Miércoles, 13 de Diciembre 2017
Mensaje
  • EU e-Privacy Directive

    This website uses cookies to manage authentication, navigation, and other functions. By using our website, you agree that we can place these types of cookies on your device.

    View e-Privacy Directive Documents

    You have declined cookies. This decision can be reversed.

La mirada de Lea Kleiner hacia la pampa salitrera

Publicado el 04 Agosto 2017
Escrito por Loreto Soler

El taller de cuarela Lea Kleiner -dirigido por la maestra radicada en Chile desde 1939, junto a Inge Schöbitz y Luz Maria Villarroel exponen en el Centro Cultural Las Condes su último trabajo artístico como es la exposición PAMPA SALITRERA. NUESTRA MIRADA que se presenta entre el 4 y el 27 de agosto del presente año.

 

 

Se trata de un proyecto en que las 25 mujeres participantes del taller, se trasladan en conjunto para registrar bajo esta técnica los lugares designados como Patrimonio de la Humanidad situados en Chile.

 

El proyecto tiene como objetivo, la puesta en valor y enseñanza que ofrece la técnica de la acuarela como expresión artística en la pintura contemporánea, junto con la divulgación de los espacios de patrimonio de la humanidad de nuestro país.

 

Ya lo habían hecho antes con Valparaíso y ahora es el turno de las oficinas salitreras Humberstone y Santa Laura.

 

Así, la muestra se constituye como un desafío si consideramos que la acuarela, una de las técnicas más complejas de la pintura, es tan instantánea como la fotografía. Sólo bastan algunos minutos para que se seque y no admita correcciones posteriores. Eso, además de los largos meses de trabajo, que parten con los estudios en terreno y la investigación.

 

Lea Kleiner, al explicar como nació esta idea dice que “A fines del 2011 dimos inicio a un primer proyecto de exposición colectiva e itinerante, en torno a los lugares de Chile declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. El primer viaje fue a Valparaíso y es así como aparecieron las primeras acuarelas que dan cuenta de la mirada de las integrantes de este taller hacia nuestro principal puerto”.

 

Hace dos años dirigieron la mirada a las salitreras Humberstone y Santa Laura, dando curso a este segundo y cautivante proyecto que ahora se exhibe en Las Condes, desde la sutileza y profundidad del colorido de la zona calichera.

 

Las oficinas salitreras configuran un sitio patrimonial que conmueve a todos quienes lo visitan.

 

“Está allí y con pronósticos de larga y saludable vida, en manos de la conciencia colectiva que admira y valora el legado de cada espacio de trabajo, que era esfuerzo y pan diario. Cada vivienda que era un hogar, una familia, es un sueño que debe cautelarse y hacer perdurar por siempre”, explica Kleiner.

 

A 47 kilómetros de Iquique, Chile, por una carretera en línea recta y rodeada de los colores del desierto, se encuentra uno de los lugares más importantes de la Era del Salitre, las ex oficinas salitreras, Santiago Humberstone, y Santa Laura.

 

El patrimonio que dejó la industria salitrera es invaluable, ya que da cuenta de un período de esplendor y contrastes que vivió la región entre fines del siglo XIX y comienzos del siglo XX: la mundialización del salitre que convirtió, durante décadas, a toda una franja del Desierto de Atacama en el principal eje económico del país.

 

Durante la Primera Guerra Mundial, Alemania logró producir salitre sintético, lo que determinó la decadencia del nitrato natural.

 

Chile se vio obligado a disminuir su producción y en pocos años se produjo el cierre paulatino de las oficinas salitreras. Asimismo, el impacto de la crisis económica de 1930 puso fin al ciclo salitrero, y con ello, a una forma de vida única en el mundo, el de la pampa calichera.

 

El 16 de enero de 1970, por decreto Nro. 370 del Ministerio de Educación, de Chile, Santiago Humberstone, y Santa Laura fueron declaradas monumentos nacionales, y desde el 17 de julio de 2005, son Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO y están incluidas en la Lista de Patrimonios de la Humanidad en peligro.

 

En esta oportunidad exponen  Pelagia Aldunate, María José Alomar, Vivian Berdichewky, María Eugenia Bidegain, Jacqueline Blanchard, Gabriela Britzmann, Mariana Bronfman, Mercedes Calvo, Ana María Cisternas, Gracia Cosmelli, Nella Domjan, Paola Fernandino, Claudia García, Rosita Guzmán, Betsy Horsley, Mercedes Hurtado, Flavia Rebori, Johanna Reifschneider, Marta Viveros, Ute Von Schmieden, Maite Wainer y Érika Yañez.

 

Lea Kleiner Haas (1929, Zagreb, Croacia), pintora, grabadora y fotógrafa. Se radicó en Chile junto a su familia en 1939. Ingresó a la Escuela de Artes Aplicadas de la Universidad de Chile en 1947, recibiéndose como Decoradora de Interiores en 1950. Fue profesora del Departamento de Artes Plásticas de la Universidad de Chile entre 1952 y 1997. Destacó su labor en proyectos destinados a estimular la creación y el estudio de nuevas técnicas. Entre 1960 y 1970, integró el grupo Taller 99 de grabado donde fue discípula de Nemesio Antúnez y Eduardo Vilches.

 

 

La exposición estará abierta a público entre el 4 y el 27 de agosto del presente en las salas de exposición del Centro Cultural de Las Condes (Av. Apoquindo 6570) de martes a domingo entre las 10:30 y las 19:00 horas. La entrada es liberada.

 

 

DEBES ESTAR REGISTRADO PARA HACER COMENTARIOS

REGISTRATE AQUÍ

Artículos Relacionados