Domingo, 17 de Diciembre 2017
Mensaje
  • EU e-Privacy Directive

    This website uses cookies to manage authentication, navigation, and other functions. By using our website, you agree that we can place these types of cookies on your device.

    View e-Privacy Directive Documents

    You have declined cookies. This decision can be reversed.

Internacional

En algún lugar: El sueño olímpico

Publicado el 15 Febrero 2014
Escrito por Laura M. López Murillo (Argenpress)

 

En algún lugar festivo, los ideales humanistas se glorifican en una corona olímpica; todas las miradas coinciden en el mismo sueño y todas las voces se solidarizan para extirpar los anacronismos que envilecen la imperfecta condición de los hombres…

El olimpismo resurge enla era moderna para dignificar al ser humano, pero como todas las utopías, se ha enfrentado a una diversidad de radicalismos, dogmas, anacronismos. En los juegos olímpicos de invierno en Sochi, Rusia, se suscita una contradicción galopante entre los ideales humanistas y la intolerancia que ha caracterizado al régimen de Vladimir Putin.

El estruendo de la singular plegaria “Madre de Dios, echa a Putin” que se escuchó en todos los rincones de la catedral del Cristo Salvador de Moscú fue suficiente para que las integrantes del grupo Pussy Riot: Nadezhda Tolokónnikova y María Aliójina, fueran sentenciadas a prisión; después de dos años fueron liberadas por un decreto de amnistía general. Y el año pasado entró en vigor la ley que prohíbe la propaganda homosexual entre los menores; las voces de protesta y las reacciones en la aldea global se agudizaron en la víspera de la inauguración de los juegos olímpicos de invierno.

Un día antes, Günter Grass, Salman Rushdie, Jonathan Franzen y 200 escritores más, firmaron una carta abierta contra las “leyes rusas que estrangulan la libertad de expresión” que fue publicada en el periódico “The Guardian”. El mismo día de la inauguración, fueron detenidos 19 activistas en Moscú y San Petersburgo y el buscador Google incluyó el fragmento de la Carta Olímpica que postula que el deporte no admite la discriminación y que el espíritu olímpico exige comprensión mutua, solidaridad y amistad.

Los destellos de esta polémica se filtraron en el rígido protocolo de la ceremonia inaugural: Thomas Bach, presidente del Comité Olímpico Internacional, enfatizó en su discurso que es posible vivir sin discriminación; Barak Obama, no asistió al eventoy envió a dos deportistas que han declarado públicamente su homosexualidad como representantes de la delegación estadounidense; tampoco asistieron: Francois Hollande, David Cameron y Joachim Gauck. Y al final del desfile de las naciones se escuchó al dueto ruso “Tatu”, que apoya a la comunidad lésbico-gay.

La irreverencia y el sarcasmo son también expresiones del rechazo a la intolerancia y a la criminalización de las diferencias, como la cerveza inglesa denominada “Mi nombre es Vladimir” que ostenta el mensaje “No es para gays” y el comercial del Instituto Canadiense para la Diversidad y la Inclusión con dos competidores de ludge que inician el descenso.

La intensidad y la proliferación de las protestas es un indicador del hartazgo global por los prejuicios despotismos de la intolerancia. Quiero creer que ha llegado el momento histórico para despojarnos de criterios obtusos y avanzar a un estadio cultural superior de nuestra especie. Y justamente ahora, la comunidad global se inspira en el sueño olímpico para defender la universalidad de la libertad y la igualdad, y todas las voces se solidarizan para extirpar los anacronismos que envilecen la imperfecta condición de los hombres.

 

Agitación fascista en Venezuela

Publicado el 14 Febrero 2014
Escrito por Carlos Angulo Rivas (ARGENPRESS.info)


La agitación política de corte fascista de la derecha internacional y los grupos locales de un país es una historia de larga cronología. La democracia para estos sectores de la oligarquía y para los mercenarios financiados lucrativamente, es sólo reconocida como tal cuando el poder del estado está en sus manos. La MUD de Henrique Capriles y sus furibundos partidarios ha sido derrotada sucesivamente por el fallecido presidente Hugo Chávez y dos veces consecutivas por el partido PSUV del presidente constitucional Nicolás Maduro. Pero aquello no basta porque si los elementos de la llamada oposición a la revolución bolivariana pierden, entonces echan mano al vandalismo, el terror a mano armada y el asesinato. En abril del año pasado Maduro ganó las elecciones, fue ratificado por la mayoría del pueblo, pero las bandas armadas de Capriles cometieron once asesinatos y múltiples asaltos a las propiedades públicas y privadas.

