Jueves, 13 de Diciembre 2018
Mensaje
  • EU e-Privacy Directive

    This website uses cookies to manage authentication, navigation, and other functions. By using our website, you agree that we can place these types of cookies on your device.

    View e-Privacy Directive Documents

    You have declined cookies. This decision can be reversed.

La sociedad civil de EEUU y Canadá llaman a poner fin a las sanciones contra Venezuela

Publicado el 12 Marzo 2018
Escrito por Alianza por la Justicia Global

Más de 150 líderes laborales, religiosos, académicos y de la sociedad civil en los Estados Unidos y Canadá pidieron a Washington y Ottawa que eliminen las sanciones “ilegales” contra Venezuela y “respalden los esfuerzos de mediación entre el gobierno de Venezuela y los sectores no violentos de la oposición política”.

Los críticos sociales, el profesor Noam Chomsky y el actor Danny Glover encabezaron la distinguida lista de 155 firmantes individuales y organizativos en la carta abierta a los tomadores de decisiones de la política exterior de los gobiernos de Estados Unidos y Canadá. Carta y signatarios en este enlace: AFGJ.org/EndSanctions.

 

 

La carta abierta denuncia que “Las sanciones de Estados Unidos y Canadá representan un uso cínico del poder económico coercitivo para atacar a una nación que ya está lidiando con la hiperinflación y la escasez de productos básicos. Aunque se dice que está en nombre del avance de la democracia y la libertad, las sanciones violan el derecho humano básico a la soberanía del pueblo venezolano, como se describe en las Cartas de la ONU y la OEA”.

Chuck Kaufman, co-coordinador nacional de la Alianza para la Justicia Global, que solicitó firmas para la carta, dijo: “Estados Unidos y Canadá han estado tratando de derrocar al gobierno electo de Venezuela durante casi 20 años. Eso no es legal y no es bueno para venezolanos o norteamericanos. Estas sanciones crueles no perjudican al gobierno, perjudican a los venezolanos, y los que más lastima son los más pobres. Es hora de ponerle el alto”.

Veinticuatro canadienses se unieron a 132 estadounidenses, y una persona y organizaciones mexicanas, del Observatorio de Derechos Humanos de los Pueblos, se unieron para llamar a “los líderes políticos de los Estados Unidos y Canadá a rechazar la retórica sobrecalentada y contribuir a la búsqueda de soluciones reales a los problemas políticos y económicos de Venezuela. Instamos a los gobiernos de los Estados Unidos y Canadá a levantar sus sanciones y apoyar los esfuerzos de mediación”.

Raúl Burbano, de la organización canadiense Common Frontiers, dijo: “Canadá sigue socavando la democracia y el diálogo en Venezuela. En lugar de apoyar los esfuerzos de consolidación de la paz, el gobierno de Trudeau está contribuyendo a la crisis asumiendo un papel principal en el Grupo de Lima y alineándose con países que violan las normas democráticas en sus propios países, como Honduras y Brasil. Esta es una tendencia preocupante”.