Mundo Portada

doc ‘All In’: Represión electoral en la oscura democracia yanqui y por qué perdió Trump

EE.UU siempre se ha erigido como cuna de la democracia pero es un sistema dirigido por una elite peligrosa que aplica la represión electoral en cada elección para mantener su poder y racismo.

¿Imaginas si te borrasen del padrón/censo electoral por no contestar un email o correo? o ¿que te pidiesen pasar un cuestionario sobre la historia de tu país para poder registrarte y votar? o ¿que te quitarán tu lugar de votación en tu comunidad unos días antes de la votación y debas viajar 100 km para poder ejercer tu derecho?.

Pues todo esto se llama represión electoral , en inglés ‘Voter Suppression’, e implica que para votar te ponen los máximos obstáculos legales y no ejerzas tu derecho a elegir tus representantes. Eso pasa todas las elecciones en EE.UU. y que el doc All In: The Fight for Democracy denuncia en más de una hora.

En una interesante mezcla de historias pro derechos civiles, entrevistas y denuncias, ‘All In: la lucha por la democracia’ muestra como durante siglos la elite blanca norteamericana no ha querido que los más pobres o minorías voten por miedo a perder sus privilegios.

Advertisement

El documental, que se puede ver en Amazon Prime, es producido por la activista demócrata Stacey Abrams que reside en Atlanta y que ha movilizado a más de 800 mil afroamericanos, asiáticos e hispanos para que voten en la última elección presidencial 2020 que ha perdido Donald Trump, y de paso ejerzan su derecho constitucional.

Las directoras del doc Lisa Cortés y Liz Garbus pasaron 18 meses inmersas en los problemas de una democracia frágil y la noche de las elecciones a las que Abrams se lanzó para ser gobernadora en Georgia y perdió por varios fallos en el sistema electoral ante el republicano Brian Kemp, un político a favor de la represión electoral.

Pese a todo Abrams lanzó un mensaje tranquilizador y prometió luchar por la democracia fallida y oscura. A partir de esta experiencia nació ‘ALL IN’ : aquí ve el trailer.

Advertisement

mira el trailer del alucinante doc sobre la lucha por la democracia en USA

Las trabas a la participación electoral viene desde hace siglos en la que se llama la cuna de la democracia: USA

Bueno hay que decir que la represión electoral es el manual más viejo que las elites norteamericanas utilizan para ganar las elecciones norteamericanas. Ya Donald Trump y los conservadores han utilizado este mecanismo para mantener el poder. “Si aumenta el censo electoral el partido republicano se quedaría sin parlamentarios”, dijo en una ocasión Trump criticando el voto anticipado.

Especialmente su temor es el voto por correo que la senadora demócrata Nancy Pelosi blindó con recursos extras, 80 millones de dólares, para las últimas elecciones y permitir que las papeletas llegasen a tiempo a todos los que las pidiesen. Los conservadores acusaban a este sistema de fraude pero las investigaciones ha determinado que sólo se dan en un 0,0005%. Osea que el voto por correo es totalmente viable y seguro, debido a que tiene varios filtros de protección, como sellos, etc.

Para la candidata demócrata Stacey Abrams, el nacimiento de la democracia norteamericana ha sido una mentira. Solo el 6 % de las comunidades negras estaban inscritas en las listas o registros de votación tras la guerra civil.

Luego, para dar voz a las minorías se creó la Voting Rights Act y varios dirigentes no blancos lograron puestos de liderazgo políticos. Sin embargo, las elites idearon lo que se llama Voter Suppresion, o elementos que obstaculizan el derecho a voto.

Advertisement

Por ejemplo, había que hacer un test de alfabetización, preguntas sobre historia, etc. También pedían Polls taxes o impuestos de capacitación que las clases bajas no podían pagar. Además, se aplicaban delitos de felonía o delitos a desempleados que vivían en la calle para negar el voto a negros.

De esta manera, en el siglo XX tras la segunda guerra mundial descendió de un 60% descendió a 3% el voto negro registrado. Aquí aparece la historia de Maceo Snipes, un afroamericano que luchó contra los nazis en Europa que volvió a su país y quería votar en Georgia, estado dominado por el KKK . Por pedir su derecho fue asesinado por civiles en 1946. El terrorismo electoral se tomó Mississippi por varios años, y aunque se le enfrentó a traves del movimiento activista de derechos civiles, muchos negros tenían miedo a votar.

Otro ejemplo es en Selma, Alabama, donde solo el 1% de los negros podía votar en 1965 y no les dejaban registrarse. Perteneciente al Dallas County, el Doctor Luther King y un grupo de activistas pro DDHH marcharon por el derecho a votar y fueron brutalmente reprimidos, lo que avergonzó a todo el país tras ver imágenes muy fuertes de la policía dando palos a diestra y siniestra.

Advertisement

Bueno tras estos hechos la democracia norteamericana no funciona, se le reconoce un fallo sistemático. Por eso, los demócratas aprueban la norma que protege el derecho al voto llamada Voting Rights Act. Sin embargo, los Republicanos siguen teniendo miedo al poder del voto negro y de las minorías como hispanos, asiáticos y nativos americanos.

Este oscuro panorama para los conservadores se hace realidad en 1967 ya que implica que con la ley del derecho a voto se registran un 67 por ciento de negros en las elecciones. Pero el miedo de los afroamericanos a votar sigue en el aire . Las minorías no creen en la democracia en USA.

