Martes, 18 de Diciembre 2018
Mensaje
  • EU e-Privacy Directive

    This website uses cookies to manage authentication, navigation, and other functions. By using our website, you agree that we can place these types of cookies on your device.

    View e-Privacy Directive Documents

    You have declined cookies. This decision can be reversed.

Orquesta de la Universidad de Chile protesta en Escuela de Carabineros: al finalizar una función tocó "Arauco tiene una Pena"

Publicado el 29 Noviembre 2018
Escrito por El Clarín de Chile

Al finalizar un concierto con la música de Gaetano Donizetti realizado en la Escuela de Carabineros, la Orquesta de Estudiantes de la Universidad de Chile entonó el tema de Violeta Parra a modo de protesta por la muerte de Camilo Catrillanca.

 

 

Ocurrió el martes pasado, en el teatro de la Escuela ubicada en la calle Antonio Varas, Providencia. Al culminar la interpretación de la ópera El elixir del amor, del compositor italiano Gaetano Donizetti, la Orquesta de Estudiantes de la Universidad de Chile omitió las instrucciones de su director, el maestro Eduardo Browne: “Este es no es un escenario para hacer política”, publica La Tercera.

 

“Precisamente porque somos artistas tenemos que expresarnos”, asegura el chelista Marcelo Mella, quien participó de la protesta del conjunto. “Era un escenario para hacer algo pacífico y sensato”, añade.

 

El estudiante de interpretación cuenta que la orquesta acordó tocar “Arauco tiene una pena” una vez terminada la presentación, durante la función final, pero que su director no estaba de acuerdo.

 

“Incluso la gente del coro, tras bastidores, fue amenazada de no participar”.

 

“Lo valiente fue que se tocó en el Teatro de Carabineros de Chile, dentro de la misma Escuela de Carabineros. Estoy muy orgulloso de lo simbólico y potente de nuestro acto, ¡fue un hito gigante!”, dice Mella.

 

En el registro de casi dos minutos publicado por la FECh, se puede ver a los músicos siguiendo la melodía de Violeta Parra sin su director de orquesta.

 

Según Mella: “Cuando termina el concierto y nos ponemos de acuerdo para hacer la canción, hay una discusión con el director que hace todo llamativo para la gente. Nos decía que ya habíamos terminado, que no podíamos tocar más”.

 

Luego sigue: “Aunque tras bastidores hubo una discusión con algún carabinero, finalmente, como toda la gente se puso a grabar y por lo simbólico del momento, el público aplaudió. Definitivamente era el momento y el lugar para decir algo”.

 

“Muchos cambios o procesos históricos se han iniciado a través del arte. Y nosotros esperamos que este sea uno”, agrega.

 

Artículos Relacionados