Domingo, 25 de Junio 2017

Alerta por grave contaminación planta de celulosa CMPC en la Araucanía

Publicado el 12 Mayo 2015
Escrito por Alfredo Seguel

Se trata de la planta de celulosa CMPC en el sector Mininco, al norte de la Región de la Araucanía y que involucra a localidades como Renaico y Collipulli, las cuales se han visto perjudicadas y que están en alerta por graves daños ambientales y de salud pública.

 

 

La planta Mininco CMPC Plywood, del grupo económico Matte, nuevamente salió a la luz pública por un nuevo foco de contaminación el pasado 18 de abril, reconocido por la misma empresa, existiendo expectación en el presente por conocer los niveles de impactos causados a través de diversos estudios que  estarían realizando especialistas de la Policía de Investigaciones y científicos de la Universidad de la Frontera, además de análisis independientes.

 

Los hechos habrían ocurrido por un rebalse en la cancha de riego de trozos de la planta, lo que habría ocurrido debido a que una de las piscinas  estaba “en mantención”, contaminando el estero tijeral, generando una mortandad de peces, malos olores, cambio de textura y color de las aguas, riesgo en napas subterráneas, entre otros.

 

Los hechos de contaminación fueron denunciados por vecinos del sector de Huelehueico y Manzanares, zona Valle que ha recibido los impactos de la planta. A su vez, integrantes de la organización “Salvemos el Río Renaico” viene desde hace rato generando una serie de denuncias, dando a conocer registros sobre daños causados en el estero y el río.

 

Por su parte, la Municipalidad de la comuna de Renaico, a través del alcalde Juan Carlos Reinao, anunció desde abril acciones legales por estos hechos. Al respecto indicó a medios de prensa: “Nosotros tomaremos medidas sobre el tema, realizaremos acciones legales en contra de la empresa que es responsable de este daño, y espero den una explicación, ya que nos podemos enfrentar a un tema serio si es que las napas de agua  se contaminaron”.

 

Asimismo, el “Colectivo Social ¡Salvemos El Río Renaico!” ha liderado una serie de actividades con respecto a las situaciones ya mencionadas desde hace aproximadamente dos años, quienes pretenden que se termine con la contaminación de los afluentes de la zona a causa de esta planta. Durante abril y mayo  se han realizado manifestaciones en repudio y han contado con la participación de decenas de personas.

 

La organización al constatar los hechos, señalaba: “El domingo pasado nos enteramos sobre la triste situación en la que se ha visto envuelto nuestro río, está vez no es producto de la sequía, la contaminación ya es parte de él ¿y quiénes son los responsables?, los mismo de siempre. Tras recorrer el sector afectado -Huelehueico y Manzanares- se descubrieron tres tubos pertenecientes a la planta Playwood -CMPC Minínco- arrojando material aceitoso de color negro -similar al petróleo- provocando la muerte de peces y dejando rastros en el caudal del estero Tijeral -que forma parte del río Renaico”.

 

En el presente, ante los anuncios por parte de la empresa de que se habría limpiado el cauce, nuevamente causó preocupación entre vecinos este 8 de mayo, ya que no se habría establecido dónde se arrojaron las extracciones, por lo que se podría abrir un nuevo foco de contaminación.

La empresa

 

La empresa luego de los hechos, emitió un comunicado público a través de su gerente de asuntos públicos y medio ambiente, Augusto Robert Schwerter, el cual precisaba que lo sucedido habría sido por un “rebalse en la cancha de riego de trozos de la Planta”.

 

“El agua del  circuito de riego, más los excedentes de agua lluvia cayeron hacía el estero Tijeral. Esta situación se produjo debido a que parte de las piscinas acumuladoras de agua se encontraban en mantención. CMPC Maderas  se ha hecho parte de la investigación de lo sucedido, solicitando la revisión de la primera sección del estero Tijeral que muestra evidencia de estancamiento y descomposición de sus agua, así como también se ha puesto a disposición de las autoridades pertinentes”, se anunció.

 

El holding CMPC es controlado por el grupo económico familia Matte, con una fortuna que supera los 11 mil millones de dólares, cuya principal actividad es la concentración de monocultivos de plantaciones de pinos y eucaliptus en más de 750 mil hectáreas de tierras en el centro sur de Chile, con varias plantas contaminantes de celulosas, lugares donde se ha intensificado la crisis hídrica, los niveles de contaminación, pobreza, desempleo, emigración y graves focos incendiarios por las composiciones inflamables de estos árboles, tal como ocurre en localidades “forestales” como: Laja, Lebu, Nacimiento, Ercilla, Collipulli, Purén, Los Sauces, Renaico, Lumaco, entre otros.  

 

Un prontuario

 

La planta presenta un prontuario de contaminación al respecto. El 13 de junio de 2005, provocó el escurrimiento de unos 20 mil litros de petróleo por la quebrada Los Coipos hasta el estero Tijeral, el cual es afluente del río Vergara y a su vez, afluente del río Renaico. La situación terminó afectando a los canales de riego del sector y a más de un centenar de pequeños agricultores. En el 2009, parceleros presentaron una querella criminal por estos hechos en contra de altos ejecutivos de la empresa.

La empresa también fue sancionada por la Corte Suprema en 2010, sentenciándola  a cancelar una multa de 28 millones de pesos por el vertimiento del combustible.

 

Otros hechos de similar características han sido denunciados a causa de la planta de celulosa de Laja. El grupo ecológico Renacer de Laja, ha señalado a fines de marzo e inicios de abril del 2015 los malos olores que provendría desde la planta perteneciente a CMPC, hechos que fueron explicados por la empresa por una “caída del sistema eléctrico”.

 

Asimismo, en la Fiscalía de Yumbel - causa número o700685216-k, desde octubre del 2007, se viene “investigando” una serie de hechos de contaminación por parte de esta planta sin que hayan trascendido resultados, que involucra antecedentes de contaminación por metales pesados, con amplia superación de la norma en una zona industrial como ocurre con el mercurio