Piñera debe ser sometido nuevamente a Acusación Constitucional: Pura lógica Destacado

By Leopoldo Lavín Mujica Diciembre 14, 2019 907 2 comentarios

El informe de la ONU (ACNUDH) le dio un nuevo giro a la acusación interrumpida contra el Presidente Piñera. Es un documento que aporta pruebas contundentes a la iniciativa de acusación constitucional pues hay elementos fehacientes, investigados por un organismo de alta competencia, de que los derechos humanos han sido violados de manera sistemática en Chile. Es imposible ignorarlo. Hacer lo contrario, es caer en un estado de ilegitimidad y banalizar el hecho que  el Estado chileno no respeta la esencia del derecho: el derecho a la vida. Y deja así de ser un Estado de Derecho. 

 

 

Desde sus orígenes históricos en Occidente el funcionamiento y los procedimientos de una institución parlamentaria, en una democracia digna de ese nombre, es el de representar el sentir ciudadano cuando se legisla, y también servir de contrapeso a  los otros poderes del Estado.

 

Si una democracia se define por el respeto de los derechos humanos, es decir fundamentalmente del derecho a la vida y la preservación de la integridad física en un contexto de libertad, toda violación a estos derechos es imprescriptible. No se borra, permanece, y su posibilidad de ser cosa sometida a juicio pende como una espada de Damocles sobre los responsables del quebrantamiento del derecho y de la convivencia ciudadana. Es decir sobre quienes mandan en las instituciones que deciden sobre el cómo actuar, los límites del accionar y sus consecuencias políticas y penales.

 

Y si por razones políticas y de relaciones de fuerzas, u otros factores más prosaicos como el uso del dinero para interferir en la votación parlamentaria, una votación en el órgano parlamentario impide que progrese una acusación que se basa en hechos fehacientes y en base a informes de organismos competentes, la acusación debe retomarse en el momento oportuno, en que aparecen nuevos elementos. Es pura lógica democrática. No soy leguleyo.

 

Ante un hecho nuevo, una acusación que fue desestimada debe volver a ser revisada a la luz de los nuevos hechos aportados e información de valor jurídico que permitiría instar la acusación nuevamente.

 

La razón democrática aconseja retomar la acusación constitucional contra Piñera no por razones temporales sino de lógica democrática. ¿Qué hubiera sucedido si se hubiera conocido el informe antes de la cuestión previa que fue aceptada por 79 a favor y 73 en contra? Pensando de buena fe: se hubiera sometido a un juicio político a Piñera y se habría demostrado al mundo que las instituciones funcionan. Los valores democráticos fortalecidos.

 

Por supuesto que hay que ver lo de la admisibilidad formal. Pero la votación puede variar si pensamos de buena fe y creemos que los que votaron para impedir que Piñera fuera juzgado fue porque no tenían pruebas y no porque se contentaron con la cantinela del desorden y el caos. La democracia sólo se cuida defendiendo lo esencial: Los DDHH. Es la prueba de fuego de toda democracia.

 

Si los parlamentarios no asumen su rol de fiscalizadores habrá otra razón de más para mostrar que la transición misma fue un tongo pactado para preservar el modelo neoliberal y huelga decirlo, que el Estado de Derecho ha perdido toda legitimidad. 

 

 

Por Leopoldo Lavín Mujica

 

 

Valora este artículo
(4 votos)

2 comentarios

  • Sergio Bustamante
    Enlace al Comentario Sergio Bustamante Lunes, 16 Diciembre 2019 17:12

    ?Juicio Politico? PICHULA, A este Buitre y a su camarilla habria que someterlos a una Corte Marcialal estilo NUREMBERG por Traiciion a la :Patria, y que siendo un declarado Pinochetista se hizo millonario durante la Dictadura y ahora es un asesino CORORATIVO de Jovenes y de gente pobre. !Carcel y muro!
    .

    Reportar
  • Víctor Rodríguez O.
    Enlace al Comentario Víctor Rodríguez O. Domingo, 15 Diciembre 2019 14:56

    La gente está cansada y Piñera no puede seguir escondido, reprimiendo como única respuesta, no aceptando preguntas de la prensa y ofreciendo migajas.

    El inepto que tenemos de presidente sólo tiene dos opciones para acabar con esta crisis: Ofrecer un paquete de profundas mejoras sociales inmediatas o renunciar y llamar a elecciones anticipadas.

    No hay punto medio.

     Ya no están los tiempos para seguir aferrándose al modelo de explotación impuesto en Dictadura y tiene que ofrecer mejoras profundas a las personas que protestan en la calle.

    Y si simplemente no quiere hacerlo, que renuncie y llame a elecciones anticipadas. 

    Seguir extendiendo el chicle con apenas un mínimo porcentaje de aprobación, a estas alturas, ya no va a funcionar.

    Reportar

Deja un comentario