Crónicas de un país anormal Mundo

Elecciones en Francia, la ultraderecha a punto de apropiarse del Eliseo

En el mes de abril de 2022 se llevarán a efecto la primera y segunda vuelta de las elecciones presidenciales. Los candidatos principales son: por la ultraderecha, Marine Le Pen y Eric Zemmour; por el Partido Republicano, gaullista, Válerie Pécresse; por la izquierda, Jean Luc Mélenchon, por el Partido Francia Insumisa; por el Partido Socialista, Anne Hidalgo, (actual alcaldesa de París), y por el Partido Ecologista, Yannnik Jadot; por el Partido Comunista, Fabien Russel; además, competiría el actual Presidente, Emmanuel Macron, del Partido En Marche, (aún no tiene una decisión con respecto a su postulación a la reelección).

Francia padece del síndrome de la “encuestitis”, y encuestas las  hay para todos los gustos y tendencias, y en casi todas, los resultados, tanto para la primera, como para la segunda vuelta, el triunfador sería el actual Mandatario. La disputa se centra en el segundo lugar en que se encuentran como posibles ganadores a los ultraderechistas Marine Le Pen y Eric Zemmour y la derechista del Partido Republicano, Valérie Pécresse; la izquierda, muy dividida actualmente, tiene muy pocas posibilidades en estas elecciones presidenciales y, hasta el momento, si no llegan a acuerdo en una asamblea popular, corren el riesgo de convertirse en una fuerza puramente testimonial.

Según la última encuesta, la candidata del Partido Republicano, Valérie Pécresse habría desplazado a la candidata del Partido Frente Nacional, Marine Le Pen, sin embargo, en el resultado de las anteriores encuestas, la segunda vuelta se disputaría entre Macron y Le Pen.

En Las elecciones, la definición del clivaje es decisivo para definir el carácter de las dos posiciones en juego, por ejemplo, a Macron le conviene el clivaje entre globalismo y el nacionalismo, es decir – igual que en la última elección –  entre Macron y Le Pen; al resto de los candidatos les sería más favorable el antiguo clivaje entre derechas e izquierdas; en un tercer lugar, el clivaje se daría entre gobierno y oposición.

Advertisement

En la ultraderecha se ha planteado la lucha entre Marine Le Pen y Eric Zémmour, sumado ahora a la actual candidata del Partido Republicano, Valérie Pécresse, cuyo relato se asemeja cada más al de la ultraderecha.

 

La ultraderecha, dividida en dos candidaturas – Zemmour y Le Pen – según las encuestas, lograría, en conjunto,  más del 30%. El discurso de ambos candidatos se asemeja en las políticas en contra de los inmigrantes, fundamentalmente islamitas. El relato  de ambos candidatos para atraer y motivar a las mayorías va orientado a distintos grupos sociales: la candidata Le Pen, hacia los sectores populares, en los barrios periféricos de las grandes ciudades, (anteriormente hegemonizadas por el Partido Comunista), mientras que a Zemmour, lo apoya un sector mayoritariamente ubicado en los sectores más ricos de las urbes francesas.

Zemmour, periodista, (anteriormente del Diario El Fígaro, y hoy, de la televisión), famoso por adherir a la teoría del ”reemplazo”, es decir, que Francia terminaría convertido en un país musulmán  – utilizando la frase de De Gaulle, “Colombey, de las Dos Iglesias,  su ciudad natal, se convertiría en Colombey de las Dos Mezquitas…”, pues según el candidato, ´el islamismo es el principal enemigo de Francia y de la civilización cristiana occidental ´, por consiguiente, se trata de evitar el reemplazo por medio de la asimilación, (Zemmour mismo es un judío sefardita argelino). Los dos grandes inspiradores de este candidato son Charles Maura, (intelectual del grupo realista de Acción Francesa, famoso por el antisemitismo, y por la reivindicación de la Francia católica), y el historiador del nacionalismo integral de la acción francesa, Jacques Bainville, cuyos libros contienen una apología de la Francia monárquica.

Advertisement

Jean Marie Le Pen, (padre de la actual candidata), y Eric Zemmour, se han hecho famosos por las provocaciones, a través de la Prensa y la Televisión: Le Pen, por la negación de la importancia de las cámaras de gas, en la Segunda Guerra Mundial, y Zemmour al sostener que Pétain había salvado a los judíos franceses de ser enviados a los campos de concentración.