Luego en diciembre último el gobierno ganó elecciones municipales por un amplio margen, a pesar de la guerra económica y los sabotajes a la producción y servicios públicos, acciones vinculadas a una escalada de desestabilización del gobierno. En esta oportunidad, creyendo asegurado el triunfo en la consulta popular, los opositores encabezados por Capriles anunciaron el carácter plebiscitario de las elecciones municipales con miras a destituir el gobierno, pero perdida la apuesta se volvió a organizar pensando siempre en destruir el proceso de cambios. Con este raciocinio los dirigentes extremistas de la derecha han querido aprovechar la celebración patriótica del Día de la Victoria y de la Juventud para enardecer los espíritus de jóvenes adinerados, dirigiéndolos a crear el caos propicio para encontrar el camino de hacer caer el gobierno.

A los grupos fascistas organizados no les falta apoyo económico, empresarial, mediático e internacional. La derecha en el mundo es una sola. Por eso ha hecho bien el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en advertir sobre las consecuencias de las provocaciones y en rechazar los hechos de violencia ocurridos en Caracas, donde grupos violentos arremetieron contra la sede de uno de los Poderes Públicos. “Quiero expresar mi solidaridad con la Fiscal Luisa Ortega Díaz, quien no pudo estar presente por los eventos que todos conocemos” manifestó Maduro desde el Estado Aragua, en la región central del país, donde se encontraba con motivo de la conmemoración del Bicentenario de la Batalla de La Victoria. Maduro al conocer los luctuosos sucesos hizo un llamado a la paz. "Que nadie se enloquezca y caiga en provocaciones; que nadie nos desvíe del trabajo y el centro donde debemos concentrar todo nuestro esfuerzo".

Evidentemente, la violencia generada por los grupos delirantes de la derecha, aprovechando la ausencia del presidente en Caracas, no es una casualidad ni obedece a la represión de una marcha pacífica como sucede en otras partes de América Latina; esta más bien ha sido la acción concertada de los líderes del MUD y de Henrique Capriles, el vándalo que asaltó la embajada cubana en el 2002 y produjo la asonada de varios muertos cuando fue derrotado por Maduro el año pasado. El mandatario venezolano frente al reciente vandalismo reiteró la posición del gobierno de garantizar la paz en Venezuela, pero esto no quiere decir impunidad para quienes con premeditación y alevosía organizaron la violencia en el país. Luisa Ortega Díaz, Fiscal General, denunció con evidencias y filmaciones que grupos violentos dispararon armas de fuego contra la sede de la Fiscalía, ubicada en Caracas, donde laboran alrededor de 800 personas. Ella denunció que los atacantes querían ejecutar acciones terroristas a fin de crear una situación similar a la ocurrida el 2002, cuando oposición venezolana ejecutó un golpe de Estado contra el Comandante Hugo Chávez. La máxima autoridad del Ministerio Público aseguró que la inesperada situación de violencia fue premeditada, pues nunca hubo intenciones de dialogar y los grupos vandálicos llegaron preparados con morrales y armas de fuego para causar desastres. El material fotográfico y los videos así lo confirman.

En conocimiento de estos actos de violencia organizada, cuyo trágico saldo es de tres muertos y casi un centenar de heridos, el presidente Nicolás Maduro denunció ante la comunidad internacional que su Gobierno está enfrentando un intento de golpe de Estado en desarrollo, en contra de la democracia. No cabe duda, los actos de violencia son de hechura intelectual comprobada con la finalidad de desprestigiar al gobierno hasta traérselo abajo. El guión es conocido no sólo en Latinoamérica sino en el mundo entero y en Venezuela las incitaciones a la rebelión, sin aceptar las derrotas en el juego democrático, por parte de Capriles, el ex alcalde Leopoldo López y la diputada María Corina Machado, no difieren, para “salir del gobierno” como dicen, de las tácticas aplicadas en Lybia, Siria, Irak, o de las provocaciones a Irán y Ucrania. Y así también ocurrió en Chile, Uruguay, Argentina, y todo Centroamérica. El presidente Hugo Chávez, líder de la revolución bolivariana, a través de sucesivas consultas populares, elecciones y hasta revocatorio a su persona incluido, enseñó a respetar la democracia, la constitución, las instituciones del estado y a las autoridades legítimamente elegidas, pero nada parece importar a la oposición financiada, a no dudarlo, por el imperialismo norteamericano y el Departamento de Estado.

En realidad, esta asonada planeada con antelación viene desde la derrota sufrida por el MUD en diciembre, ya que existen declaraciones y manifestaciones públicas de odio fascista y racista en boca de los dirigentes opositores. La estrategia exhibida, usando a los estudiantes acomodados, no tiene consistencia porque el reclamo de liberar a los delincuentes que atacaron la casa del gobernador de Táchira, no es siquiera discutible por ser un acto repudiable en cualquier país del mundo. La única verdad es que el Estado debe actuar de inmediato y de manera drástica, aplicando la ley para evitar la escalada de escenarios de violencia preparados por los elementos antisociales con la finalidad de desarrollar conflictos políticos-nacionales. Más aún cuando con el apoyo reaccionario internacional de los medios de comunicación se quiere colocar a los estudiantes y a la juventud contra el gobierno del presidente constitucional Nicolás Maduro.

