Sábado, 16 de Febrero 2019
Mensaje
  • EU e-Privacy Directive

    This website uses cookies to manage authentication, navigation, and other functions. By using our website, you agree that we can place these types of cookies on your device.

    View e-Privacy Directive Documents

    You have declined cookies. This decision can be reversed.

El gran rescate

Publicado el 22 Enero 2019
Escrito por El Clarín de Chile

La Operación Vuelo de Justicia (conocida también como el Gran Rescate o la Fuga del Siglo), es el nombre dado por el Frente Patriótico Manuel Rodríguez a la operación de rescate de sus militantes Ricardo Palma Salamanca, Pablo Muñoz Hoffmann, Mauricio Hernández y Patricio Ortiz Montenegro, de la Cárcel de Alta Seguridad de Santiago, el 30 de diciembre de 1996.

 

Constituye una de las evasiones carcelarias más espectaculares registradas en la historia de Chile, en la cual los detenidos fueron extraídos a las 15:00 del 30 de diciembre de 1996 en una canasta blindada sostenida por un helicóptero desde el patio de la Cárcel de Alta Seguridad de Santiago.

 

La operación fue precedida de ráfagas de ametralladoras desde la cabina del helicóptero para repeler la posible reacción de respuesta de los gendarmes. 

 

La crónica de este rescate es la que relata el propio Ricardo Palma Salamanca en el libro “El gran rescate”, publicado por LOM Ediciones.

 

El libro, es el relato personal, del rescate de los cuatro frentistas encarcelados en el CAS, el 30 de diciembre de 1996.

 

Escribe Palma Salamanca en el Prólogo: «[…] No recuerdo la hora exacta, ni la luz, ni la temperatura del día. Un helicóptero sobrevolaba el espacio aéreo de la Cárcel de Alta Seguridad; un delfín gigante y alado flotaba sobre nosotros. Aquel día, nerviosos, recibíamos el viento de las aspas y el rugido de la turbina; los casquillos calientes quemaban nuestros hombros. Ansiosos y anhelantes, salíamos del útero del infierno para ver la luz que durante años nos había sido negada, y aquella diáfana claridad se entreveraba con los fragmentos de libertad que a cada segundo iban contrariando los años de oscuridad […]».

 

Dada la rapidez de la acción, dos de los frentistas no alcanzaron a subirse completamente cuando el helicóptero comenzó a elevarse, Ortiz Montenegro y Hernández Norambuena sobrevolaron el penal colgando de la canasta, golpeándose este último en los muros de la cárcel.

 

Pese a estar desprotegidos los frentistas colgantes no fueron alcanzados por ningún disparo, pues los gendarmes no repelieron la acción, refugiándose en el interior del penal.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Artículos Relacionados