Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Reload Captcha
El candidato presidencial por el Frente de Todos, Alberto Fernández, dijo que el Fondo Monetario Internacional (FMI) tiene que ver mucho con lo que sucede hoy en Argentina y Ecuador.

El profesor Joseph Stiglitz es una excepción lúcida en el castillo calculador del imperio liberal. Consiente, según escribe, de que “el experimento neoliberal ha sido un fracaso espectacular”, Stiglitz promueve hoy lo que el denomina “un capitalismo progresista” como reemplazo al fracasado ultra liberalismo. No es un antiliberal pero si un reformista y, sobre todo, un acérrimo adversario de las políticas del FMI. Precisamente, cuando ocupaba el puesto de economista  jefe del Banco Mundial, sus posturas adversaras el FMI le valieron el Premio Nobel de Economía en 2001.

 

Argentina, uno de los principales productores mundiales de alimentos, se declaró por ley en emergencia alimentaria hasta 2022.

La norma fue aprobada este miércoles por el Senado en medio de un agravamiento de la pobreza al compás de la inflación y una creciente tensión social por multitudinarias protestas callejeras a poco más de un mes de las elecciones generales de octubre, informa la agencia AP.

 

 

Apretado en medio de la crisis que sortea, el presidente argentino, Mauricio Macri, sacó hoy un decreto de necesidad y urgencia que establece desde mañana y hasta el 31 de diciembre la restricción de acceso a la compra de dólares.

El gobierno de Mauricio Macri ya “pasó agosto” pero, difìcilmente, llegará a diciembre: si sigue vendiendo divisas a un ritmo de 90 millones de dólares diarios, las reservas se agotarían antes de finalizar el mes de septiembre; por otra parte, atrasar el pago de vencimiento de las Letras del Banco Central  a las personas jurídicas – y no así a los humanos – tendría como efecto inmediato el que los empresarios no puedan pagar los sueldos de sus empleados, pues el dinero correspondiente a las Letras y Bonos era una forma de invertir en capital, a fin de que no permaneciera el lucro ocioso.

Página 1 de 6