Los vandálicos sucesos demuestran que se quiere difundir la idea de una enorme oposición, por supuesto totalmente inventada, contra el gobierno de Maduro y la de una represión feroz que justifique la intervención de otros países en los asuntos internos de Venezuela. No se olvide que la revolución bolivariana ejerce inconfundible liderazgo antiimperialista en los organismos de integración soberana como CELAC, ALBA y PETROCARIBE; y además participa de manera activa en las políticas de UNASUR y MERCOSUR

* Carlos Angulo Rivas es poeta y escritor peruano.

 

La ONU contra el Vaticano

Publicado el 11 Febrero 2014
Escrito por El Tiempo de Bogotá

 

La última condena procede de una comisión de las Naciones Unidas especializada en derechos del niño. La semana pasada, la presidenta de la comisión, Kirsten Sandberg, leyó en Ginebra el informe de la investigación que realizó esa entidad en el Vaticano.

 

El escándalo de los sacerdotes pederastas no tiene visos de parar. Las denuncias, que empezaron en el 2002, a raíz de una serie de reportajes del diario Boston Globe sobre los abusos sexuales cometidos por cinco religiosos de Massachusetts contra menores de edad siguen acosando el prestigio y la economía de la Iglesia católica, que ha pagado millones de dólares en indemnizaciones.

 

La última condena procede de una comisión de las Naciones Unidas especializada en derechos del niño. La semana pasada, la presidenta de la comisión, Kirsten Sandberg, leyó en Ginebra el informe de la investigación que realizó esa entidad en el Vaticano. Las conclusiones son devastadoras. Básicamente, la ONU señala que la Santa Sede prefirió proteger la reputación de la curia antes que los derechos de los menores, y para ello intentó ocultar los graves crímenes sexuales de varios obispos y miles de sacerdotes. Algunos de los abusadores, por todo castigo, fueron trasladados de parroquia y otros, invitados a ingresar a un convento. La ONU exige que el Vaticano entregue los incriminados a la justicia, que ponga fin al “código de silencio” y que adopte las recomendaciones de la comisión, integrada por 18 especialistas.

 

La primera reacción de la Santa Sede fue enérgica. Acusó a la ONU de haber realizado una pesquisa prejuiciada y a base de hechos “distorsionados”, y aseguró que la Iglesia “ha trabajado y trabaja” sobre el asunto. Posteriormente optó por una actitud menos confrontacional y procuró quitar trascendencia al duro choque. Uno de los puntos en que no le falta razón al Vaticano es su rechazo a las exhortaciones de la ONU para que adopte el aborto. La organización pide, ni más ni menos, que se derogue una doctrina secular de la Iglesia. Incluso, quienes no están de acuerdo con las prédicas de la jerarquía sobre sexualidad deben reconocer que es difícil exigir que modifique su posición en esta materia. Cosa distinta es invitarla a acelerar y ahondar la política de transparencia que plantea el papa Francisco, en contraste con la dañosa opacidad que implantó Juan Pablo II. La pederastia de miles de sus pastores, delito aberrante y digno de severas sanciones legales, parece ser una cruz que la Iglesia cargará durante mucho tiempo.

 

Marchan miles de mujeres en Madrid contra nuevo proyecto de ley de aborto

Publicado el 09 Febrero 2014
Escrito por Agencias

Con las consignas ¡Aborto libre! miles de mujeres marcharon una vez más este sábado por las calles del centro de esta capital para protestar contra el proyecto de ley elaborado por el gobierno conservador de Mariano Rajoy para restringir el aborto.

 

Leer más: Marchan miles de mujeres en Madrid contra nuevo proyecto de ley de aborto
 

El papa Francisco critica la conducta del capitalismo

Publicado el 29 Julio 2013
Escrito por Víctor Flores Olea

Carezco de títulos de todo tipo, curriculares o de experiencia directa en la vida, para hablar y menos para juzgar a un hombre argentino como Jorge Luis Bergoglio, que ha llegado a la cumbre de la jerarquía católica y que hoy porta los emblemas, y la elección necesaria, para ser nominado Papa o santo padre de la Iglesia católica. Mi curiosidad al seguir las peripecias de su elección y su estilo en estos primeros meses de pontificado, y más en su visita a Brasil, se deben sobre todo a una curiosidad humana, la mía, es decir, del miembro de una familia católica mexicana que recibió educación en los valores de esa tradición, y que por azares de la vida se convirtió más tarde, intelectualmente, en marxista y estudioso del marxismo, y que con el paso de los años, al menos en algunos aspectos, a mi entender, encuentra que se dan la mano en muchos aspectos ambas tradiciones, considerando el valor del hombre (y la calidad del ser humano), como uno de los más altos valores a que se puede aspirar (y que se pueden contemplar).

 

Leer más: El papa Francisco critica la conducta del capitalismo
 

Artículos Relacionados