Martes, 18 de Diciembre 2018
Mensaje
  • EU e-Privacy Directive

    This website uses cookies to manage authentication, navigation, and other functions. By using our website, you agree that we can place these types of cookies on your device.

    View e-Privacy Directive Documents

    You have declined cookies. This decision can be reversed.

Impacto en la política española tras ingreso de la ultraderecha al parlamento andaluz

Publicado el 03 Diciembre 2018
Escrito por PL

 

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, afirmó hoy que reforzará su proyecto europeísta y regenerador, tras la irrupción de la extrema derecha en las instituciones del país. En un apunte en su cuenta personal de Twitter, el mandatario aludió de esa manera al descalabro sufrido por su agrupación, el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), en las elecciones celebradas la víspera en Andalucía, principal bastión de la socialdemocracia.



'Los resultados en Andalucía refuerzan nuestro compromiso de defender la Constitución y la democracia frente al miedo', escribió Sánchez en la red social, sin mencionar directamente la entrada del partido ultraderechista Vox en el parlamento andaluz.

'Mi Gobierno seguirá impulsando un proyecto regenerador y europeísta para España', aseguró el también líder nacional del PSOE, en su primera reacción a los malos resultados obtenidos por la formación socialdemócrata en los comicios regionales del domingo.

Nacida en 2013, Vox ganó 12 de los 109 escaños de la cámara legislativa de la comunidad autónoma del sur de España, y obtuvo así el mayor éxito para una agrupación de esa ideología desde el retorno de la democracia a esta nación ibérica.

Ninguna fuerza de ultraderecha española había vuelto a una institución desde que Blas Piñar, de Fuerza Nueva, dejó en 1982 su banca en el Congreso de los Diputados, Cámara baja de las Cortes Generales (parlamento bicameral).

Con casi la totalidad de los sufragios escrutados, el PSOE, aunque resultó la formación más votada, logró su peor resultado en un territorio en el que gobierna de manera ininterrumpida desde 1982, al conseguir 33 escaños en el parlamento regional.

La centenaria agrupación perdió 14 diputados respecto a los comicios de 2015 y se alejó de la mayoría absoluta, fijada en 55 de las 109 bancas de la cámara andaluza.

El conservador Partido Popular (PP), la otra fuerza tradicional en este país, obtuvo 26 representantes en el órgano legislativo autonómico, siete menos que hace tres años, mientras el liberal Ciudadanos (Cs) sumó 12 hasta los 21 asientos.

Con 17 bancas -tres menos que en 2015-, la cuarta posición fue para Adelante Andalucía, coalición con la que concurrieron este domingo a las urnas las agrupaciones progresistas Podemos e Izquierda Unida.

Emerge así, por primera vez en 36 años, una mayoría de derecha en Andalucía, la cual necesitaría para gobernar crear un tripartito del que, de una u otra manera, debería formar parte Vox.

Junto al PP y Cs, este partido de extrema derecha -con un discurso xenófobo, machista y antiinmigrante- puede transformarse en la llave que termine con la hegemonía del PSOE en el territorio más poblado de esta nación europea, con 8,3 millones de habitantes.

Antes incluso de conocerse el resultado, Vox recibió la enhorabuena de la líder de la ultraderecha francesa, Marine Le Pen, que transmitió sus 'vivas y calurosas felicitaciones' por este 'resultado muy significativo para un movimiento joven y dinámico'.

Artículos Relacionados