Tras las noches vividas en Barcelona conocida la sentencia del Tribunal Supremo español, resalta Cataluña sin rumbo. Lo perdió cuando omitió suscribir su independencia, su gobierno y su autonomía (2017). Cinco meses después recobró su gobierno autónomo, pero rehusó ejercerlo (2018). El gobierno catalán, la Generalitat, hoy día, es una institución puesta a administrar las cosas y ser usada como bastión del independentismo (2019). ¿Que esperar? que Esquerra Republicana en 2020 haga un buen gobierno, de amplia base política y social e inicie un diálogo político con el gobierno español en vista a acordar una fórmula pactada que dirima el conflicto en un referéndum. La idea es de Oriol Junqueras dicha desde la prisión en enero de 2018. 

 

El exasesor de Allende y ganador del Premio Nobel alternativo que entrega el Parlamento de Suecia analiza en esta entrevista la situación que vive Catalunya tras la sentencia del 'procés', la salida de la momia de Franco del Valle de los Caídos y la "crisis de Estado" que atraviesa España. Este jueves ofreció una conferencia en el Museo Reina Sofía de Madrid.

 

España es el único país de Europa que conserva un monumento faraónico, dedicado al  fascista José Antonio Primo de Rivera y al asesino dictador, Francisco Franco, (ni en Alemania, ni en Italia, nadie se atrevería a levantar un  monumento a Hitler y a Mussolini, pues la apología al nazismo y al fascismo está prohibida por ley en ambos países, so pena de cárcel o de multas), lo cual demuestra que la amnistía, surgida a raíz de los pactos de La Moncloa, sólo ha servido para mantener la más completa impunidad a los colaboradores de la dictadura franquista.

Los tribunales de justicia no son competentes para resolver conflictos políticos: cada vez que intervienen en esta área sólo destruyen las débiles democracias.

 

La indignación contenida estalló en Cataluña! El Tribunal Supremo de España, de una clara filiación derechista, que en ese país equivale a franquismo puro, ha concluido su tarea política de castigar, con dureza excesiva, a nueve políticos y líderes sociales catalanes por haber dado la cara por casi 3 millones de catalanes que hace dos años exigieron su derecho a decidir su propio destino.