El fascismo francés tiene una larga historia: se desarrolla desde la aventura del General Georges Boulanger, que quiso poner fin a la III República, pasando por los enemigos de Alfred Dreyfus; posteriormente, por el asalto al Parlamento, el 4 de febrero de 1934. Durante el Frente Popular, los asesinatos, perpetrados por los encapuchados de ultraderecha intentaron dar muerte a Léon Blum, líder del Partido SFIO, (Partido Socialista francés de esa época), así como los colaboracionistas con los alemanes en Vichi y, por último, con el golpe militar de la OAS, (Organización del Ejército Francés en la Guerra de Argel, de donde surgió el joven oficial   Jean Marie Le Pen.

Actualmente, el Frente Nacional por la Unión de la República Francesa, (antes, Frente Nacional), ha pertenecido siempre a la familia Le Pen, (propietaria de la herencia dejada por un millonario, y que comprende también un castillo),  hoy está  dividida entre el padre, (expulsado del Partido), y la hija y la nieta. Marine Le Pen – la hija – manteniendo el nacionalismo racista y xenófobo, ha cambiado algunos postulados del viejo fascismo francés por postulados más modernos y sociales, con el fin de ganar más sectores populares, (no en vano, comenzó su carrera en el norte de Francia, en Calais).

Eric Zemmour, por su parte, el día que anunció su candidatura, apareció en el segundo lugar en las encuestas de opinión aumentando, de un 8% inicial a un 16%, sin embargo, en las sucesivas encuestas posteriores ha sido superado por La candidata Le Pen, y en la última, por la republicana, Valérie Pécresse; el candidato del Frente de la Reconquista, Zemmour, al carecer del apoyo de partidos políticos, tiene el obstáculo de no poder lograr la firma de los 600 alcaldes elegidos, (aún para los candidatos de Partido, esta condición del sistema electoral francés es difícil de alcanzar, pues los alcaldes se niegan a firmar ante el peligro de ser rechazados por sus vecinos, ya que es pública). Desesperado el candidato Zemmour, del Frente  de la Reconquista, ha propuesto a los alcaldes que reúnan sus firmas para apoyar a todos los candidatos que quieran presentarse, con la condición de que superen el 5% en las encuestas.

Advertisement

Ante este panorama, es probable que algún candidato de derecha, sea republicano o fascista, logre ganar al Presidente Macron en la segunda vuelta, (está claro que de no unirse la izquierda, el candidato de la Francia Insumisa podría lograr sólo el 10%, según las encuestas. La alcaldesa de París, el candidato Verde y el comunista, apenas alcanzaría, cada uno, el 4%. Desde la IV República los socialistas franceses han sido relegados a los últimos lugares y, en la  elección que tendrá lugar  en abril próximo, Anne Hidalgo, nacida en San Fernando, (Cádiz), y nacionalizada francesa, tiene nula posibilidad de pasar a la segunda vuelta.

Salvo en Alemania, los grupos nacionalistas ultraderechistas aprovechando las crisis de la democracia electoral han logrado llegar al gobierno, por ejemplo, en Italia, Polonia y Hungría, y con una alta votación en los Países Bajos, en Austria y en Grecia. De ganar los fascistas franceses con Marine Le Pen, (situación que no es muy difícil de alcanzar), Francia quedaría en manos del fascismo más antiguo de Europa, pues es menos probable que se repita la alianza antifascista que votó por Jacques Chirac, (2002), y que lo hizo, (2017), por Emmanuel Macron.

Rafael Luis Gumucio Rivas (El Viejo)

12/01/2022

Advertisement

 

Bibliografía y notas

1) Mauras fue excomulgado por el papa PIO XI

2)4 de febrero de 1934  el ataque de las ligas  de ultraderecha al parlamento

Advertisement

3) la OAS atento contra  D´Gaulle  acusado de  traidor al llamar a  un plebiscito  sobre la independencia  de  Argelia

4) Zemmour   editorialista de  Diarios como FIGARO  y muchas cadenas de TV

5)2001 primera vuelta  Chirac 20% y Le Pen 17 % 2017 Macron  y   Marine le Pen

6)  El general  Jorge Boulanger   a fines del siglo XIX Muy popular estuvo cerca de terminar con la III  república francesa

Advertisement

7) Anti semitas anti Dreyfus por ser Judío y por defender al ejército francés

8) Emil Zola yo acuso

9)  OES  Organización del ejército francés  golpistas partidarios de mantener a Argelia como colonia

Bibliografía

Advertisement

Charles   Mauras

La acción Francesa y la  Religión

Jaques Bianville   Pequeña historia  de Francia

Fayar

Advertisement

Eric Zemmour

EL suicidio Francés

La Francia no ha  dicho la última palabra

 

Advertisement

 

Advertisement

Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Historiador y cronista

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software