Jueves, 18 de Octubre 2018
Mensaje
  • EU e-Privacy Directive

    This website uses cookies to manage authentication, navigation, and other functions. By using our website, you agree that we can place these types of cookies on your device.

    View e-Privacy Directive Documents

    You have declined cookies. This decision can be reversed.

Memorias latentes: Crímenes con autores que son amnistiados

Publicado el 17 Septiembre 2018
Escrito por Piensa Chile

El doctor Eduardo Alberto González Galeno nació el 5 de julio de 1942 en la ciudad de Antofagasta, siendo el hijo mayor de Carlos González Saavedra y de Marta Galeno Díaz, hoy fallecidos; le siguen sus hermanos Alejandro, casi dos años menor y Nelly, nacida 10 años después.

 

Eduardo y su hermano Alejandro iniciaron sus estudios en el Liceo de Hombres de Antofagasta, pero al trasladarse la familia a Santiago, ambos hermanos ingresaron al Liceo Experimental  Darío Salas, ubicado en la Avenida España, a pocos metros de la casa donde nació Salvador Allende en 1906, según se ha establecido recientemente. La familia González-Galeno residirá por un tiempo en la Población Juan Antonio Rios No. 2, cercana al Hospital J.J. Aguirre y la Escuela de Medicina de la Universidad de Chile, donde ambos hermanos estudiarán y completarán su formación médica. Allí Eduardo conoce a la que llegará a ser su esposa, la doctora Natacha Carrión Osorio.

 

El matrimonio de médicos se trasladará en 1970, año del triunfo de Allende y la Unidad Popular, a la localidad rural del Cunco, donde ambos se embarcarán en la difícil tarea de conseguir los recursos necesarios para levantar un nuevo hospital allí, en reemplazo del viejo y dilapidado caserón carente de las más elementales condiciones sanitarias , que hacía las veces de Hospital; de modo de poder brindar una adecuada atención médica a los habitantes del lugar, con el apoyo de las organizaciones campesinas locales.

 

Al irrumpir brutalmente el golpe y la dictadura, aquellas acciones del matrimonio en beneficio de la comunidad y los pobres del campo, serían calificadas por los agentes de la Dictadura, como formas de entrenamiento subversivo que a Eduardo le significarán ser detenido, torturado y hecho desaparecer, es decir, ser asesinado secretamente.

 

Su esposa, embarazada, fue igualmente detenida y dio a luz un hijo en una celda 

 

Eduardo era detenido y luego hecho desaparecer, mientras la Dra. Carrión, su esposa, embarazada, es enviada a la Cárcel del Buen Pastor, donde debió dar a luz a su primer hijo en el más completo silencio, y con la limitada atención médica y el apoyo que le pudieron suministrar otras prisioneras como ella. Posteriormente la Dra. Carrión será relegada y en 1975 un Consejo de Guerra  dicta contra ella una pena de extrañamiento, la gracias a la ayuda de organismos internacionales, le permitió llegar a Bélgica, país donde residen, hasta el día de hoy, ella y su hijo.

 

Uno de los asesinos de Eduardo fue liberado recientemente por decisión de la Corte Suprema

 

Entre los presos de Punta Peuco recientemente liberados por los jueces prevaricadores de la Corte Suprema, se encuentra Gamaliel Soto Segura (72 años de edad), que había sido condenado por la Corte Suprema en junio del 2012 a 10 años y un día de cárcel, por el secuestro calificado del doctor Eduardo González Galeno, el 14 de Sept. de 1973 en Cunco, Región de la Araucanía.

 

El escueto informe de la Comisión Rettig

 

«El 14 de septiembre de 1973 Eduardo González Galeno de 31 años, Médico del Hospital de Cunco y militante del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) fue detenido en su lugar de trabajo por efectivos de la Fuerza Aérea. Lo aprehendieron junto a su cónyuge, tambien Médico de la misma militancia, siendo trasladados a la Tenencia de Carabineros de Cunco y desde allí en un helicóptero de la Fuerza Aérea a la base de Manquehue. Testigos que declararon ante esta comisión acreditan su presencia en este recinto; sin embargo, las autoridades negaron ante sus familiares su detención. Hasta la fecha Eduardo González permanece desaparecido».

