Miércoles, 20 de Septiembre 2017

Exigen justicia para Nelson Quichillao

Publicado el 05 Julio 2017
Escrito por CTC

El próximo 24 de julio se cumplen dos años desde que los aparatos represivos y fácticos de nuestro país le arrebataran la vida a nuestro compañero Nelson Quichillao López,  a través de una bala percutada por el sargento primero de la séptima comisaria de Valparaíso, Marco Guerrero Martínez, quien luego de disparar la bala asesina, cambia el cargador y perfuma el arma, complicando así las pericias de la investigación.

 

Aparatos represivos que tenían la incomprensible misión de desarticular con brutal represión la paralización convocada por la Confederación de Trabajadores del Cobre, debido a la negativa de Codelco y AGEMA para instalar una mesa de diálogo como mecanismo tripartito para encontrar formulas ante la justas demandas de mejoras de condiciones laborales y sociales de los trabajadores y sus familias, mecanismo que ha sido utilizado con éxito en la resolución de controversias en los años 2007, 2009, 2011, 2013.

La descabellada decisión significó que las fuerzas represivas tuvieron la potestad de actuar de noche en una emboscada clandestina, de madrugada y en el descampado desierto de Atacama, descargando, en contra de hombres y mujeres; trabajadores y trabajadoras, 127 tiros de escopeta de 12mm, 87 granadas de mano, 105 cartuchos lacrimógenos de 37mm, 4 kilos de polvos químicos y al menos 33 balas 9mm.

Ante estos hechos, como Confederación presentamos el 24 de agosto una querella criminal ante el juzgado de garantía de Diego de Almagro en contra de Marco Guerrero y quienes resulten responsables.

El 26 de agosto de 2015, la CTC se reunió con el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) organismo que, luego de abordar todos los aspectos relativos al asesinato de Nelson Quichillao, interpuso una querella por el homicidio del trabajador y contra todos quienes resulten responsables.

Cabe señalar que el Carabinero Marcos Guerrero Martínez no sólo está siendo investigado por el asesinato de Nelson Quichillao, sino que también suma una denuncia por tortura en el año 2013 en contra del ex dirigente estudiantil de Valparaíso, Jorge Brito, quien, en el contexto de movilización estudiantil pacífica en el Cerro Placeres, fue detenido, torturado y golpeado por Guerrero.

En septiembre de 2015 el Relator Especial de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Maina Kiai,  se reunió con la CTC, recalcando e instando al Gobierno de Chile a eliminar “los vestigios de la dictadura”, y expresando su preocupación por la forma en que la policía actúa contra la ciudadanía en las protestas, recibiendo numerosos informes de violaciones a los Derechos Humanos en contra de los manifestantes.

 

 

El 11 de diciembre de 2015 la CTC demandó al Estado de Chile ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT), producto de este cobarde asesinato y la violación a la libertad sindical que vive nuestro país.

El 7 de mayo 2016, La CTC levantó en El Salvador un memorial (declarado Monumento Nacional) en el lugar exacto donde fue asesinado nuestro compañero Nelson Quichillao.

Hoy la justicia chilena, a dos años de este doloroso asesinato político, no ha avanzado en el esclarecimiento de los hechos ni mucho menos en la sanción de los culpables, pese a existir resolución expresa por parte de la OIT que recomienda al Estado de Chile  avanzar en el esclarecimiento de estos hechos  y  en el mejoramiento de las relaciones del gobierno y las empresas respecto de los Trabajadores.

Exigimos esclarecer y condenar las responsabilidades materiales, políticas e institucionales de este cobarde asesinato. No permitiremos mantener en la impunidad a los culpables y seguiremos en esta lucha inclaudicable para hacer justicia y sancionar a todos los responsables.

DEBES ESTAR REGISTRADO PARA HACER COMENTARIOS

REGISTRATE AQUÍ

Artículos Relacionados