Viernes, 20 de Octubre 2017
Mensaje
  • EU e-Privacy Directive

    This website uses cookies to manage authentication, navigation, and other functions. By using our website, you agree that we can place these types of cookies on your device.

    View e-Privacy Directive Documents

    You have declined cookies. This decision can be reversed.

Patricia de los Ríos: “Mis papás se fueron de luna de miel con Pablo Neruda y Delia del Carril, desde México a Europa”

Publicado el 12 Marzo 2017
Escrito por Mario Casasús

Ciudad de México.- En entrevista con Clarín.cl la doctora Patricia de los Ríos (1953), recuerda la amistad de su padre, Enrique de los Ríos Lavín, y el poeta Neftalí Reyes: “Neruda nunca me comentó que fue el casamentero de mis papás, pero era evidente, tengo un ejemplar de Estravagario con la dedicatoria: ‘Para Enrique, Eladia y Patricia de su pariente que los abraza. PN, 1961’, y en la dedicatoria de Residencia en la tierra escribió: ‘Isla Negra, 1966. Para mi sobrina Patricia, para que vuelva siempre a Chile. PN’”. Enrique de los Ríos era el mecenas de Neruda en México, firmó como testigo en la boda del diplomático Neftalí Reyes y la pintora Delia del Carril, los llevó en automóvil a Guatemala y Nueva York, el ingeniero agrónomo chileno defendió a Neruda de la agresión de los nazis en Cuernavaca (1941), integró la comisión editora del Canto general (1950), y durante un cuarto de siglo resguardó los veintitantos ejemplares sobrantes de la edición de lujo, numerada y firmada por Pablo Neruda, David Alfaro Siqueiros y Diego Rivera.

 

 

MC.- Patricia, conversando con tu hermana me enteré que tu tío Alfredo llegó a México antes que Enrique, ¿cuándo llegaron los hermanos De los Ríos Lavín a nuestro país?

PR.- Vinieron a México dos hermanos de mi papá, el primero en llegar fue mi tío Alfredo, después llegó mi papá y al último mi tío Augusto. Mi tío Alfredo fue piloto aviador, murió en un accidente aéreo en la selva brasileña en 1948, tengo todos los reportajes del accidente porque fue un piloto importante, pretendía llegar a Tierra del fuego, pero su avión era muy pequeño, mi tío fue fundador de la aviación mexicana, no sé si aprendió a pilotar aviones en Chile o en México. Después llegaron mi papá con su hermano Augusto, pero no vinieron juntos. Mi papá era rubio, de ojos azules, por lo tanto no podía ejercer la profesión de ingeniero agrónomo en el campo mexicano en plena época posrevolucionaria, evidentemente era difícil para un güerito extranjero trabajar con los campesinos, se pudo dedicar a la tierra 20 años después cuando compró un terreno en Cuernavaca para instalar un vivero, su pasión eran las plantas, cultivaba orquídeas. Lo primero que hizo mi papá en México fue vender discos de RCA Records, luego abrió La Casa de los Ríos, una tienda de electrodomésticos, el negocio estuvo en la calle de Argentina 21-C, su hermano trabajaba en la tienda, mi tío Augusto murió por una enfermedad en la década de 1940 y mi papá siguió con el negocio.

 

MC.- Tu papá frecuentaba a la comunidad chilena en México desde la década de 1920, ¿quién lo presentó con Pablo Neruda en 1940?

PR.- No creo que necesitara que lo presentaran con Neruda, los chilenos en México eran media docena, años después ya no eran poquitos por el exilio de la dictadura. Mi papá fue el creador y presidente del Centro Chileno en México, siempre estuvo cerca de la embajada de Chile, mi papá nunca dejó de ser chileno. Por sus amigos chilenos conoció a Gabriela Mistral en México y al cónsul Pablo Neruda.

 

MC.- ¿De inmediato comenzaron a viajar Enrique de los Ríos y Pablo Neruda por México?, ¿tienes algún indicio de su primer viaje a Morelos en 1940?

PR.- No puedo asegurarlo, muchos años después –influenciado por los viajes con Neruda- mi papá compró un terreno en Cuernavaca y construyó una casa maravillosa, es posible que sí vinieran a Morelos durante el primer año de Neruda en México, porque Cuernavaca está a lado del Distrito Federal y la carretera era de las mejorcitas en todo el país, siempre han cuidado la carretera de México a Cuernavaca para llegar al puerto de Acapulco. Neruda arribó a México en agosto de 1940 y no sería raro que visitaran Cuernavaca ese año.

 

MC.- Enrique de los Ríos acompañó a tu papá a Cuernavaca en diciembre de 1941, mientras comían en el Hotel Parque Amatlán fueron agredidos por un grupo de nazis. ¿Conservas algún recorte de la prensa que mencione a tu papá en Cuernavaca?, ¿qué comentó en familia sobre la golpiza de los nazis?

