Sábado, 17 de Noviembre 2018
Mensaje
  • EU e-Privacy Directive

    This website uses cookies to manage authentication, navigation, and other functions. By using our website, you agree that we can place these types of cookies on your device.

    View e-Privacy Directive Documents

    You have declined cookies. This decision can be reversed.

La Copa del Mundo 2018, un evento deportivo sin parangón

Publicado el 12 Julio 2018
Escrito por Redacción

El mundo entero se paraliza cada cuatro años y la Copa del Mundo 2018 no está siendo una excepción. Los récords de audiencia están a la orden del día, pese a que las grandes dominadoras de la competición como Brasil y Alemania se han ido a casa antes de lo esperado y que a esta edición han fallado habituales como Italia, cuatro veces campeona del mundo, y Chile, campeona de las dos últimas ediciones de la Copa América. 

 

 

Los números hablan por sí solos. El duelo entre Inglaterra y Colombia reunió a través de la ITV hasta 24 millones de espectadores, mientras que el enfrentamiento entre España y Portugal de la primera fase superó con creces los siete millones dentro del territorio español. Este torneo tiene un aroma especial porque es capaz de reunir en torno al televisor a toda la población de un país, cuando es el turno de su selección e incluso para ver las andanzas del vecino geográfico.

 

El fútbol queda en muchos casos a un lado porque es el amor hacia una patria el que se ve representado a los dos lados del plasma. Con especial devoción se vive en Latinoamérica este campeonato por encima del resto y ahí está el ejemplo de la decepción nacional chilena por su no clasificación, o la tragedia nacional en Argentina por caer en octavos a manos de Francia, que ya está en la final y que en los mercados deportivos para los pronósticos a la Copa del Mundo 2018 aparece como la selección con más opciones de salir ganadora y también de cara a la próxima edición de 2022. Para entonces, puede que el plantel chileno, ahora entrenado por Reinaldo Rueda, olvide su primera ausencia desde 2006. 

 

Muchos jugadores donan las primas

El sentimiento y el fervor del aficionado es equiparable al de los propios jugadores, que reiteran de lo importante que es disputar este campeonato. Palabras que no siempre se lleva el viento. En Francia, la prensa ha puesto en más de una ocasión en duda el compromiso de sus internacionales, sobre todo el de los futbolistas de color y con raíces en las colonias. Sin embargo, el joven Kylian Mbappé ha cerrado cualquier posible duda hacia su figura porque donará la prima que recibirá por disputar la Copa del Mundo 2018. El jugador no cree que deba ser remunerado por representar a su país, un gesto muy común también entre los futbolistas ingleses desde hace más de una década. De hecho, tienen hasta una fundación ‘England Footballers Foundation’, a donde va a parar el dinero para después destinarlo a causas benéficas. 

 

Hablar de la cita mundialista es hacerlo de un evento capaz dejar en un segundo plano los problemas internos para dar paso a la felicidad colectiva. En 2010, España se estrenó en el palmarés y sus ciudadanos olvidaron por un momento de la crisis económica en que andaban sumidos, así como en conflicto territorial entre autonomías e identidades que podría derivar algún día en la independencia de Cataluña o del País Vasco.

Artículos Relacionados