tiene relevancia para determinar el precio, pero más la tiene la demanda que no ha crecido como para estar optimista del crecimiento de la economía Norteamericana, lo que no calza con lo que proyecta la FED, entonces, ¿porqué la Fed tiene una estimación que considera aumentos de las tasas referenciales, si el crecimiento del PIB es  inferior al 2%?  La respuesta también la hemos comentado en artículos anteriores, se trata de la burbuja del mercado bursátil. El problema es que las burbujas no se pueden desinflar fácilmente, porque requerirían decenas o tal vez cientos de años, simplemente revientan y el mercado se va a pique, tal como el Titanic, del cual ya sabemos que se hundió.

 

El programa del gobierno de Donald Trump, trae un gran lastre de plomo que aumentará el riesgo de crisis, gastará un billón de dólares (un millón de millones) que destinará a arreglar la infraestructura, emitiendo el dinero a base de más deuda. Además de aumentar el gasto en infraestructura, creará los controles fronterizos y la muralla con México, la policía, los beneficios de veteranos y de los militares, etc. Que la FED eleve las tasas no es algo que le guste al gobierno. La solución la tendrá el  Sr. Trump  en abril cuando se deban llenar dos vacantes en la Junta de la Reserva Federal y también a mediados del próximo año, tendrá la oportunidad de reemplazar a la Sra Yellen como Presidente de la FED y a Stanley Fischer como su Vicepresidente.  Eso será como el cuento de Don Otto, que vendió el sofá de su casa para evitar infidelidad cuando vio a Frederick sentado junto a su esposa en el sofá.

 

Los cambios en la FED es un punto extremadamente delicado, algo muy serio, porque puede generar la desestabilización dentro del poder del “gran dinero”, donde una buena parte de los republicanos y también los demócratas, son parte del “establisment”, y se acrecentaría la tensión interna y la posibilidad de enjuiciar a D. Trump para sacarlo del cargo, lo que algunos que ya comentan como conspiración, derrocamiento, etc.

 

Los últimos datos duros en USA se publicaron la semana pasada,  los Pedidos a Fábrica mejoraron un +1.2% pero la tasa subyacente cayó -0.1%.  Dichas cifras son inferiores a las estimaciones esperadas en concordancia con la debilidad de los Pedidos de Bienes Duraderos. No obstante lo señalado, el sentimiento del consumidor sigue al alza y ha alcanzado niveles de 2007, a pesar de  la realidad que tiene ahogado a un consumidor por las deudas y con salarios que siguen estancados en 20 años. Este factor será clave en el futuro cercano. La inflación está aumentado anualizada en 2,8% y empezará a corroer el ingreso del trabajo, acentuado por el aumento de tasas que incrementará el costo de la deuda acumulada, las tarjetas, el pago del automóvil, etc.  Se hace mucha mención a que la tasa de paro quedó inalterada en el 4.7%. Lo que no se explica es que el empleo que respalda este bajo nivel es mayoritariamente empleo precario, parcial o mal remunerado.

 

Existe una escapada sigilosa de los inversionistas que se están moviendo sin que sea tema de comentario. Son datos que no se publican en la prensa común y corriente. Ya mencionamos al oro. A pesar de que el mercado bursátil sigue aumentando el precio de los  instrumentos que se transan, los datos de Enero informan que los que ingresaron a comprar en dicho mercado fueron 279 y los que salieron a vender fueron 3.500, la relación más baja que se ha visto en 30 años. Este dato duro tiene un significado según los analistas de mercado. Las empresas han detenido su actividad desde que Donald Trump ganó las elecciones.

 

Más allá de todo lo señalado, y de lo que podríamos señalar con datos que aburrirían a los lectores, debemos considerar lo que dice la Dra. Nora Merlín, psicoanalista, Magister en Ciencias Políticas, profesora en la UBA de Argentina,  “la manipulación biopolítica que realizan los medios de comunicación está basada en el poder fascinante que produce la imagen, lo que posibilita los actuales fenómenos globales de servidumbre voluntaria y apego a ciertas estructuras de poder que incluso va en contra de los intereses de las mayorías”.

 

Lo anterior funciona disminuyendo las posibilidades para que la gente se desmarque y perciba que el modelo neo liberal se está derrumbando, además de la presión que ejerce la prensa de derecha y  los incrédulos que los siguen, para adherir silenciosamente al fenómeno del populismo de ultra derecha, respecto de lo cual la gente de trabajo es muy permeable. Así lo hicieron muchos de quienes votaron por Donald Trump, y que hoy se arrepienten. Son los mismos que tendrán que lamentarse cuando más de 14 millones de ellos que tenían un seguro en salud, sean expulsados de la salud por razones de economía y lanzados a los tiburones de la salud privada. Es exactamente lo que ocurrirá en Chile, si la gente relaciona que votar por Piñera, es una forma de castigo a la coalición de la Nueva Mayoría, será un trágico error. No son cosas equivalentes, el costo de hacer lo primero será atroz para los más pobres,  y si no somos capaces de armar una opción viable, aún cuando no sea perfecta, como diría un creyente, Dios nos pille confesados por no saber separar el trigo de la paja.

 

Mario Briones R.

 

DEBES ESTAR REGISTRADO PARA HACER COMENTARIOS

REGISTRATE AQUÍ