PR.- Mi papá era un hombre extremadamente discreto, todos sabíamos que era amigo de Neruda. Poli Délano cuenta que su mamá y Delia del Carril andaban repartiendo golpes y sillazos en Cuernavaca, es posible que Luis Enrique Délano también, porque era joven y se ve muy fuerte en las fotos, pero se supone que mi papá se lanzó contra los nazis a repartir golpes, era un gran deportista y estaba relativamente joven en 1941; recuerdo una anécdota: en un  mercado desarmó a dos personas que peleaban con armas blancas, mi papá imponía respeto por su fortaleza, cuando era niña fuimos a una comida cerca de Xochimilco y de repente los empleados de la tienda de mi papá comenzaron a pelearse a botellazos, mi papá no perdió la calma, México siempre ha sido un país violento. Lo que se cuenta en la familia, no es porque mi papá anduviera presumiendo, viene por el relato de los exiliados españoles y efectivamente estuvo Julio Fuenzalida en Cuernavaca. El incidente tenía que ver con el momento político de la guerra, Neruda había estado actuando por la libre, porque el gobierno de Chile tenía una política conservadora frente al nazismo.

MC.- Tu papá viajó con Neruda a Guatemala y Nueva York, en automóvil, ¿qué tipo de documentos conservas de las tres expediciones?

PR.- Tengo el pasaporte de mi papá, puedo ubicar las fechas exactas cuando cruzaron la frontera en Chiapas, la primera vez que visitaron Guatemala fue en junio de 1941, tengo una foto del presidente Jorge Ubico dedicada a Neruda, creo que Ubico pidió verlo; el segundo viaje a Guatemala fue en abril de 1950, en el automóvil iban mis papás, Neruda y Matilde Urrutia, ella cuidaba a Neruda por la flebitis, Matilde se hizo amiga de Delia y de mis papás; mi mamá llegó a Oaxaca, no cruzó la frontera porque tenía que trabajar, ellos siguieron hasta Guatemala, en sus memorias Matilde alega que quiere visitar a unos amigos en Guatemala, pero seguramente ya tenía una relación con Neruda. También tengo la invitación al recital de Neruda en el Madison Square Garden, cuando mi papá llevó a Neruda y Delia del Carril a Estados Unidos (en febrero de 1943); mi hermana dice que la señora Eleanor Roosevelt tenía un departamento en Nueva York y le ofreció a Neruda un té con sus amistades para evitar el rechazo de los sectores conservadores de Estados Unidos, la señora Roosevelt era muy política, incluso era más de izquierda que su marido, mi hermana es 10 años mayor que yo y cuenta lo que le dijo mi papá, sería interesante rastrear la invitación de la señora Roosevelt.

 

MC.- Tu papá fue testigo de la boda de Neruda y Delia del Carril en Tetecala, Morelos, ¿por qué se realizó la boda en un pueblito tan escondido?

PR.- Por lo que tú cuentas en realidad, México era el paraíso de los divorcios, siempre ha sido un país donde las cosas se pueden arreglar de muchas maneras. Al parecer la ley de Morelos permitía divorciarse sin que estuviera presente el otro cónyuge, tan es así que después viene todo el pleito legal promovido por el dictador González Videla, cuando acusó a Neruda de “bigamia” y utiliza a la otra mujer, evidentemente Maruca Hagenaar debió tener muchas cosas contra Neruda con justa razón. ¿Por qué en Tetecala?, porque la ley de Morelos lo permitía, Neruda tenía muchos amigos en México, incluso políticos y abogados, alguien debió aconsejarlo. Neruda fue testigo de la boda de mis papás, pero yo no sabía que mi papá fue testigo de la boda de Neruda en Tetecala, hasta que viajé a Chile en 2015 y compré una biografía de Delia del Carril, ahora con tu libro conocí el acta de matrimonio de Neruda y vi la firma de mi papá.

 

MC.- ¿Conservas alguna fotografía de la ceremonia civil de Neruda en Morelos?

PR.- No he visto ninguna, revisé los negativos de mi papá, tengo fotos de Neruda conmigo cuando era una niña -de 3 años y de 12 años- en Isla Negra, en los viajes a Chile nos alojamos en su casa de Isla Negra; es curioso cuando lo visité en París, no tomé fotos –no soy fotógrafa profesional, pero estudié fotografía-, en primer lugar: no se acostumbraba tomar tantas fotos como ahora con las selfies, y en segundo lugar: era una relación tan cercana que a pesar de que Neruda ganó el Premio Nobel no se me ocurrió tomarme una foto con él, cuando visité a Neruda en París era algo íntimo, familiar. Incluso, los libros que están autografiados por Neruda fueron por su iniciativa, tomaba los libros de nuestra biblioteca y él dedicaba los libros, por eso tienen fechas diferentes, nosotros no le pedimos los autógrafos a Neruda. Voy a buscar la foto de la boda en Tetecala, te avisaré si la encuentro, tengo más fotos de Neruda, hay una muy interesante: están Delia del Carril, Matilde Urrutia y Pablo Neruda vestido de huaso.

MC.- ¿Sobrevive el epistolario entre Enrique de los Ríos y Pablo Neruda?, ¿cuántas cartas o tarjetas postales tienes firmadas por Neruda?

