Viernes, 24 de Noviembre 2017
Mensaje
  • EU e-Privacy Directive

    This website uses cookies to manage authentication, navigation, and other functions. By using our website, you agree that we can place these types of cookies on your device.

    View e-Privacy Directive Documents

    You have declined cookies. This decision can be reversed.

Mirada retrospectiva de la Dictadura

Publicado el 13 Mayo 2013
Escrito por Pedro Bravo-Elizondo

 pinochet_lucia

Después del golpe militar del 11 de septiembre de 1973, mantuve en un álbum las noticias periodísticas referentes a Chile. La memoria a veces es traicionera. Estas son algunas relaciones.

 

 

En “El Universal” de México (Nov. 24, 1977): “Destierra Pinochet a 7 líderes sindicales por estar ‘Haciendo Política’”. El destierro al extremo norte del país afecta a los dirigentes del cobre Bernardino Pincheira, Ramón Arturo Latus, Manuel Orellana y César Pulgar. Héctor Cuevas de la Construcción, Carlos Frez portuario y Juan Sepúlveda, metalúrgico”. En Uno más Uno” México, (Agosto 5 de 1978 se anunciaba “Fin al paro de las viandas de mineros chilenos: Los 10.000 obreros de la mina de Chuquicamata, el centro cuprífero más grande del mundo, decidieron hoy poner fin a su protesta, que consistía en no tomar sus alimentos en los comedores de la empresa, en demanda de aumentos salariales. Los obreros despedidos fueron reintegrados a sus empleos. La protesta se inició el 31 de julio pasado”. En “The Wichita Eagle” (Octubre 6, 1977), nota titulada “Bombas remecen la capital chilena: cinco heridos. Una de las bombas, en la plaza frente a La Moneda. Otra en el subterráneo del edificio de Tesorería, opuesto a La Moneda y más tarde una en el basurero fuera del edificio de la Corte”.


En el “Arizona Republic” (Mayo 27, 1977) el título lee: “La policía chilena conectada con desaparecimientos”. Por vez primera, altos oficiales del gobierno, incluyendo representantes de la policía nacional han testificado en la Corte que la policía de seguridad nacional DINA es responsable de las misteriosas desapariciones de personas en Chile”. El gobierno chileno afirmó: “Es una fabricación y parte de la campaña dirigida por la Unión Soviética para desprestigiar al gobierno militar que expulsó al izquierdista Salvador Allende”. “The Wichita Eagle” (Enero 6, 1978) comentó: “En el referéndum nacional efectuado el miércoles Pinochet obtuvo el 75 % de los votos para determinar si los chilenos lo apoyan en rechazar los cargos de las Nacionales Unidas de violación de los derechos humanos. El referéndum fue amañado por el gobierno de Pinochet, según Estados Unidos, pues donde las normales actividades políticas son prohibidas y donde la libertad de prensa y reunión son claramente restringidas, los ciudadanos no tienen las garantías suficientes para expresar sus puntos de vistas”. La opinión del dictador fue optimista: “Después de esto, el problema de pensar en elecciones está terminado. Esto es historia. Ahora todos a trabajar”. Algo ocurría tras las bambalinas. United Press Internacional informaba el 25 de julio de 1978: “El régimen militar de Augusto Pinochet despidió el lunes, al comandante de la Fuerza Aérea Gustavo Leigh por pedir un urgente retorno a la democracia. La renuncia fue solicitada por los otros tres miembros de la junta. Lo reemplazó el general Fernando Mathei”.


Jack Anderson (1922-2005) destacado periodista, Premio Pulitzer 1972 por sus investigaciones y reportajes, escribió el artículo “Lady Pinochet lacks conscience” (La Dama Pinochet carece de consciencia), en “The Sunflower”, Wichita (Octubre 12, 1979). “En el viaje de Lucía Pinochet a Washington D.C. en 1979, con su hija y esposo, la secretaria personal y seis guardaespaldas, ocuparon casi un piso del lujoso hotel, por una semana. La cuenta ascendió a unos 5.000 dólares. La esposa del general y su hija se dedicaron a una compra desenfrenada. Ni el hotel o la embajada chilena comentaron su visita. Ella se alojó a menos de dos cuadras del lugar donde en septiembre 21 de 1976 agentes asesinos pagados por su esposo hicieron estallar la bomba que mató a Orlando Letelier y a la joven americana Ronni Moffitt. El año pasado la primera dama de Chile, voló a New York para satisfacer sus deseos de comprar pieles, joyas y elegantes vestidos”. Comenta Anderson que Lady Macbeth se sentía culpable y obsesionada por los crímenes de su esposo. Lucía Pinochet parece no tener tales problemas. En noviembre 30 de 1979 la New York Times Service, informaba: “El presidente Jimmy Carter decidió cortar las relaciones diplomáticas, militares y económicas con Chile en represalia por la negativa de Chile de extraditar a los tres policías secretos para enfrentar el juicio por el asesinato en Washington”.


La Associated Press de diciembre 12 de 1977, comentaba la política económica de la junta militar: “La política económica de puertas abiertas del gobierno militar, está revolucionando los hábitos de beber , según hombres de negocios, convirtiendo a los chilenos bebedores del nativo vino tinto y pisco, al whisky escocés importado. George Fava, representante de una destilería, dijo que en su reciente visita a Chile, el consumo de whisky escocés se disparó un 400 % en 1976 por sobre 1975 y aún sigue subiendo”. Jorge Edwards tituló unas crónicas “El Whisky de los Poetas” (Santiago, 1994): “Los poetas de mis comienzos literarios no bebían whisky. Bebían vinos de lija que dejaban manchas moradas en los labios”. Los Chicago Boys, seguidores de Milton Friedman, con seguridad tenían en sus casas, más de una botella de buen whisky escocés.

 

Pedro Bravo-Elizondo

Wichita State University

DEBES ESTAR REGISTRADO PARA HACER COMENTARIOS

REGISTRATE AQUÍ