Viernes, 20 de Octubre 2017
Mensaje
  • EU e-Privacy Directive

    This website uses cookies to manage authentication, navigation, and other functions. By using our website, you agree that we can place these types of cookies on your device.

    View e-Privacy Directive Documents

    You have declined cookies. This decision can be reversed.

Donald Trump, la conexión secreta con los multimillonarios y la ultra derecha

Publicado el 11 Mayo 2017
Escrito por Mario Briones

Si usted es de los que se han preguntado y sigue preguntándose, cómo fue posible que en Estados Unidos haya podido elegir un presidente como Donald J. Trump, o le parece extraña la amistad entre Trump y Putin de Rusia, considerando que responden a ideologías diametralmente opuestas, lo que veremos les dará una idea. Son los primeros detalles que están empezando salir a la luz y dan cuenta de esas preguntas, además, sirven para entender la abrupta destitución del Director del FBI James B. Comey que investigaba los contacto de D. Trump con Rusia, además de la destitución de Sally Yates y Preet Bharara, todos agentes investigadores del FBI. Lo que estamos observando en los hechos es la construcción de un supra gobierno mundial secreto, de tipo autoritario, operado por poderosos multimillonarios mundiales conectados a través, o con Donald Trump, quien dio una señal de estar decidido a todo para silenciar  la verdad, destituyendo al Director del FBI.

 

 

Existen importantes organismos, como el M16, el Servicio de Inteligencia Secreto Británico, la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos, el Government Communications Headquarters, más conocido como GCHQ, otro de los servicios de inteligencia del Reino Unido, algunos con roles activos y otros emitiendo advertencias sobre el peligro que existe respecto de cómo corromper las democracias, por la actividad que realizan empresas de multimillonarios hombres como Robert Mercer el poderosísimo hombre al frente del fondo de inversión Renaissance Technologies, que usa métodos matemáticos sofisticados para tomar sus decisiones de negocios, y cuya chequera respaldó a Donald Trump en las elecciones de Estados Unidos.

 

Los nombres han surgido de la investigación realizada por la periodista británica Carole Cadwalladr, publicada el Domingo 7 de Mayo de 2017 en “The Guardian”, y son varias las empresas que se mencionan en la investigación, entre ellas, el Grupo SCL, Cambridge Analytica, AggregateIQ., y personas como Steve Bannon, Alexander Nix, Christopher Wylie, ASI Ciencia Datos, Nigel Farage, etc, y por supuesto Donald Trump. El detalla del cruzamiento de personajes y empresas,  le permite decir, entre otras conclusiones que “la compañía que ayudó a Trump a alcanzar el poder, en primer lugar se ha adjudicado contratos en el Pentágono y el Departamento de Estado. Su ex vicepresidente Steve Bannon ahora se sienta en la Casa Blanca. También se informó de estar  en las discusiones para “trabajar en seguridad nacional y militar”.

 

Lo que está ocurriendo ha creado una gran tormenta política en Estados Unidos de enorme gravedad e insospechadas consecuencias, porque pone en serio cuestionamiento la existencia de una real democracia en ese país, como puede haber ocurrido con la elección de Trump, e incluso interviniendo en Europa en el Brexit, y en la reciente elección de Francia. La gravedad para manipular la decisión de la población en Gran Bretaña para salir de la UE, el Brexit, es parte de lo denunciado.  Señala “The Observer”,  una operación global de sombras que implica grandes volúmenes de datos, amigos multimillonarios de Trump y las fuerzas dispares de la campaña dejaron que influyera en el resultado del referéndum de la UE. Mientras Gran Bretaña se dirige nuevamente a las urnas, es o sigue siendo nuestro proceso electoral apto para el propósito?”  Es la pregunta que se hace la prensa.

 

Otra advertencia provino del M16, “La conectividad que es el corazón de la globalización puede ser explotada por los estados con intenciones hostiles para promover sus objetivos. [...] Los riesgos que están en juego son profundos y representan una amenaza fundamental para nuestra soberanía.”  Alex Younger, Jefe del Servicio Secreto británico (MI6), diciembre 2016.

 

El artículo publicado por Cadwalladr se refiere a que en Junio del 2013, Sophie Schmidt  hija de Eric Schmidt, el que era presidente de Google visitaba Londres y tuvo una entrevista con Alexander Nix,  el presidente ejecutivo de SCL Elecciones, que  luego fue comprada por Robert Mercer, un secreto multimillonario con un fondo de cobertura, quién rebautizo la empresa como Cambridge Analytica, firma de análisis de datos que han jugado un papel muy importante en las campañas de Trump y Brexit. Era una firma que trabaja en “guerra psicológica”, con los mismos métodos que usan los militares para intervenir en la población y hacer el cambio de sentimiento. Sophie dio la clave para subir de nivel, diciendo lo que necesitan para entrar en los datos (recopilación masiva de datos) para lo cual sugirió que debía conocer la empresa Palantir, de propiedad de Peter Thiel, el multimillonario co-fundador de eBay, y PayPal, que se convirtió en primer partidario vocero en Silicon Valley de Trump.

 

Sophie Schmidt ahora trabaja para otra megafirm  en Silicon Valley: Uber. Y lo que está claro es que el poder y el dominio de Silicon Valley,  Google y Facebook  y un pequeño puñado de otras, están en el centro del cambio tectónico global que estamos presenciando”. Nadie debiera extrañarse de esto, en diversos artículos hemos advertidos anteriormente, en términos generales, de la intervención que estamos sufriendo en nuestros computadores, teléfonos, etc.,  y ahora con los detalles de estas empresas, se confirma lo dicho.

