Hechos insólitos están ocurriendo en nuestro planeta, cambios que hace dos o tres años eran inimaginables: un fin de semana de septiembre pasado una jovencita de 16 años de nacionalidad sueca, de nombre Greta Thunberg, fue capaz de movilizar a 4 millones de niños y jóvenes y a sus padres, en manifestaciones realizadas en más de un centenar de naciones, sin tener que invertir un dólar en campaña publicitaria alguna. Tres días después, Greta daba un mensaje ante el pleno de las Naciones Unidas, tal como en los pasados 70 años lo hicieron personajes como Winston Churchill, Fidel Castro, John F. Kennedy, Nikita Jrushchov, Nelson Mandela y Barack Obama, el tema abordado por ella no fue menor, los riesgos inminentes en que estamos incurriendo, la desaparición de la vida en el planeta que hoy habitamos, precisamente ahora, en el tiempo en el que un líder racista, misógino, violento y con tendencias fascistas que responde al nombre de Donald Trump, parece estar empeñado en acentuar tales riesgos.

 

El presidente Putin comentó la campaña de Greta Thunberg y señaló diferencias profundas.  

 

 

Greta en la ONU: "... de lo único que ustedes pueden hablar es de dinero y de cuentos de hadas de crecimiento económico eterno...". 

Emol 

 

 

El presidente ruso se preguntó si alguien le había explicado a la menor cuánto cuestan las instalaciones para usar energía solar. Observó que "nadie le ha explicado a Greta que el mundo moderno es complejo y variado, se desarrolla rápido, y que la gente en África o en muchos países asiáticos quiere vivir en el mismo nivel de bienestar que la gente en Suecia".

 

"Que vayan y les expliquen a los países en vías de desarrollo por qué deberían seguir viviendo en la pobreza y no ser como Suecia".

El líder ruso indicó que es imposible no apoyar las ideas vinculadas con el desarrollo de las fuentes renovables de energía en general, aunque propuso "partir de los hechos reales" para promover este proceso. Sputnik

 

Putin es un político que ha hecho cambios importantes en la civilización actual. 

 

Sacó a Rusia de la situación en que la dejó Yeltsin y el fin de la Unión Soviética.

 

Ha frenado la política imperialista occidental en el mundo. Integra un bloque de contención con China. Apoya a Siria, Corea del Norte, Cuba, Venezuela, Irán, países acosados por las potencias.

 

Pero deja a un lado la real necesidad de construir una sociedad radicalmente diferente a la dominante en su época.

 

La URSS no siguió las políticas de Occidente, las rompió basándose en un pensamiento nuevo. Por algunos decenios logró practicar una vida social sin consumismo, solidaridad internacional; avances en salud, educación, trabajo, desarrollo tecnológico e industrial.

 

El resultado fue un colapso sin embargo se atrevió.

 

Putin que fue comunista se encuadra solo en el presente, no se abre al cambio civilizatorio inevitable debido a un modo de producir y consumir insostenible en el tiempo.

 

Cuánto cuesta instalar la energía solar pregunta sin considerar un mundo que ha abolido el gasto militar.  

Según sus palabras sería posible que los países subdesarrollados vivan como en Suecia aunque no hay suficiente planeta para eso y el decrecimiento será el día a día del futuro.

Putin dice que se debe "partir de los hechos reales" y no lo hace porque los límites de recursos próximos también son un hecho.

 

Lo correcto es considerar las dificultades actuales como puntos a superar para ir levantado la civilización sostenible, global, planificada siguiente; ojalá solidaria.      

 

Mientras no haya movimientos y partidos civilizatorios todos ellos como las masas ciudadanas son conservadores.

 

Contacto Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

La huelga escolar de la joven sueca Greta Thunberg tiene una fama internacional y recibe algunas críticas. En esta tribuna defiende la honradez de su compromiso. 

Greta Thunberg es una joven militante sueca que hace huelga escolar para alertar de la crisis climática. Esta tribuna es la traducción de un mensaje de su página de Facebook del 2 de febrero de 2019 en el que responde a sus detractores. Reporterre, en una crónica, destacaba “el envés de este cuento de hadas”.

 

La ira de Greta

Octubre 01, 2019

Todas las grandes acciones y transformaciones de nuestra historia han exigido ideas, voluntad y mucho arrojo. Un firme e intransable propósito de superar los obstáculos que siempre se les oponen, ejerciendo mucha fuerza e, incluso, una saludable irreverencia. Sin descartar, además, una buena dosis de radicalidad y legítima violencia. Por algo es que siempre los cambios son promovidos por la juventud, esto es por los que no tienen intereses creados respecto de lo que hay que modificar o revolucionar. Hasta en el avance de la ciencia y el arte es dable comprobar la tozudez de sus grandes cultores; una suerte de necesaria locura, como se reconoce. Nos es extraño, entonces, que muchos de los líderes que venera la memoria de los pueblos sean reconocidos como héroes, santos o mártires. Y su vida de haya extinguido en el calvario, la prescripción o el ostracismo. Aunque tantas veces sean vindicados por el reconocimiento postrero.

 

A lo largo de la historia los niños y adolescentes han inquietado a los poderosos: en el año 1212, Jerusalén había sido reconquistada  por Saladino, y las Cruzadas estaban estancadas, y cuando dos niños, Esteban, en Francia, y Nicolás, en el sacro imperio romano-germano, tuvieron sendas visiones, en las cuales Jesucristo los llamaba a iniciar sus respectivas Cruzadas, a fin de liberar el Santo Sepulcro, (no en vano Jesús había dicho que los niños eran sus predilectos), se reanudó la peregrinación a Tierra Santa.

 

Página 1 de 3