Jueves, 18 de Octubre 2018
Mensaje
  • EU e-Privacy Directive

    This website uses cookies to manage authentication, navigation, and other functions. By using our website, you agree that we can place these types of cookies on your device.

    View e-Privacy Directive Documents

    You have declined cookies. This decision can be reversed.

Pulso Sindical: el nacimiento de una nueva central de trabajadores y trabajadoras

Publicado el 13 Septiembre 2018
Escrito por Manuel Ahumada Lillo

No es arbitrario el día elegido para cerrar esta emisión del Pulso Sindical. Y no lo es porque este 01 de Septiembre de 2018, ha culminado la primera etapa de un proceso histórico para los trabajadores de nuestro país.

 

 

Superando todas las descalificaciones, así como el fuego amigo y enemigo, en la sede del Sindicato N° 5 de Panificadores, en La Reina, se reunieron más de 120 delegados en representación de cientos de sindicatos que aglutinan a 20.000 y fracción de  trabajadores, para dar nacimiento a la Central Clasista de Trabajadores y Trabajadoras - CCTT - instrumento sindical que no tiene interés alguno en seguir las normas del Estado para la constitución de Centrales sindicales y que en su inauguración contó con la presencia de organizaciones no afiliadas que expusieron su interés en avanzar en el proceso de integración.

 

Cada una de las constituyentes presentó actas con la autorización de sus asambleas o el acuerdo de directorios con consulta a las bases y los certificados que dan cuenta de su existencia legal como organización de trabajadores, así como el número de sus afiliados.

 

Esa es nuestra ley,  es lo que valida un acto sindical absolutamente democrático, que durante los meses previos analizó en las más diversas formas la Declaración de Principios,  la Plataforma de Lucha y los Estatutos.

 

En el acto fundacional se hicieron observaciones, sugerencias e incluso se discutió el valor de la cuota sindical, así como las normas que guiarán nuestro proceso electoral futuro.

 

Se ha elegido una directiva provisoria que entre los 6 y 12 meses próximos, debe realizar el proceso de elección universal para elegir el directorio nacional.

 

Mucha es el agua que debe pasar aún bajo los puentes y que decir de los desafíos que nos esperan, pero no es menos cierto que si aquellas organizaciones que han anunciado su incorporación vienen con su espíritu clasista en alto, tanto o más que los constituyentes,  seremos capaces de escribir las más hermosas páginas de las luchas de los trabajadores durante este siglo XXI.

 

Nos declaramos anticapitalistas, validamos todas las formas de lucha en la confrontación con el capital por nuestras demandas históricas. Asumimos la independencia y la autonomía como una cuestión de principios, la educación  de los asalariados como una obligación primaria, la construcción de organizaciones de clase como un desafío permanente y la lucha por nuestros derechos como algo perenne.

 

Un abrazo fraterno a las organizaciones de trabajadores en las empresas privadas y la administración pública que se unieron para dar esta paso gigantesco.

 

Un reconocimiento a quienes un diciembre de 2014 resolvieron dar el primer paso en busca de la Unidad y que en Febrero de 2015 vieron nacer al CIUS, mi afecto sincero y clasista a la AIT y otros referentes que, más allá de sus justas y claras propuestas, dieron su respaldo a este ejercicio unitario y son constituyentes de esta gloriosa CCTT.

 

Muchos y muchas apoyaron este proceso. Algunos se quedaron en el camino presa de las dudas, otros no tuvieron la fuerza para llegar hasta el final pero estarán orgullosos de haber hecho un aporte.

 

Uno de aquellos que no bajaron banderas está complicado de salud, pero sabemos de su fuerza y que no se da por vencido Está en nuestros corazones y le deseamos pronta recuperación. Vamos Leandro que el triunfo también es tuyo.

 

******

 

Miles han sido afectados por una nueva explosión contaminante. Sea arsénico, gases, fecas y orina expuestas al sol y vaciándose en ríos y mares, alguna toxina en los alimentos, nuevamente el pueblo siente en su cara los bofetones de la modernidad y el progreso.

 

Y es que es en los lugares donde los pobres viven donde se instalan industrias y empresas de todo tipo. Es en sitios dejados de la mano de los dioses, donde no siempre se hacen en profundidad y a tiempo las mediciones para prevenir y no tener que lamentar episodios de contaminación, que se hace patente el dolor y la muerte.

 

Por decenas de años, en muchos lugares de Chile, se han vivido emergencias como las de Quinteros y Puchuncavi. Las autoridades nunca hicieron más que entregar calmantes a la población y una que otra medida de parche, como lo están haciendo ahora.

 

Y resulta que se murieron cientos con las contaminaciones de las chimeneas malditas de las fundiciones, otros cientos por el asbesto y tantos más por la sílice.

 

¿Vamos a olvidarnos de los efectos de las fumigaciones a las cosechas, o de esos compatriotas que viven entre olores nauseabundos en las cercanías de criaderos de cerdos, o de todos los que aspiramos el aire envenenado por tantos vehículos en las distintas ciudades de Chile?    

 

Para esto, así como para poner término a los abusos laborales, hace falta unidad y decisión de luchar.

Pero no se trata de luchar un ratito y después irse a la casa porque a lo mejor lo que yo quería está en vías de solución.