 

Extraído del Informe de la Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación. Santiago, Febrero 1991.

 

Homenaje del Colegio Médico

 

Por fin el Colegio Médico realizó un homenaje, el sábado 8 de septiembre de 2018, al cumplirse 45 años del golpe militar. Fue un acto celebrado frente al Hospital que lleva su nombre, Dr. Eduardo González Galeno, en la localidad de Cunco ciudad precordillerana de la  Novena Región.  Se trató de un acto de Homenaje y de Reconocimiento al Equipo de Salud Rural que trabajó allí entre 1971 y 1973. La actividad fue organizada por el Colegio Médico y su Departamento de Derechos Humanos.

 

Esta es la nota que pudimos ubicar en el sitio del Colegio Médico de Chile:

 

Homenaje del Colegio Médico a 6 integrantes de los Equipos de Salud Rural asesinados durante la dictadura

Cerca de 350 personas que eran parte de las listas de espera de especialidades fueron atendidas este fin de semana en las localidades de Cunco y Puerto Saavedra en la Región de la Araucanía. Con el fin de homenajear la memoria de 6 integrantes de los equipos de salud rural asesinados durante la dictadura cívico militar, el Colegio Médico coordinó un operativo con más de 20 especialistas que recibieron consultas en los hospitales de ambas localidades.

 

Entre los facultativos se encontraban ginecólogos, pediatras, oftalmólogos, salubristas, dermatólogos, otorrinolaringólogos, siquiatras además de administradores públicos y  sicólogos provenientes desde Santiago y Temuco. En ambas actividades, el inicio de las atenciones se realizó luego de una ceremonia Mapuche encabezada por las comunidades locales.

 

“Quisimos realizar un homenaje a los equipos de salud y, específicamente al trabajo con las comunidades rurales y más vulnerables, en memoria de los 6 representantes de estos equipos que murieron el año 1973. Por esa razón, decidimos realizar un completo operativo para contribuir con la disminución de las listas de espera”, comentó el Vicepresidente del Colegio Médico, Dr. Patricio Meza, quién encabezará la comitiva.

 

El primero de los operativos se desarrolló el sábado en el hospital Eduardo González Galeno de Cunco, mientras que el domingo el equipo se trasladó hasta el Hospital Dr. Arturo Hillers Larrañaga de Puerto Saavedra. En medio de las atenciones a los pacientes, se desarrollaron emotivas conmemoraciones de la desaparición de los médicos que bautizan ambos recintos asistenciales.

 

En Temuco, finalmente, el lunes se realizó un reconocimiento póstumo a los tres galenos asesinados o desaparecidos, en la ceremonia se les entregó una simbólica recolegiatura del Colegio Médico. Todas las actividades fueron coordinadas por el Departamento de Derechos Humanos del gremio, en conjunto con las familias de cada uno de los homenajeados y del resto de los integrantes del equipo de Salud Rural.

 

Las actividades se realizaron en memoria de los doctores Hernán Henríquez Aravena, médico especialista en salud pública y quien se desempeñaba como jefe zonal del Servicio Nacional de Salud Malleco-Cautín; Eduardo González Galeno, Médico general de zona que era el Director del Hospital de Cunco y Arturo Hillers Larrañaga, médico cirujano y jefe del Programa Zonal de Salud Rural. Además, se recordará al Presidente Regional de la Fenats y auxiliar paramédico del Hospital Regional de Temuco, Alejandro Flores Rivera; y a los profesores de salubridad y educadores sanitarios que pertenecían a la Dirección Zonal del Servicio Nacional de Salud, Jecar Nehgme Cornejo y Gastón Elgueta Elgueta.

 

El miércoles se realizó en Santiago una ceremonia donde se homenajeará a 22 médicos víctimas de la dictadura.

 

Artículos Relacionados