Martes, 25 de Julio 2017

Inundaciones sin tregua afectan a la Amazonía peruana

Publicado el 26 Marzo 2017
Escrito por PL

Las inundaciones causadas por las torrenciales lluvias continúan hoy en Perú y en las últimas horas afectaron a la principal ciudad amazónica, Iquitos, mientras se esperan más precipitaciones en los anegados territorios costeros de Piura y Tumbes.

 

 

Varias zonas de Iquitos, en el noreste peruano, fueron anegadas por un fuerte aguacero de dos horas, informaron las autoridades, que temen nuevas precipitaciones.

Con un saldo fatal de 79 muertos, 21 desaparecidos y cuantiosos daños materiales el desastre continuará hasta abril, según los pronósticos meteorológicos acerca de los efectos de las torrenciales lluvias en el norte de la costa peruana y los Andes, con lo cual aumenta el torrente de los ríos, que caen con fuerza sobre la costa.

Entretanto, la situación de las ciudades norteñas de Piura y Tumbes, en el extremo norte, y las más afectadas por las lluvias, se agravó por una tormenta de 10 horas con descargas eléctricas que las convirtió en sendas lagunas.

Ante la grave situación y la previsible continuación de las fuertes precipitaciones, el gobierno regional anunció que habilitará refugios para evacuar a la poblaciones de las zonas más críticas.

El traslado a los damnificados a refugios es urgente por la proliferación de mosquitos en las aguas estancadas y el consiguiente peligro de enfermedades como dengue, zika y otras transmitidas por esos insectos, según la médico Virginia Baffigo, expresidenta del seguro social de salud.

La ciudad de Trujillo, a 570 kilómetros al norte de aquí, trata de mitigar los daños causados por el séptimo torrente de ludo que la inundó en gran parte ayer, siendo posible que el desastre se repita.

En la región de Lima, un nuevo huaico -desembalse de represamiento de escombros caídos en el río Rímac por una avalancha- caído a 40 kilómetros de la capital, bloqueó cuatro kilómetros de la carretera central, vía que fue cerrada y conduce a la región andina central.

La gravedad de los desastres motivó llamados a la ayuda internacional, que ha comenzado a fluir desde la semana pasada, proveniente de países vecinos.

 El mandatario despejó ayer dudas sobre la aceptación de un importante cargamento de mil 500 toneladas de alimentos ofrecido, entre otras donaciones, por Venezuela, y dijo que la asistencia será bienvenida.

De otro lado, el Parlamento Andino, integrado por legisladores de Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú, en una reunión celebrada en Lima, expresó su solidaridad con Perú ante las grandes pérdidas humanas y materiales sufridas y llamó a la comunidad  internacional a ayudar a este país ante la grave situación.