 

Se trata de ponernos de pie y comenzar a refundar el país, expulsar a los extramuros a los contaminadores, sancionar como corresponde a los explotadores, devolver a las manos de sus dueños – el pueblo – el agua , la electricidad, las telecomunicaciones y todas nuestra riquezas naturales.

 

Unamos fuerzas antes de que sea demasiado tarde, todos juntos, trabajadores, estudiante y la población en general somos el futuro. Hagámoslo por nuestros hijos 

 

******

2 son los anuncios del gobierno en estos días que deben llamar nuestra atención. El primero de ellos se relaciona con la intención de establecer la libre contratación de nacionales y extranjeros, quitando los límites que en la actualidad establece el artículo 19 del C. del T.

 

Cierto es que la ley pone una traba para la contratación de extranjeros, pero esto aplica solo a las empresas de más de 25 trabajadores. Resulta que, según la SOFOFA, en Chile  las microempresas son el 75,2% del total, con un promedio de 0,9 trabajadores por empresa y las pequeñas llegan al 20, 2 % del total y su promedio es de 9,3 trabajadores por empresa.

 

O sea la famosa  nueva propuesta de Piñera no regirá para el 95,4% del total de las empresas en Chile.

 

¿Porque entonces la idea de sacar la restricción a la contratación de extranjeros?.

Para validar la explotación. Buscan pagar menos sueldos, poniendo a unos trabajadores contra otros por una cuestión de nacionalidad o raza. Quieren utilizar a la fuerza de trabajo extranjera como instrumento para frenar o anular las justas demandas de los trabajadores.

 

 

No debe existir ninguna restricción para el empleo en un país, si quienes viven en él

- nacionales o extranjeros – requieren de trabajar y están capacitados para ello.

 

Lo que todos los trabajadores requieren son sueldos dignos, viviendas para sus familias, salud en calidad y cantidad suficiente para que no se muera la gente esperando, educación gratuita y de calidad, carreteras por las que no haya que pagar para transitar y un largo etcétera de demandas, que debiesen ser preocupación de todos los que viven en el país y carecen de condiciones para una vida digna.

 

No importa la raza ni la nacionalidad, somos seres humanos debemos vivir como tales.

 

La segunda gran cuchufleta, está vinculada al ingreso mínimo que al cierre de este Pulso aparece como acordado por los que están más a la derecha en la llamada oposición y les importa un pepino la condición en la que viven sus compatriotas, sumándose a estos los llamados socialistas que hace poquito no más decían nica.. si el mínimo no llegaba a 400 lucas. De los demás ni hablar, toda vez que no han tenido la fuerza ni la capacidad para levantar una  propuesta clara y motivar a los trabajadores a luchar por ella.

 

Qué pasó?, que como se atrasaron un mes en que comenzará a regir el nuevo mínimo este será desde septiembre de 2018 hasta febrero de 2019 de $ 288.000. En marzo de 2019 subirá a $ 301.000 y se mantendrá hasta Marzo del 2020, fecha en que se aplicará un aumento de 2,5% real más IPC del periodo (que debiese ser Marzo 2019 a Febrero 2020 y que algunos cifran en 3%). En el mejor de los casos el ingreso mínimo sería de $ 317.550 en marzo del año 2020.

 

Pasados algunos meses, habría una nueva negociación del mínimo (junio-julio de 2020). 

 

Si consideramos  que en una encuesta del INE este año se indica que el 60% de los hogares gasta más que lo que percibe (primer quintil percibe 358.181 y gasta $ 595.144 – segundo quintil percibe $ 610.100 y gasta $ 743.260 y tercer quintil percibe 854.635 y gasta 876.521), tendremos claro que este miserable aumento, por mas que digan que es plurianual, no ayuda en nada a los cientos de miles que lo perciben.

 

****

 

Por ultimo hacer algunas claridades sobre el llamado estatuto laboral juvenil, que no es otra cosa que normas legales para explotar aún más la ya abusada fuerza de trabajo estudiantil, particularmente universitaria.

Para hacer una opinión debemos partir necesariamente de la certeza que a miles de jóvenes les importa un níspero saber sobre sus derechos laborales. Trabajan por lo que les pagan, no están ni ahí con los sindicatos en las empresas donde prestan servicios, prestándose incluso en algunas ocasiones para validar el abuso patronal (trabajo en horas extras sin control, remuneraciones bajo cuerda y un nutrido etcétera).

 

Si los dirigentes estudiantiles y sindicales que protestan contra el mentado Estatuto no tienen claro que ya en el artículo 40 bis y siguientes hay normas que permiten pagar menos del ingreso mínimo y establecer turnos a la sola determinación del patrón, o que en el artículo 34 bis. se regulan los turnos cortados hasta por 4 horas al día, y que miles de miles carecen de  descanso en domingo por las normas establecidas en el artículo 38, entre otras leyes, es poco lo que podemos hacer.

 

Como pueden ver, han sido 2 semanas de muchas emociones y complicaciones. No obstante estamos claritos en lo que se nos viene y  cómo enfrentarlo. 

 

Una nueva ofensiva del capital que solo podremos parar con organización efectiva de los trabajadores en cada lugar de trabajo. De lo contrario seremos arrasados.

Artículos Relacionados