Medio Ambiente

Día histórico en la campaña en contra de la contaminación plástica: las naciones se comprometen a desarrollar un acuerdo legalmente vinculante

Los jefes de estado, los ministros de medio ambiente y otros representantes de 175 países respaldaron una resolución histórica en la Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEA-5) ayer en Nairobi para poner fin a la contaminación plástica y forjar un acuerdo internacional legalmente vinculante para 2024. La resolución aborda el ciclo de vida completo del plástico, incluida su producción, diseño y eliminación.

 

“En el contexto de la agitación geopolítica, la Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente muestra lo mejor de la cooperación multilateral”, dijo el presidente de UNEA-5 y ministro de Clima y Medio Ambiente de Noruega, Espen Barth Eide. “La contaminación plástica se ha convertido en una epidemia. Con la resolución de hoy estamos oficialmente en camino de una cura”.

La resolución, basada en tres proyectos de resolución iniciales de varias naciones, establece un Comité Intergubernamental de Negociación (INC, por sus siglas en inglés), que comenzará su trabajo en 2022, con la ambición de completar un proyecto de acuerdo global legalmente vinculante para fines de 2024. Se espera presentar un instrumento legalmente vinculante, que reflejaría diversas alternativas para abordar el ciclo de vida completo de los plásticos, el diseño de productos y materiales reutilizables y reciclables, y la necesidad de una mayor colaboración internacional para facilitar el acceso a la tecnología, el desarrollo de capacidades y la cooperación científica y técnica.

El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) convocará un foro para fines de 2022 que estará abierto a todas las partes interesadas en conjunto con la primera sesión del INC, para compartir conocimientos y mejores prácticas en diferentes partes del mundo. Facilitará debates abiertos y garantizará que estén informados por la ciencia, informando sobre el progreso durante los próximos dos años. Finalmente, una vez finalizado el trabajo del INC, el PNUMA convocará una conferencia diplomática para adoptar su resultado y abrirlo a las firmas.

Advertisement

“Hoy marca un triunfo del planeta tierra sobre los plásticos de un solo uso. Este es el acuerdo multilateral ambiental más importante desde el acuerdo de París. Es una póliza de seguro para esta generación y las futuras, para que vivan con el plástico y no se vean condenados por él” dijo Inger Andersen, Directora Ejecutiva del PNUMA.

“Que quede claro que el mandato del INC no otorga a ninguna parte interesada una pausa de dos años. Paralelamente a las negociaciones sobre un acuerdo vinculante internacional, el PNUMA trabajará con cualquier gobierno y empresa que esté dispuesto a lo largo de la cadena de valor para alejarse de los plásticos de un solo uso, así como para movilizar financiamiento privado y eliminar las barreras a las inversiones en investigación y en un nuevo economía circular”, agregó Andersen.

La producción de plástico se disparó de 2 millones de toneladas en 1950 a 348 millones de toneladas en 2017, convirtiéndose en una industria global valorada en 522.600 millones de dólares estadounidenses, y se espera que duplique su capacidad para 2040.

Los impactos de la producción de plástico y la contaminación en la triple crisis planetaria del cambio climático, la pérdida de la naturaleza y la contaminación son una catástrofe en ciernes:

 

Advertisement
  • La exposición a los plásticos puede dañar la salud humana y afectar potencialmente la fertilidad, la actividad hormonal, metabólica y neurológica, y la quema de plásticos al aire libre contribuye a la contaminación del aire.
  • Para 2050, las emisiones de gases de efecto invernadero asociadas con la producción, el uso y la eliminación de plástico representarían el 15 % de las emisiones permitidas, con el objetivo de limitar el calentamiento global a 1,5 °C (34,7 °F).
  • Más de 800 especies marinas y costeras se ven afectadas por esta contaminación por ingestión, enredos y otros peligros.
  • Unos 11 millones de toneladas de desechos plásticos fluyen anualmente a los océanos. Esto puede triplicarse para 2040.

Un cambio a una economía circular puede reducir el volumen de plásticos que ingresan a los océanos en más del 80 por ciento para 2040; reducir la producción de plástico virgen en un 55 por ciento; ahorrar a los gobiernos US$70 mil millones para 2040; reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 25 por ciento; y crear 700.000 puestos de trabajo adicionales, principalmente en el sur global.

La resolución histórica, titulada “Poner fin a la contaminación plástica: hacia un instrumento legalmente vinculante a nivel internacional”, se adoptó con la conclusión de la reunión UNEA-5.2 de tres días, a la que asistieron más de 3400 participantes en persona y 1500 en línea de 175 Estados miembros de la ONU incluidos 79 ministros y 17 funcionarios de alto nivel.

Elena Rusca

 

Advertisement
Advertisement
Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Corresponsal

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software