Martes, 11 de Diciembre 2018
Mensaje
  • EU e-Privacy Directive

    This website uses cookies to manage authentication, navigation, and other functions. By using our website, you agree that we can place these types of cookies on your device.

    View e-Privacy Directive Documents

    You have declined cookies. This decision can be reversed.

Juan Pablo Cárdenas presenta “En un país llamado Chile”, libro de crónicas inéditas

Publicado el 09 Octubre 2018
Escrito por El Clarín de Chile

En dos docenas de inéditas crónicas, su género preferido, el Premio Nacional de Periodismo Juan Pablo Cárdenas Squella nos revela hoy su visión de desconocidos hechos vívidos y presenciales del acontecer chileno. En su estilo directo y sin concesiones con la historia oficial, las crónicas están contenidas en su último libro, “En un país llamado Chile”.

 

 

Una de esas crónicas se refiere a la gran “mentira oficial” sobre el “suicidio” del Presidente Salvador Allende en La Moneda, que contrasta con contundentes estudios y testimonios, por la forma en que la dictadura presentó su cadáver bajo una manta, las sospechas de cómo se realizó la autopsia, la ligereza y falta de minuciosidad con que fue exhumado, la rápida sepultura oficial y la indiferencia de las instituciones del estado para recibir esas pruebas.

 

 

Allende fue acribillado a balazos por los secuaces del general Javier Palacios, que dirigió el asalto a La Moneda, y uno de ellos, René Miguel Riveros Valderrama, quien le dio un tiro de gracia en la sien, guardó para si el reloj del mandatario en premio por su “valerosa” acción. Esto lo confesó el propio oficial a un ingeniero detenido al que casi fusiló, quien no fue escuchado por ningún organismo del estado, en el marco de la política de aplicar justicia “en la medida de lo posible”. Ese militar reside hoy sin problemas en Santiago.

 

 

Cárdenas también recuerda en una de sus crónicas como vivió el “Tacnazo” del general Roberto Viux en Octubre de 1969. Siendo estudiante de periodismo y compañero de curso de su amiga Consuelo Cheyre, llegó a la casa de ésta última, hija del general Cheyre Toutin, a quien en ese momento se le había nombrado comandante de las fuerzas leales al gobierno de Eduardo Frei Montalva para encarar esta sublevación castrense. Mientras el oficial se ponía su uniforme de combate, irrumpió en la casa su hijo mayor, Juan Emilio Cheyre Espinoza, quien sin saber de ese nombramiento se aprestaba a enrolarse en el movimiento de Viaux, lo que comunicó a su progenitor. Con un fuerte grito, su padre y superior jerárquico le espetó; ¡Arrestado! Y lo recluyó en su dormitorio hasta que la situación insurreccional quedó superada. El joven llegaría a ser Comandante en Jefe del Ejército.

 

 

Otra crónica relata la multitudinaria conferencia sobre la deuda externa convocada por Fidel Castro en La Habana, con más de dos mil participantes de todo el mundo. Cárdenas se sentó junto a un ameno, culto y experimentado socialista al que conocía. Este le advirtió que a Fidel le tributarían un largo aplauso tras su intervención, pero sólo un asistente no batiría sus manos y sería la única excepción en tan concurrida asistencia. Cárdenas y su amigo lo observaron detenidamente y así fue. No aplaudió. El amigo le advirtió que Heraldo Muñoz se encontraba haciendo méritos para enrolarse como informante de la CIA y como en el salón había varios norteamericanos conspicuos, cuya misión principal, más que escuchar a Fidel, era observar a los asistentes, Muñoz no podía expresar ningún entusiasmo si se sentía observado. Como canciller, se portó a la altura.

 

 

Estas son solo tres muy resumidísimas crónicas de las dos docenas del libro de Juan Pablo Cárdenas, quien deslumbran por su cruda narrativa, y que incluyen con detalles otras igualmente descriptivas de la sociedad chilena. Como la “imaginacción” del “socialista” y lobista ex ministro Enrique Correa para limpiar la imagen de los empresarios que corrompieron la política con dinero o su papel para alejar de la así llamada transición a quienes se oponían al modelo dictatorial.

 

 

Y también sobre las miserias que acosan al periodismo, que el autor sufrió en carne propia con cárceles y sugerencias eclesiales de abandonar por su bien la revista Análisis e irse del país con su familia en plena dictadura o las severas e infundadas acusaciones en su contra para alejarlo de la Radio Universidad de Chile, de las que salió liberado, aunque luego se acogió a retiro.

 

 

El libro “En un país llamado Chile” será presentado por el Centro de Formación Memoria y Futuro el martes 16 de Octubre de 2018, a las 19.00 horas, en el Salón de Honor del Instituto de Chile, situado en Almirante Montt 454, Santiago Centro (Metro Bellas Artes). Comentarán la presentación los periodistas Juanita Rojas Cisternas y Rafael Urrejola Dittborn.

 

Quedas cordialmente invitado a esta actividad, en la que podrás adquirir tu ejemplar, que será firmado por el autor.

Artículos Relacionados