Viernes, 22 de Junio 2018
Mensaje
  • EU e-Privacy Directive

    This website uses cookies to manage authentication, navigation, and other functions. By using our website, you agree that we can place these types of cookies on your device.

    View e-Privacy Directive Documents

    You have declined cookies. This decision can be reversed.

INDH presenta querellas por sustracción de menores durante la dictadura

Publicado el 30 Marzo 2018
Escrito por Colaboradores

En la corte de Apelaciones de Santiago el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) interpuso cuatro querellas criminales en contra de quienes resulten responsables por la desaparición forzosa de niños/as en el periodo 1973 - 1990. Asimismo el Instituto presentó otras 10 denuncias por casos en los que los menores de edad sustraídos se rencontraron con sus familias.

 



Respecto las querellas, se trata de los casos de Ruth Cárdenas cuyos hijos/as fueron dados en adopción de manera ilegal, luego de que ella ingresara al Hospital de Concepción a tratarse una tuberculosis en agosto 1982. Ruth previó las complicaciones que podría traer su padecimiento a sus hijos –un niño de diez y una niña de dos años- por lo que solicitó medidas de protección al Servicio Nacional de Menores (SENAME).

Al intentar recuperar a los niños el SENAME le respondió que debía hablar con una jueza del Juzgado de Menores de Concepción. Las diligencias fueron hechas sin resultados positivos. 

El caso de Jova Jara es similar, dio a luz en el Hospital base de Valdivia en 1978. Pero por su mala situación económica repercutió en que la menor de edad permaneciera en una guardería, desde donde nunca obtuvo noticias de su hija.

A la anterior historia se suma la de Isabel Grandón quien tuvo a su hija en 1980 en el Hospital Barros Luco. Ella observó su nacimiento en condiciones normales, no obstante no la volvió a ver ni siquiera para amamantarla, hasta que a raíz de su insistencia le indicaron que había fallecido. Le entregaron así una urna cerrada, que no pudo ver, y que está inhumada en el Cementerio Metropolitano.

Similar historia le sucedió a Merlín Sanhueza quien denunció la sustracción de sus dos hijos gemelos en el año 1973 desde al Hospital Militar de Santiago, donde nacieron y quedaron en incubadora. Así, trascurrieron 3 semanas, hasta que un médico le comunicó a la madre el fallecimiento de uno de los gemelos, y a la semana siguiente, la muerte del otro menor. Nunca le entregaron el certificado de defunción, ni tampoco sus cuerpos.

Las acciones legales se realizaron tras el INDH recibir diversas denuncias. Todos estos casos se suman a la red de tráfico de menores que investiga el ministro en visita de la Corte de Apelaciones de Santiago, Mario Carroza, quien indaga más de 500 adopciones irregulares por extranjeros durante los mismos años.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Artículos Relacionados