Viernes, 28 de Abril 2017

IMACEI-CENDA detecta contracción empleo masculino en 23 de los últimos 40 meses

Publicado el 15 Febrero 2017
Escrito por Colaboradores

Proporción de cotizantes hombres en la población respectiva de 16 años y más, se ha contraído o estancado en 23 de los 40 meses transcurridos desde septiembre del año 2013, sin recuperar nunca su máximo de entonces. Situación se ha agravado y extendido al conjunto de asalariados desde agosto del año 2016.

 

 

El Centro de Estudios Nacionales de Desarrollo Alternativo, CENDA, ha actualizado sus Índices Mensuales de Actividad Económica, IMACEI-CENDA, correspondientes al mes de noviembre del año 2016, basados en cotizaciones AFP de diciembre, que constituyen un censo de diez millones de afiliados. Comprueban que si bien el empleo asalariado creció levemente en noviembre del 2016 como proporción de la población de 16 años y más, ello se debe exclusivamente al sostenido incremento del empleo femenino, puesto que en el caso de los hombres dicha proporción se ha estancado o decrecido por cuarto mes consecutivo.

La desaceleración en la actividad económica que se viene acentuando desde septiembre del año 2013 ha afectado casi exclusivamente a los hombres. El número de cotizantes masculinos expresados como proporción de la población respectiva de 16 años y más, no ha crecido o se ha contraído durante 23 de los 40 meses transcurridos desde entonces, incluidas cuatro caídas consecutivas de septiembre a diciembre del año 2016. Dicha proporción alcanzó a 47,72 por ciento en diciembre del año 2016, casi igual al mes precedente, y nunca ha recuperado su máximo histórico de 47,99 por ciento alcanzada en septiembre del año 2013. En el caso de las mujeres, en cambio, dicha proporción sólo registra un mes de contracción o estancamiento entre septiembre del año 2013 y diciembre del año 2016 y en ese período ha subido desde 30,95 por ciento a 33,2 por ciento. En otras palabras, se puede afirmar que la economía chilena masculina se ha contraído más de la mitad del tiempo desde septiembre del año 2013, al tiempo que el sostenido incremento de la ocupación asalariada femenina logró sostener un crecimiento general del empleo y actividad hasta agosto del 2016, sin embargo, a partir de ese mes se registran tres meses consecutivos de contracción o estancamiento de la proporción entre cotizantes totales y la población de 16 años y más, situación que sólo sucede al inicio de las recesiones.

En diciembre el sistema de AFP en su conjunto recaudó 520 mil millones de pesos en cotizaciones obligatorias y pagó 248 mil millones de pesos en pensiones, es decir, recaudó más del doble de lo que pagó. Adicionalmente, el fisco desembolsó en el mes 103 mil millones de pesos en los principales subsidios monetarios directos al pago de pensiones AFP, que incluyen 69 mil millones de pesos en bonos de reconocimiento y 34 mil millones de pesos en Aportes Previsionales Solidarios (APS), que están incluidos en el monto pagado en pensiones AFP. De esta manera, el excedente neto apropiado por el sistema de AFP [Cotizaciones obligatorias + subsidios monetarios directos a pensiones AFP - pensiones pagadas] alcanzó en el mes a 375 mil millones de pesos, que equivalen al 72 por ciento de las cotizaciones obligatorias recaudadas. Es decir, de cada cuatro pesos recaudados en cotizaciones obligatorias el sistema de AFP se apropia poco menos de tres, para no devolverlos jamás. Por otra parte, el Estado gastó en el mes 213 mil millones de pesos en pensiones civiles no contributivas, que incluyen 142 mil millones en pensiones del sistema antiguo y 16 mil millones en APS para complementar las más bajas de éstas, ambos subsidios monetarios indirectos al sistema de AFP, y 55 mil millones de pesos en Pensiones Básicas Solidarias (PBS). El Estado pagó directamente 1,25 millones de pensiones, incluyendo 673 mil beneficiarios del sistema de reparto y 580 mil PBS. Considerando el APS, el fisco aporta más de dos tercios del gasto monetario total en pensiones civiles. A ello hay que agregar otros subsidios monetarios indirectos como planes de retiro, y subsidios no monetarios como descuentos tributarios que benefician ahorro voluntario de cotizantes de mayores ingresos. 
 

DEBES ESTAR REGISTRADO PARA HACER COMENTARIOS

REGISTRATE AQUÍ