Miércoles, 21 de Noviembre 2018
Mensaje
  • EU e-Privacy Directive

    This website uses cookies to manage authentication, navigation, and other functions. By using our website, you agree that we can place these types of cookies on your device.

    View e-Privacy Directive Documents

    You have declined cookies. This decision can be reversed.

Elecciones en EE.UU.: ¿cuáles son las contiendas más reñidas?

Publicado el 03 Noviembre 2018
Escrito por Martha Andrés Román (PL)

Los estadounidenses elegirán el martes venidero a 35 senadores y a los 435 miembros de la Cámara de Representantes, y en medio de esa cantidad de contiendas, algunas generan hoy gran atención a nivel nacional.

 


Muchas encuestas apuntan a que los republicanos tienen casi todas las posibilidades de conservar la mayoría en el Senado, pues aunque en la actualidad el balance de fuerzas en esa instancia es de 51-49, los demócratas deberán defender 10 asientos en estados ganados por el presidente Donald Trump en 2016.

En ese órgano son varias las carreras que despiertan mucho interés, sobre todo unas cinco que se consideran de resultados más impredecibles al estar muy reñidas.

Uno de los escaños que se arriesgan a perder los republicanos está en Arizona, donde la demócrata Kyrsten Sinema y la miembro de la fuerza roja Martha McSally están compitiendo por ganar el puesto del senador Jeff Flake, quien se retirará.

Según el promedio de encuestas del portal Real Clear Politics, Sinema, congresista desde 2012, tiene una muy pequeña ventaja de 0,7 puntos porcentuales (47,5-46,8) sobre la también representante McSally.

En Nevada, el senador republicano Dean Heller encontró una fuerte contrincante en la congresista Jacky Rosen, y el mencionado sitio solo lo ve con una superioridad de un punto (46,3 a 45,3 por ciento), pero los dos sondeos más recientes realizados en el estado dan a la demócrata una ligera superioridad.

Alto interés despierta también el enfrentamiento en Florida entre el senador demócrata Bill Nelson y el actual gobernador, Rick Scott, al punto de que esta semana estuvieron en ese estado tanto el expresidente Barack Obama, para hacer campaña a favor del primero, como Trump, en respaldo al segundo.

Real Clear Politics muestra a Nelson con por delante 47,6 a 45,7 por ciento, y esta contienda en particular se considera clave para cualquier mínima oportunidad que pueda tener la fuerza azul de lograr un éxito en la Cámara Alta.

Al mismo tiempo, el senador demócrata Joe Donnelly está tratando de conservar para el partido su escaño por Indiana, con vistas a lo cual deberá derrotar al candidato de la formación roja Mike Braun, sobre quien tiene una pequeña ventaja de 44 a 42,8 por ciento.

En tanto, en Missouri, la senadora de la formación azul Claire McCaskill aparece en una situación desventajosa con relación al fiscal general del territorio y aspirante del otro partido, Josh Hawley, pues este la supera 47 a 45 por ciento.

La posición de los demócratas parece mucho mejor en la Cámara de Representantes, donde el sitio digital FiveThirtyEight pronostica que tienen 84,8 por ciento de posibilidades de hacerse con la superioridad, luego de dos años de no tener mayoría en ninguna de las dos cámaras de Congreso ni presencia en la Casa Blanca.

En esa instancia, Real Clear Politics estima que son unas 36 las carreras electorales más cerradas, de las cuales cinco corresponden a espacios ocupados ahora por demócratas y 31 por republicanos.

Los primeros deben obtener una ganancia de 23 escaños para lograr el control de ese órgano, y varios sondeos apuntan a que 17 distritos actualmente en poder de los republicanos se inclinan ligera o fuertemente hacia los candidatos demócratas.

Estos asientos se ubican principalmente en áreas suburbanas adineradas, incluyendo media docena de asientos en Nueva Jersey y Pensilvania.

De acuerdo con el diario The New York Times, hay otras 56 posiciones ocupadas por congresistas republicanos que son vulnerables, pues se consideran impredecibles o inclinadas solo ligeramente hacia la derecha.

Muchas se encuentran en suburbios de estados rojos, cerca de ciudades como Dallas, Salt Lake City, Raleigh y Carolina del Norte, o en zonas más rurales del país, y los republicanos deberían ganar casi el 90 por ciento de esos puestos para mantener el control.

Una contienda polémica de la Cámara Baja es la del cuarto distrito de Iowa, en la que el demócrata J.D. Scholten trata de derrotar al controversial representante Steve King, quien pese a tener una pequeña ventaja provoca rechazo incluso entre miembros de su partido por su retórica racista y su apoyo a políticos neonazis en Europa y Canadá.

En el tercer distrito de Kansas, la demócrata Sharice Davids, de origen nativoamericano y miembro de la comunidad LGBT, aparece con grandes posibilidades de desbancar de su puesto al congresista republicano Kevin Yoder.

Al mismo tiempo, en el sexto distrito de Kentucky, la también demócrata Amy McGrath, una veterana de la Infantería de Marina y la primera mujer en volar en una misión de combate para ese cuerpo, está muy próxima en la intención de voto al representante republicano Andy Barr.

Estos son algunos de varios enfrentamientos cerrados en los cuales, además, se aprecia la diversidad de los comicios, que registran más cantidad de aspirantes mujeres, negros, latinos, asiáticos, nativosamericanos o multirraciales que en elecciones previas.

Artículos Relacionados