 

“La administración de Trump ligada a Rusia y Gran Bretaña están entrelazadas. Y Cambridge Analytica es el punto de enfoque a través del cual podemos ver todas estas relaciones en juego; También revela un elefante en la habitación, cuando nos lanzamos a una elección general: Gran Bretaña vinculando su futuro a una América que se está rehaciendo, de forma radical y alarmante  por Trump.”

 

Lo que denuncia esta periodista es impactante, sigue, “Hay tres aspectos de esta historia. ¿Cómo se sentaron las bases de un estado de vigilancia autoritaria en los EE.UU. Cómo fue subvertida la democracia británica a través de un plan encubierto, de largo alcance de coordinación permitido por un multimillonario estadounidense. Y cómo nos encontramos en medio de una gran apropiación de tierras para el  poder de  multimillonarios a través de nuestros datos?  Datos que se están acumulando, recolectando y almacenando en silencio.  Quien posee estos datos posee el futuro”. “Robert Mercer y Steve Bannon, el principal ayudante de Trump que ahora es su principal estratega. He encontrado evidencia que sugiere que estaban en una misión estratégica para aplastar a los medios de comunicación y sustituirlo por uno que comprende hechos alternativos, la historia falsa y la propaganda derechista”. Aquí es donde cobra verdadero sentido la beligerancia de Donald Trump y los medios de prensa en Estados Unidos.

 

Mercer es un brillante científico computacional, un pionero avanzado en inteligencia artificial y el co-propietario de uno de los fondos de cobertura de más éxito en el planeta (con un rendimiento anual que desafía la gravedad 71,8%). Y descubrí, él es también un buen amigo de Nigel Farage. Andy Wigmore, salió de director de comunicaciones de la EU, me dijo que fue Mercer que había dirigido su compañía, Cambridge Analytica, para “ayudar” e irse de la campaña. El segundo artículo desencadenó dos investigaciones, que son a la vez una continuación: Una por la Oficina del Comisionado de Información dentro del posible uso ilegal de los datos y una segunda por la Comisión Electoral que se “centró en si una o más donaciones - incluyendo servicios - aceptado por dejar la EU era 'inadmisible'”.

 

“SCL / Cambridge Analytica no era un arranque creado por un par de tipos con un Mac PowerBook. Es efectivamente parte de las autoridades de defensa británica. Y  ahora, también, de las autoridades de defensa de Estados Unidos. Un ex oficial al mando del centro de operaciones del Cuerpo de Marines de EE.UU., Chris Naler, ha incorporado recientemente a Lota Mundial, socio del grupo SCL. Esto no es sólo una historia de la psicología social y análisis de datos. Tiene que ser entendido en términos de un contratista militar utilizando estrategias militares contra la población civil.” Steve Bannon, ex vicepresidente de Cambridge Analytica, ahora un asesor clave de Donald Tump.

 

Fue a partir de Facebook que Cambridge Analytica obtuvo su vasto conjunto de datos en primer lugar, porque a través de los clic que realiza la gente en  “me gusta”, van determinando los perfiles psicológicos de la gente y  con toda la  información, las direcciones de las personas, sus números de teléfono y correo electrónico, elaboran los mensajes individuales con lo cual encuentran “la clave”, que lleva a los factores emocionales desencadenantes para cada votante individual. “Cambridge Analytica trabajó en campañas en varios estados clave para un comité de acción política republicana”  Su objetivo principal, según un memorando que ha visto “The Observer”, era la “desconexión de votantes” y “persuadir a los votantes demócratas a quedarse en casa”: una táctica profundamente inquietante. Previamente se ha afirmado que las tácticas de extinción se utilizaron en la campaña, pero este documento proporciona la primera evidencia real.

 

Señala la periodista británica C. Cadwalladr, “Tamsin Shaw, profesor asociado de filosofía en la Universidad de Nueva York, me ayuda a entender el contexto. Ella ha investigado la financiación y el uso de la investigación psicológica para su uso en torturas de los militares estadounidenses. “La capacidad de esta ciencia que se utiliza para manipular las emociones está muy bien establecida. Esta es la tecnología militar financiada que ha sido aprovechada por una plutocracia mundial y está siendo utilizado para influir en las elecciones de manera que las personas no pueden ni ver, ni se dan cuenta que les está pasando “, dice ella. “Se trata de explotar fenómenos existentes como el nacionalismo y luego usarlo para manipular a la gente en los márgenes. Para tener tantos datos en manos de un grupo de plutócratas internacionales para hacer con él lo que quieran es absolutamente escalofriante”. Como se habrán dado cuenta, esta información no figura en la prensa oficial ni en la TV.

 

Está llegando la hora de pensar seriamente en abandonar Facebook, Google y otros, porque se están convirtiendo en medios perversos que venden al mejor postor, todos los datos que UD., publica en las redes sociales, y que ofrecen  gratuitamente para hacer los perfiles de cada persona y personalizar los mensajes que gatillan aspectos emocionales de las personas, para permeabilizar el mensaje particular de cada persona y someterla a los objetivos de la ultra derecha, y de los multimillonarios organizados por Donald Trump, convirtiendo a las personas en pollos enjaulados para ser sacrificados.

 

No tengo más espacio para incluir más detalles. Para quienes tengan interés en conocer los detalles escabrosos de lo investigado por la periodista, Carole Cadwalladr, les dejo el link para que lean todo el artículo.

https://www.theguardian.com/technology/2017/may/07/the-great-british-brexit-robbery-hijacked-democracy

 

Mario Briones R

DEBES ESTAR REGISTRADO PARA HACER COMENTARIOS

REGISTRATE AQUÍ