Miércoles, 19 de Septiembre 2018
Mensaje
  • EU e-Privacy Directive

    This website uses cookies to manage authentication, navigation, and other functions. By using our website, you agree that we can place these types of cookies on your device.

    View e-Privacy Directive Documents

    You have declined cookies. This decision can be reversed.

Fallece Claude Lanzmann, director de Shoah, filme monumental sobre el exterminio nazi

Publicado el 06 Julio 2018
Escrito por Agencia AFP

El cineasta francés Claude Lanzmann, quien falleció ayer a los 92 años, marcó el siglo XX con Shoah, filme monumental sobre el exterminio de los judíos durante el nazismo que, según el gobierno alemán, permitió una reconciliación.

 

“Todos aquellos que entre nosotros se preguntan cuál fue nuestra responsabilidad en tanto que alemanes, deberían ver Shoah. Gracias a su trabajo de memoria, Claude Lanzmann hizo posible una reconciliación. Y esto perdurará”, indicó en Twitter el ministro de Relaciones Exteriores alemán, Heiko Maas, tras conocerse la muerte del cineasta en su domicilio de París.

El director de este gran documental de 9 horas con 30 minutos de duración, estrenado en 1985, también fue periodista, escritor y director de la prestigiosa revista francesa Les Temps Modernes, fundada por Jean Paul Sartre y Simone de Beauvoir, de quien fue amante.

La muerte no es una evidencia. Yo no defiendo para nada la muerte. Sigo creyendo en la vida. Amo la vida con locura, aunque la mayoría de las veces no sea divertida, expresó Lanzmann recientemente.

El año pasado quedó profundamente afectado por la muerte de su hijo Félix, de 23 años, por un cáncer sin piedad.

Defensor infatigable de la causa de Israel, se reivindicaba como resistente y combatiente en favor de la verdad.

Cuando veo lo que he hecho a lo largo de mi vida, creo que encarné la verdad. Nunca jugué con esto, afirmó Lanzmann.

El deceso de Claude Lanzmann constituye una pérdida enorme para la humanidad, en particular para el pueblo judío, reaccionó el portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores israelí, Emmanuel Nahshon.

Saltos al vacío

En un libro homenaje publicado en Francia el año pasado, el profesor Didier Sicard, antiguo presidente del Comité Consultor Nacional de Ética, estimó que el cineasta había marcado tanto la historia del cine como la del exterminio del pueblo judío, al que le dio la sepultura que le faltaba.

 

Sentía por él una admiración sin límites. Claude era un monstruo sagrado, un gigante de la literatura, reaccionó el ex ministro francés de Cultura, Jack Lang.

Encuentro con Sartre

Lanzmann, nacido el 27 de noviembre de 1925 al norte de París, explicaba en sus memorias La liebre de la Patagonia (2009), cómo se había visto confrontado al antisemitismo desde secundaria. Por cobardía, escribió, no se había defendido de un gran pelirrojo llamado Lévy.

¿Por qué contar este episodio tan poco glorioso? Porque es la verdad. Si no lo hubiese contado, todo lo demás habría quedado falseado.

Quien me curó y me libró de la vergüenza (de ser judío) haciéndome comprender lo que me había sucedido se llama Jean-Paul Sartre, decía.

Este encuentro con el filósofo fue decisivo. Después de la guerra, entró en la redacción de Les Temps Modernes y conoció a Simone de Beauvoir, con quien vivió una apasionada historia de amor durante siete años.

Combatió en la resistencia como comunista y se adhirió con pasión al pensamiento de Sartre, cuyo libro Reflexiones sobre la cuestión judía, se convirtió en la base filosófica de su obra posterior.

Se adhirió a los grandes combates de posguerra, especialmente en favor de la independencia de los países colonizados.

Fue también defensor incondicional de Israel y consideró el antisionismo como una de las máscaras del antisemitismo.

Mostró su apego al Estado hebreo en películas como Por qué Israel y Tsahal.

Su último filme, Les quatre soeurs, se estrenó el miércoles en Francia.

Al resumir su vida en el libro La tumba del divino saltador, Lanzmann escribió: En realidad, me he sumergido toda mi vida no sólo en el mar. Las acciones decisivas que me ha tocado llevar a cabo fueron como inmersiones, saltos al vacío.

Artículos Relacionados