Domingo, 20 de Agosto 2017

¿Tributar o joderse al fisco? Piñera ya optó

Publicado el 19 Marzo 2017
Escrito por Arturo Alejandro Muñoz

Leo una  nota publicada por Radio Bio-Bio en su cuenta tuiter y me entero de lo siguiente:

“Un  reportaje de CiperChile  develó que el ex presidente Sebastián Piñera compró empresas que estuvieron años sin actividad -y que estaban quebradas- para declarar pérdidas millonarias. De esta forma, usaba dichas pérdidas para borrar sus utilidades y descontar impuestos. Se trató de una práctica común en los ’90 (entre 1996 y 2004), cuando una serie de exitosas empresas chilenas declararon ante el Servicio de Impuestos Internos (SII) grandes pérdidas bajo dicha triquiñuela tributaria.

 

 

 

“El SII investigó y descubrió que de esta estrategia se beneficiaron Inversiones Bancard Limitada, que en ese periodo era propiedad del ex presidente Sebastián Piñera y de sus hijos; Empresas Penta S.A. de Carlos Eugenio Lavín y Carlos Alberto Délano; Inversiones San Patricio S.A. e Inversiones Quitalmahue S.A., ambas vinculadas a los controladores de Falabella; e Inversora Costa Verde Limitada, que pertenecía a la familia Cueto, controladora de Latam.

“En concreto, una serie de documentos y escrituras citadas por Ciper dejaron en evidencia cómo el ex presidente compró una serie de “empresas zombis” de Manuel Cruzat: utilizó al menos cuatro de ellas para que Inversiones Bancard Ltda. declarara pérdidas por $44 mil millones de pesos”.

¿Las leyes son iguales para sancionar a todos los chilenos sin importar condición económica ni social? Cualquier parlamentario le responderá que sí, que la ley es la misma para todos… pero, los fríos hechos, la cruda realidad, contradecirá de inmediato a ese apóstol de la jurisprudencia.

El ‘caso Piñera’ pone los pelos de punta. Es larga la secuencia de irregularidades (perdóneme usted, amigo lector, por mi tibieza) que se le han detectado; algunas de ellas pasaron el límite de la legalidad y hubo otras que caminaron más allá de la frontera donde termina el patriotismo. Para no mover a engaño a nadie y despejar las dudas, ¿le parece bien que revisemos –de manera somera, por cierto- el listado de “irregularidades” cometidas por el señor Piñera y su equipo de asesores?

Banco de Talca ; SQM; PENTA; Exalmar; Colusión LAN Cargo; Minera Dominga; BANCARD; Panamá Papers; LAN Coimas (Argentina); Ley de Pesca; Cascadas; Chilevisión; Paraísos Fiscales; Blanco y Negro; Puente Chacao; Parque Tantauco; Transbank; Royalty; Bancorp;: Piñera Gate; Caso Chispas; Milico Gate; Clínica Las Condes; Grupo Said; Autopréstamos; ANFP-Ruiz Tagle-Jadue; Piñera Zombie.

Ahondemos en algunos de estos casos para contar con mayor claridad respecto de las “irregularidades” cometidas por don Sebastián y su equipo de asesores, socios, familiares y amigos. Póngase cómodo, arrellánese en su silla y entérese de lo que publicó la página web www.gamba.cl….

Grupo SAID.  Una rectificación tributaria realizada por el Grupo Said, (Banco BBVA, Embotelladora Andina, Parque Arauco, Isapre Cruz Blanca), reveló 100 millones de pesos entregados por servicios no prestados a sociedades de Piñera en período electoral, los que no cuentan con ningún tipo de respaldo contable. A través de Inversiones Caburga, los Said Somavía destinaron $50 millones a dos sociedades del ex mandatario: Inmobiliaria El Boldo ($41,7 millones) e Inversiones Santa Cecilia ($8,2 millones). A través de Newport (que hoy opera como Inversiones Santa Virginia), los Said Handal cooperaron con una cifra idéntica, $50 millones, pero repartidos en tres sociedades: Bancard, Inmobiliaria El Boldo e Inversiones Santa Cecilia. 

 

BANCORP. Según el testimonio de Iván Rojas, ejecutivo del grupo Cruzat, el contrato forward firmado entre Bancorp –ligada a los negocios de Sebastián Piñera– y CB el 7 de diciembre del 2009, le fue encargado por Hugo Bravo, al igual que otros 101 documentos financieros que entregó a la Fiscalía a fines de febrero. La firma de ese contrato corrió por parte de la hermana del “Choclo” Délano, Ana María, y de Santiago Valdés, hijo de uno de los mejores amigos del ex presidente, Fabio Valdés, director de Canal 13 y de empresas Penta. Un dato no mencionado hasta ahora es que el 2009, mientras ejercía como gerente de administración y finanzas de Bancard –controladora de Bancorp–, Santiago Valdés era también el administrador electoral de la campaña de Piñera. Estaba encargado de la caja y veía los flujos de dinero de la apuesta presidencial del entonces dueño de Blanco y Negro y CHV. Incluso, un reportaje de Ciper mencionó que era conocido como el “ministro de Hacienda de la campaña”.

