Desconocidos dañaron un memorial dedicado a los detenidos desaparecidos por la dictadura de Augusto Pinochet, en la sureña ciudad de Concepción, reportaron hoy medios locales.

Durante este año, dos miembros de la familia Pérez han ocupado algunos de los titulares y los resúmenes de Prensa: el ridículo guatón, dueño de GASCO, Matías Pérez Cruz quien creyéndose dueño de la playa colindante con “el jardín del edén” de su propiedad, en el Lago Ranco, expulsó a dos mujeres que apaciblemente descansaban en la playa con su vozarrón de prepotente macho, bien alimentado a juzgar por su voluminoso abdomen que exhibía sin pudor y las conminaba prepotentemente a abandonar su fundo con frases como “se me van, se me van”…

 

Cuando se escribe una novela, un cuento o una obra de teatro, a menudo el autor recurre a personajes de la historia o a quienes forman su entorno. Los modifica en parte y les cambia de nombre. Siempre existe quien puede servir a sus propósitos narrativos. Si no encuentra a la persona adecuada, la inventa y aunque parezca extraño, no es la mejor solución. La realidad por norma le va a proporcionar el personaje ideal y basta hacerle adecuados retoques y resuelve el tema.

 

Ninguna persona bien nacida puede aplaudir la violencia: el fascismo, el pinochetismo, el franquismo…no ha sido más que la violencia concentrada de los pocos ricos contra una mayoría de pobres. El episodio del Mall de la Dehesa, por ejemplo, es el reflejo y muestra del odio de los privilegiados – arribistas o no – en contra de los ciudadanos comunes y corrientes.

 

El economista Orlando Sáenz emitió opiniones muy fuertes al ser entrevistado por Tomás Mosciatti, respecto a la situación de Chile, en el momento presente.