Miércoles, 20 de Marzo 2019
Mensaje
  • EU e-Privacy Directive

    This website uses cookies to manage authentication, navigation, and other functions. By using our website, you agree that we can place these types of cookies on your device.

    View e-Privacy Directive Documents

    You have declined cookies. This decision can be reversed.

Por qué la Agenda Mujer del Gobierno no es lo mismo que las demandas feministas

Publicado el 08 Marzo 2019
Escrito por Tomás González F.

 

Para este 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, son diez las demandas que el movimiento feminista ha levantado y que busca reivindicar a través del llamado a huelga general durante toda la jornada. Estas demandas surgieron luego del Encuentro Plurinacional de Mujeres que Luchan celebrado en diciembre pasado, en el que participaron más de mil mujeres de todos los rincones del país y del cual surgieron los temas medulares que buscarían poner sobre la mesa este viernes.

 

 

 

A su vez, el gobierno de Sebastián Piñera, a través del Ministerio de la Mujer y Equidad de Género, y su ministra, Isabel Plá, han creado la llamada Agenda Mujer, con la que buscan combatir las desigualdades a las que se ven enfrentadas millones de mujeres en nuestro país. Sin embargo, ambas agendas poco tienen en común. Pero, ¿logra, efectivamente, la Agenda Mujer del gobierno abarcar las demandas del movimiento feminista?

 

 

Las diez demandas que surgieron del Encuentro de Mujeres, van desde poner término a todo tipo de violencia, pasando por una educación no sexista y llegando, incluso, a plantear el fin de las AFPs. Temas que, evidentemente, no son ni esbozados en el programa del Gobierno.

 

 

Respecto del trabajo y la seguridad social, Moreen Ramos, vocera de la Coordinadora Feminista 8 de Marzo, señaló que las propuestas del Gobierno son justamente lo contrario a lo que propone el movimiento feminista.

 

 

“Nosotras lo que estamos proponiendo es unificar la fuerza de las trabajadoras y trabajadores, con demandas centrales, demandas en el conjunto del movimiento de los trabajadores, que puedan ir mejorando las condiciones laborales que hoy día tenemos, los contratos precarios que existen, las jornadas laborales que son muy extensas. Y el Gobierno lo que está proponiendo es todo lo contrario. O sea, propone flexibilidad en el trabajo, contratos precarios como el sub contrato o el contrato de honorarios, y también está proponiendo que trabajadores puedan negociar con los empleadores sin necesariamente estar en el sindicato. Por lo tanto, eso va a quitar fuerza a los sindicatos. Está proponiendo también, poder tener reemplazos cuando los sindicatos se vayan a huelga, y eso es una debilidad para los movimientos sindicales hoy en Chile”, explicó Ramos.

 

Otra de las demandas que se levantaron para este viernes, tiene que ver con la memoria y los derechos humanos. En ese sentido, las feministas se proponen la construcción de una memoria feminista como herramienta para la lucha y la resistencia.

 

Así también, visibilizar las violaciones a los derechos humanos, en su concepción más amplia, desde el derecho a una educación no sexista, hasta poner en cuestión el respeto por los derechos reproductivos de las mujeres.

 

Beatriz Bataszew, también vocera de la Coordinadora 8 de Marzo, explicó que la agenda del Gobierno no apunta a una transformación profunda como la que busca generar la demanda feminista.

 

“Esta agenda del Gobierno tampoco tiene una respuesta en relación a la educación no sexista y mercantilizada. Porque nosotras no sólo estamos planteando que se cambien los protocolos institucionales para abordar la violencia, sino que también planteamos que debe haber una transformación profunda del sistema educacional, desde la educación inicial, para combatir la reproducción del sexismo. Por otro lado, consideramos también que parte de esa historia y parte de esa educación no sexista debería contemplar la historia de la lucha de las mujeres, que ha sido borrada”, señaló la vocera en temas de Memoria y Derechos Humanos.

 

Las declaraciones de las autoridades de gobierno frente al llamado a la movilización feminista han sido principalmente de rechazo, argumentando que ya existe una agenda en esta materia, agenda que incluye las demandas de las mujeres chilenas y que, por lo mismo, no es necesaria una huelga.

 

 

Frente a esto, Alondra Carrillo, vocera de la Coordinadora Feminista 8 de Marzo, señaló que estas diferencias demuestran que el Gobierno de Sebastián Piñera ha quedado al margen de lo que las mujeres chilenas han planteado.

 

 

“El Gobierno ha demostrado una y otra vez, en su rechazo al llamado a la huelga, en su rechazo a reconocer que este llamado es uno de carácter internacional, que tiene la fuerza de una movilización social transversal y que es cada vez más fuerte, no solamente en nuestro país, sino en todas partes. Ha fallado en reconocer la capacidad transformadora de este movimiento y, en ese sentido, ha quedado un poco al margen de lo que las mujeres hoy día estamos planteando. El Gobierno ha demostrado su profunda desconexión con los problemas que las mujeres tenemos”, sostuvo la vocera de la Coordinadora 8 de Marzo.

 

 

Pese a estas diferencias, es un hecho que la Huelga Feminista va. De esta manera, miles de mujeres a lo largo del país paralizan sus actividades este viernes y salen a las calles, buscando visibilizar lo invisibilizado por décadas y buscando unirse para llegar a todos los sectores de la sociedad, irrumpiendo de manera transformadora, en el que será un hito trascendental de un largo período de lucha feminista.

 

 

 

Revisa el resto de las demandas feministas aquí.

 

Publicado en el portal de Radio Universidad de Chile

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Artículos Relacionados