 

Coimas LAN (en Argentina)Luego de jurar que jamás se había reunido con el condenado por corrupción –el ex ministro de Transportes de Argentina, Ricardo Jaime-, en medio de las investigaciones por el pago de coimas en las operaciones de LAN, tras aparecer evidencia que demostraba lo contrario, a Piñera no le quedó otra alternativa que cambiar su versión y reconocer que SI se había reunido con ese ministro.

 

Caso EXALMAR. Luego de 3 meses sin entregar los correos que le pedía la Fiscalía, y tras ser citado a declarar en calidad de imputado, Radio Bío Bío reveló la existencia de un correo que demuestra que Sebastián Piñera Morel, hijo del ex mandatario, estaba en conocimiento de la inversión que Bancard realizó en la Empresa Pesquera Exalmar S.A. Negocio que recordemos, Piñera realizó mientras aún era Presidente utilizando información privilegiada y que le reportó millonarias ganancias mientras Chile perdía en La Haya. Como bien consigna Radio Bío Bío, el correo electrónico da cuenta del informe respecto del negocio que Cristóbal Silva, analista y asesor de Bancard, entrega a Nicolás Noguera, Carlos Marinetti y Sebastián Piñera hijo.

 

Minera DOMINGA. Radio Bio-Bio denunció los intereses que tenía Piñera cuando en el año 2010 anunció la bajada de la Central Termoeléctrica Barrancones: Su familia era una de los principales accionistas de un negocio que pretendía instalarse en el mismo sector con Minera Andes Iron, la sociedad matriz de Minera Dominga. Todo esto, en una operación por más de 6.765 millones de pesos. Sebastián Piñera llevaba apenas seis meses como Presidente de Chile cuando el 26 de agosto de 2010 anunció que la Central Termoeléctrica Barrancones ya no iba más. Cuando el Presidente bajó Barrancones, su familia era una de las principales accionistas de Minera Andes Iron, la sociedad matriz de Minera Dominga.

 

Revisados estos casos (y el listado que usted ya conoce), uno se obliga a preguntar, muy en serio, si en nuestro país la ley es la misma para todos. Parece que definitivamente no lo es. Si usted, o yo, o el vecino de enfrente, hubiésemos cometido tan sólo una de las “irregularidades” que el señor Piñera y sus socios han llevado a cabo, ya estaríamos –desde hace tiempo- en la cárcel. Pero, eso no les ocurre a ellos, ni tampoco a otros megaempresarios, ni a políticos. ¿Por qué?

 

Alguien dirá que sí, que la ley es la misma para moros y cristianos, pero que en el caso de Tatán y su troupe, lo que les ha valido seguir en libertad vivitos y coleando ha sido el contar con excelentes abogados. Entonces, uno vuelve a cuestionar varias situaciones, entre ellas la honestidad y capacidad de los legisladores, ya que si la calidad de un abogado hace diferente a una determinada ley, significa entonces que esta no se encuentra bien establecida, redactada, diseñada. Las leyes deberían mandar por sí solas, clara y rotundamente. Es una cuestión de Perogrullo.

 

Este ciudadano Piñera conoce muy bien (y los maneja mejor) todos los trucos necesarios para burlar al fisco y obtener utilidades y ventajas personales. Ya ni siquiera llama la atención que la derecha se esmere en validar los métodos de su candidato estrella en materias económicas, aún sabiendo que con ello aplauden y validan el delito.

A esa misma derecha –que tanto alardea en asuntos económicos y fiscales cuando no es ella quien gobierna - hay que recordarle  una cifra que aterra: las “gracias’ de Piñera y su grupo  de asesores (entre negociados turbios, otros truchos y paraísos fiscales) le han significado al Estado no percibir un billón treinta y seis mil millones de pesos en impuestos.

Todo este grupo, con Piñera llevando la guaripola, ya optó: joder al fisco en beneficio del interés particular. Intocables, inasibles…  pueden vender Chile, trozar Chile, traicionar a Chile, expoliar a Chile, pero el actual establishment sólo les mirará hacer y nada hará. Por ello preocupa que este grupo logre regresar a La Moneda.

DEBES ESTAR REGISTRADO PARA HACER COMENTARIOS

REGISTRATE AQUÍ