PR.- Debo tener 3 o 4 tarjetas, en una tarjeta están Pablo y Delia en Isla Negra y arriba escribieron: “Puro Chile tu cielo azulado” y abajo se borró la firma, porque el papel fotográfico se come la tinta. Las otras son tarjetas enviadas desde Moscú y de un lugar que no recuerdo y una carta escrita por Neruda.

 

MC.- ¿Y las cartas de Matilde Urrutia están relacionadas con los ejemplares del Canto general que resguardaba tu papá en México?

PR.- En la primera carta, Matilde contestó el pésame que le enviaron mis papás por la muerte de Neruda. Cuando Delia y Pablo se separan sus amigos crearon bandos, hay gente que nunca le habló a Neruda, mi papá era un gran amigo de Neruda pero no era su incondicional, siguió siendo amigo de Delia del Carril. Matilde andaba circulando como cantante en México, mi papá no conoció a Matilde por Neruda, ella consideraba que mi papá también era su amigo, a diferencia de muchas personas que no le perdonaron a Neruda su separación con Delia. Las cartas de Matilde efectivamente abordan el destino del Canto general, pero cuando ella regresó a México para retirar los ejemplares del Canto general no se enteró nadie, Matilde habló con mi mamá, le apartó el hotel y yo fui por ella al aeropuerto, era una relación muy cercana con mi familia.  

 

MC.- Neruda presentó a tus papás en México, ¿el poeta hizo referencias a su papel de Cupido?

PR.- No lo decía, pero se sobreentendía, en el sentido de que se fueron juntos de luna de miel con Neruda y Delia, seguramente el viaje a Europa –lo dice Cardoza y Aragón- lo pagó mi papá, ten en cuenta que Neruda recibía regalías por sus libros, pero lo habían desaforado, no tenía sueldo de senador, llevaba un año escapando de la orden de captura y en México estuvo enfermo, tengo la sospecha de que mi papá pagó el viaje por Europa, no tengo pruebas documentales de que mi papá pagó los pasajes del barco para Neruda y Delia (zarparon de México con destino a Europa el 24 de junio de 1950). Mi mamá fue secretaria de Neruda mientras estuvo enfermo en México, cuando mi mamá conoce a mi papá, seguramente Neruda le dijo: “Enrique, mira a esta hermosura de refugiada española”, mis papás decidieron salir de luna de miel con sus amigos, Neruda y Delia se quedaron en París y mis padres siguieron su viaje por Europa. Neruda nunca me comentó que fue el casamentero de mis papás, pero era evidente, tengo un ejemplar de Estravagario con la dedicatoria: “Para Enrique, Eladia y Patricia de su pariente que los abraza. PN, 1961”, y en la dedicatoria de Residencia en la tierra escribió: “Isla Negra, 1966. Para mi sobrina Patricia, para que vuelva siempre a Chile. PN”.

 

MC.- Neruda regresó a México por última vez en 1966, ¿tus papás lo acompañaron a La Tallera de Cuernavaca?

PR.- No sé, no creo porque todo había cambiado. Salvador Ocampo era el concuño de David Alfaro Siqueiros, estaba casado con Angélica Arenal, su hermana Bertha Arenal contrajo nupcias con Salvador Ocampo. Bertita y Salvador eran muy amigos de mis papás, yo vi a Siqueiros pararse para saludar a mi papá, también eran amigos. No sé si mis papás fueron a Cuernavaca cuando Neruda ya no necesitaba que alguien lo llevara en automóvil. En 1966 yo tenía 13 años, y si mis papás hubieran ido al taller de Siqueiros yo lo recordaría, porque siempre iba con ellos a todos lados.

 

MC.- ¿Cuándo vieron tus papás por última vez a Neruda?

PR.- En la ciudad de México en 1966, tengo que revisar un viaje que hizo mi papá a Chile en 1971, mi papá siempre regresaba a su país para votar, como buen chileno. No sé si vio a Neruda, tendría que revisar cuándo lo nombraron embajador (Neruda abordó el avión con destino a París el 2 de marzo de 1971), si no coincidieron, entonces lo vio por última vez en México, tengo que ver el pasaporte de mi papá.

 

MC.- Finalmente, ¿cuándo construyó tu papá su casa en Cuernavaca?, ¿Neruda se alojó en la casa del barrio de San Antón?

PR.- Cuando Neruda regresó a México, en 1949, mi papá está finalizando la construcción de la casa de Cuernavaca, yo creo que Neruda sí conoció la casa, hay muchos testimonios y fotografías de los personajes que llegaron a la casa de mi papá durante 10 años, la vendió en 1960, pero desde 1949 medio mundo pasó por ahí, por ejemplo: Alfonso Reyes y Sarita Montiel, tengo fotos de Juan Marinello en la casa de Cuernavaca, no encontré ninguna foto de Neruda en Cuernavaca, aunque pienso que alguna foto de Neruda junto a los refugiados españoles podría ser en la casa de Cuernavaca, tengo que revisar, me falta mucho por revisar en el archivo de mis papás.