Viernes, 28 de Abril 2017

Donald Trump, el Muro con México y la ceremonia de la confusión

Publicado el 29 Noviembre -0001
Escrito por J. Jaime Hernández y David Brooks (La Jornada)

Al presidente electo, Donald Trump, no le ha gustado mucho que los periodistas le hayan sorprendido en la maroma. Tras conocerse los planes de su equipo de transición, para echar mano de una vieja iniciativa de financiamiento de 2006 (conocida como La Ley del Cerco Seguro) para pagar la ampliación del Muro con México, la lectura de muchos resultó inequívoca.

 



Será el contribuyente de EU y no el gobierno de México quien pagará por esta ampliación que Donald Trump utilizó como trampolín de su campaña, para agitar a las bases más extremistas y para lanzarse contra los inmigrantes de origen mexicano.

Y todo ello, con la obsequiosa y obsecuente colaboración del gobierno de Enrique Peña Nieto.

Tras ésta lectura de varios medios de comunicación y analistas, Donald Trump volvía el pasado viernes a la cargada con una entrevista telefónica con The New York Times para aclarar que, en principio, efectivamente será el gobierno de EU quien pagará la ampliación del muro, pero que México se verá obligado a reembolsar el costo de miles de millones de dólares.

¿Y como lo conseguirá?

Pues haciéndole manita de puerco al gobierno mexicano durante la anunciada renegociación del Tratado de Libre Comercio (TLCAN):

El pago por la ampliación del Muro “será parte de la negociación”… “Vamos a conseguir un mucho mejor acuerdo (con México) de un tratado que nunca debería haber sido firmado”, aseguró Trump al Times en alusión a los 50 mil millones de dólares en déficit comercial con su vecino del sur que intentará utilizar para negociar este reembolso.

Por el momento, Donald Trump ha estimado en 8 mil millones de dólares la ampliación de ese Muro. Pero esta cifra es meramente especulativa ya que otros expertos en el área de construcción han calculado que la ampliación propuesta por Trump podría costar hasta 25 mil millones de dólares y requeriría de la contratación de más de 40 mil trabajadores durante cuatro años.

Es decir, el primer y quizá único mandato presidencial de Donald Trump.

Pero, además, el estimado de esta ampliación no contempla el costo del mantenimiento que es de aproximadamente 20 mil millones de dólares al año, si hacemos caso a las estimaciones del Departamento de Seguridad Interna (DHS).

Luego de conocerse que Donald Trump echaría mano de una vieja legislación para requerir al Congreso los fondos que serán necesarios para ampliar el Muro con México, las burlas y las críticas contra un presidente electo, que difícilmente será capaz de mantener todas las promesas que lanzó durante su incendiaria campaña, no se hicieron esperar.

Esta cascada de críticas, obligaron a Trump a disparar desde su cuenta de twitter para arremeter contra los medios de comunicación “deshonestos” por no informar que las obras de ampliación del Muro “serán reembolsados por México”.

A su vez, su portavoz, Sean Spicer, aseguró que el hecho de que el gobierno de México no ponga el dinero para la ampliación, “no significa que no lo vaya a hacer”.

En medio de esta ceremonia de la confusión, muchos hoy se preguntan hasta dónde piensa llevar Donald Trump esta mentira que buscará disfrazar durante la anunciada renegociación del Tratado de Libre Comercio.

Pero, también, cabe la posibilidad de que Trump no esté mintiendo y que, al final, el gobierno de México accederá a todas sus exigencias cuando los deslumbre con sus legendarias “artes de negociación” mientras revisa los nuevos términos de un tratado comercial que hoy es repudiado por millones hacia ambos lados de la frontera.

DEBES ESTAR REGISTRADO PARA HACER COMENTARIOS

REGISTRATE AQUÍ

Artículos Relacionados