Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Reload Captcha

A propósito del informe Bachelet

By René Dintrans Alarcón Julio 10, 2019 307 0

¿Se puede ser anti autoritario y anti intervencionista al mismo tiempo?

 

 

Dicho en otras palabras:

 

¿Se puede ser antichavista y anti imperialista a la vez?

 

R: sí, pero vamos por partes.

 

El bloqueo comercial impuesto por EEUU a Venezuela es inmoral, es una violación a los derechos humanos de las víctimas directas, es decir, del pueblo venezolano. 
 
 
Un ejemplo elocuente es que Trump haya puesto en lista negra a empresas y transportistas que desobedezcan la orden de no proveer ni transportar medicamentos a Venezuela, una muestra cruel que al parecer es invisible. Venezuela ha sido sitiada
 

 

La magnitud del daño causado en Venezuela en virtud, mejor dicho, producto del vicio del bloqueo, no se conoce. Bachelet solo le dedicó unas palabritas introductorias, no se dio, no quiso, o no le permitieron darse el trabajo de consignarlo con un estudio que ciertamente era necesario.

 

El único indicado para poner freno al autoritarismo, al abuso del poder, que al parecer existe en Venezuela, es el pueblo venezolano.

 

La oposición venezolana ha sido absolutamente dominada por la intervención del tío Sam, obligada a restarse al proceso electoral que fue el caso en la última elección presidencial.

 

Y digo poner freno, no aniquilar, no " extirpar el cáncer chavista" parafraseando al tristemente célebre que todos conocimos.

 

USA ha torpedeado todas las instancias alternativas a su propósito amenazando a quienes no estén en línea con su política de intervención. Se permitió, por ejemplo - impúdicamente- , castigar a las naciones latinoamericanas que no congelaran ciertas cuentas del estado venezolano.

 

De modo que si queremos ser antichavistas y antimperialistas simultáneamente, el Imperio debe retroceder.

 

Si se postula que promocionan la democracia, entonces que facilitan las condiciones para que esto ocurra.

 

No hay esperanza que esto suceda a pesar del fracaso rotundo de EEUU de colocar a Guaidó como " encargado para Venezuela". 
 
 
Así las cosas, la declaración de la alta comisionada para los DDHH de la ONU, sólo contribuye al propósito intervencionista del Pentágono.
 
 

Por último, Michelle Bachelet no es lo mismo que Juan Guaidó ciertamente, sin embargo es curioso que ella, Lagos, Insulza, y otros socialistas, hayan ocupado altos cargos en la ONU y OEA, que sin el beneplácito del Pentágono difícilmente hubieran sido asignados a esos cargos tan relevantes para EEUU.

 

 

 

René Dintrans

Valora este artículo
(4 votos)

Deja un comentario