Mensaje
  • EU e-Privacy Directive

    This website uses cookies to manage authentication, navigation, and other functions. By using our website, you agree that we can place these types of cookies on your device.

    View e-Privacy Directive Documents

    You have declined cookies. This decision can be reversed.

Artículos

El último secreto de Colonia dignidad: la desaparición de Boris Weisfeiler Bernstein

Publicado el 08 Agosto 2015
Escrito por Colaboradores

Colonia Dignidad se creó en el año 1961, de la mano de Paul Schäfer,  un enfermero del ejército alemán que participó en la Segunda Guerra Mundial y que llegó a Chile huyendo de acusaciones por abuso sexual  que la justicia alemana había abierto en contra de él.

 

 

Hacia 1966, la Sociedad Benefactora y Educacional Dignidad contaba con más de 230 personas. Ese mismo año, los colonos compran el fundo El Lavadero, ubicado a las orillas del estero del mismo nombre y del río Perquilauquén, cerca de Castillo, una localidad al interior de Parral, región del Maule en Chile. Posteriormente, el fundo comienza a ser conocido como Villa Baviera, y empieza lentamente a separarse del ritmo normal del país.

 

Durante los años '70 y principios de los '80, la colonia se empeña en proyectar al exterior una imagen de armonía, trabajo mancomunado y orden. Sin embargo, a mediados de los '80, un alemán que escapó de la colonia, viajó a Alemania Occidental, donde relató ante las autoridades los abusos y el régimen autoritario a que eran sometidos los habitantes del lugar y a pesar de que ese país comienza a presionar a la dictadura de Pinochet para que se investiguen las denuncias y se aclaren los hechos, nunca se obtuvo ningún resultado.

 

El 4 de enero de 1985 un ciudadano ruso-norteamericano, Boris Weisfeiler, que recorría el sur de Chile como turista, desaparece sin dejar rastro en las cercanías de Colonia Dignidad, en la confluencia de los ríos Ñuble y Los Sauces, en la Octava Región. Quince días después, sus pertenencias aparecen en la orilla de estos ríos y el juez del caso tras infructuosos rastreos, supone la muerte del hombre por ahogamiento accidental.

 

Ese es hilo conductor del libro “El último secreto de Colonia Dignidad” escrito por el periodista Carlos Basso Prieto y publicado por editorial Mare Nostrum el año 2002.

 

Carlos Basso es periodista y licenciado en Comunicación Social, titulado en la Universidad de Concepción (Chile), donde hoy es profesor de Periodismo de Investigación. También ha dictado cátedras sobre periodismo policial, análisis de medios y actualidad.

 

Su labor periodística la ha desempeñado en diarios como Hora 12 y Crónica, entre otros y actualmente colabora con diversas publicaciones chilenas, además de ser director del proyecto de Investigación Periodística DocumentoMedia, que efectúa reportajes de formato extendido a partir de documentación desclasificada y/o filtrada.

 

En el ámbito de publicaciones, es autor de los libros de investigación periodística “América Nazi”, en coautoría con el periodista argentino Jorge Camarasa (2011 y 2014), “La CIA en Chile” (2013), “Las crónicas del 27/F” (2012), “El último secreto de Colonia de Dignidad” (2002), “De Sarajevo a Nueva York” (2001) y “Los enigmas del caso Matute Johns”, en coautoría con Pablo Torres (2001). Además de ello, ha escrito dos novelas.

 

En sus inicios, Basso fue reportero policial, frente que cubrió durante varios años, especializándose posteriormente en materias como narcotráfico, Derechos Humanos y documentación desclasificada. Tres de los libros que ha escrito han sido construidos justamente a partir de documentación desclasificada por organismos de estado e inteligencia de Chile, Estados Unidos, Reino Unido y Alemania.

 

Hasta ahora, Olga Weisfeiler que en ese entonces vivía en Rusia, no ha dejado de indagar la suerte de su hermano, viajando en reiteradas ocasiones a Chile para enterarse personalmente de la marcha de la investigación. El 3 de enero de 2000 se inició la investigación del caso, días antes de que prescribiera según la legislación chilena.

 

Según la hermana, Boris habría sido detenido por militares llevado y dejado en Colonia Dignidad. ¿Por qué? ¿Porque estaba en el momento equivocado, en el lugar equivocado y con el pasaporte equivocado? son algunas de las preguntas sin respuestas que se hace la hermana del matemático desaparecido.

 

Boris era una persona muy querida. Hasta hoy, cada mes de abril, fecha de su cumpleaños, sus amigos y colegas del Instituto de Estudios Avanzados de la prestigiosa Universidad de Princeton, donde Weisfeiler era académico realizan una comida en su recuerdo.

 

Este libro, tiene el valor de mantener en el conocimiento público la insólita desaparición de Weisfeiler, que es prácticamente ignorada en Chile.

 

Una primera ayuda recibió Olga el año 2000 con la desclasificación de documentos secretos que hizo el Gobierno de Estados Unidos, varios de los cuales incluían testimonios acerca de las extrañas circunstancias de la desaparición de su hermano.

 

En cambio el caso Boris Weisfeiler permanece, hasta hoy, prácticamente ignorado por los chilenos. A fin de despertar la conciencia nacional e informarse en forma oficial de lo acontecido con su hermano, Olga ha viajado varias veces a Chile y días antes de que el crimen prescribiera en Chile logró que se reabriera la investigación.

 

A pesar de que la información que se tiene sobre esta desaparición es muy confusa, Olga tiene la esperanza de que su hermano esté vivo al interior de Colonia Dignidad. Porque para ella, él nunca se ha ido de allí.  

 

Esta documentado que al menos, 112 personas desaparecieron al interior del predio de Colonia Dignidad ¿Boris Weisfeiler, será uno de ellos? Sólo se tendrá la certeza cuando conozcamos el destino de quienes hoy están en las listas de detenidos desaparecidos y cuyo rastro, se perdió en los contrafuertes de la precordillera de la Séptima Región.

 

 

 

 

 

Web Soft