La ciudad de Nueva York aprobó hoy limitar durante un año la emisión de nuevas licencias de vehículos de alquiler con conductor (VTC), como Uber y Lyft, mientras estudia el impacto de este servicio en el sistema de transportes urbano.