Reportar comentario

Parece que las mentiras, tergiversación de las noticias y montajes del imperio ya no tienen cavida ni aceptación en la ciudadanía informada y consciente de estos tiempos. La verdad se impone a pesar del monopolio de los medios de comunicación de la oligarquía fascista del imperio.