Pese a las leyes que protegen a las minorías estas siguen siendo discriminadas: se les obliga a leer la constitución, a tener foto en el carnet, pese a que los blancos pueden votar con un carnet de posesión de armas.

Todo cambio en 2007 cuando Barack Obama lleva a las urnas a mas de 15 millones de votantes nuevos. Esto llena de miedo a los conservadores.

Advertisement

Sin embargo, en Shelby, Alabama , en 2007, baja del 70 al 20% la inscripción de los negros. Los conservadores viendo el panorama sacan del registro a millones de votantes y ello obliga a muchos ciudadanos a volver a inscribirse. De esta manera, se intenta debilitar a la Ley de Derecho a Votar de 1965.

Los conservadores atacan de nuevo a la Ley de Derecho a Votar en 2013. Logran con sus abogados que la Corte Suprema rebaje el poder de esta norma y todos los Estados Blancos vuelven a exigir a los votantes diferentes acreditaciones, derechos de nacimientos, etc, para poder ejercer su derecho e inscribirse.

En 2018 en Texas nace ‘Lucha, movimiento activista que llama a participar a los mexicanos inmigrantes en unas elecciones que les discrimina. Diferente es en Florida donde cubanos y venezolanos votan contra los demócratas y su registro es más fácil para ejercer el derecho.

Por ejemplo, sin dirección postal no podías votar. Esto afectó a los nativos americanos que viven en reservas y paralelamente se generaron fuertes restricciones para votar en Wiscosin, lo que hizo ganar a Trump en 2016 gracias a 22 mil votantes purgados que no ejercieron su derecho.

Una de las tácticas de los conservadores para evitar un voto en contra es enviar un correo para confirmar tu domicilio. Si no respondías el correo en el mail te borraban del registro en Ohio, por ejemplo. Así se iba aplicando la purga de los conservadores en el padrón electoral, el cual no les interesa ni paritario ni equitativo.

Advertisement

Stacey Abrams compitió en Georgia en 2018 ante Brian Kemp, un represor electoral por excelencia. Kemp tenía un programa de televisión donde perseguía a ilegales por las fronteras y pueblos. Cuando fueron las elecciones para Gobernador en este Estado había un 32% de negros inscritos.

Represión electoral: En Shelby, Alabama, se cerraron 160 centros de votación y la gente debía desplazarse muy lejos para votar, una acción difícil para gente humilde, sin dinero.

Pese a que Stacey luchó para que se inscribiesen más ciudadanos, antes de las votaciones un 70% del 30% total estaban esperando que se les activará el registro y no pudieron votar. Ello generó que perdiera la votación por 24 mil votos. Luego se supo que Kemp supervisó las purga de más de un millón y medio de votos, la mayoría en las comunidades de negros.

En las elecciones en Georgia (2018) los ciudadanos negros debieron esperar más de tres horas, incluso unos llegaron a tardar 8 horas para votar. También las autoridades ligadas a Kemp disminuyeron gente para recibir a votantes, había falta de formación y todo se ralentizó. A eso se sumaba falta de papeletas para votar, máquinas malas, etc.

Abrams explica que la única forma de luchar por la democracia es inscribirse y votar, que los políticos bajen a la calle y conozcan a su gente. Y denuncia que en Estados Unidos es muy baja actividad y participación en comparación a otros países desarrollados. Eso permite al poder corrupto mantener sus privilegios ni la represión electoral.

Lo que es claro es que los conservadores tienen miedo al voto por correo o anticipado. Eso ya se demostró en las recientes elecciones en las que perdió Trump, y que hasta ahora no reconoce el resultado final. ¿Por qué? Los republicanos argumentan que hay que anular este tipo de voto porque es fraudulento. La acusación no tiene fundamento ni base ya que los correos vienen sellados, con fecha de envío, y protegidos, etc. El voto fraudulento prácticamente no existe y es una arquitectura para negar votos que podrían hacerles perder el poder.

Advertisement

Tanto es el miedo de los republicanos a perder sus privilegios que el gobierno de Donald Trump estuvo pidiendo información sobre la afiliación a partidos politicos de los votantes através de la Fundación Heritage. Una acción ilegal porque el voto es secreto.

Mira aquí la lucha por el derecho a vota / Represión electoral en USA

En el documental All In: la lucha por la democracia de Amazon Prime, Stacey Abrams llama a todos los voluntarios que ayudaron a votar a los ciudadanos más débiles. Pide a los jóvenes, que fueron el ejército ciudadano de los demócratas, que “comprueben que no han sido privado del derecho a voto. Habla con tus vecinos, ve a que circunscripción perteneces antes de votar. No te vayas sin votar, y si tu máquina no funciona espera a que te la arreglen” .

El llamado de Stacey, que ha sido una de activistas que posibilitaron que Joe Biden ganase en Georgia, un estado que siempre ha sido de los Republicanos, es que “la gente debe hacer el cambio porque ni la autoridad ni los tribunales lo harán”, señala.

Lo peor de todo es que Estados Unidos es de los países democraticos con la menor libertad en cuanto al derecho a ejercer el voto. Por ejemplo, en Chile o España, la inscripción es automática y no esperas mas de 20 minutos para votar.

Advertisement

¿Entendéis porque perdió Trump? La votación estuvo ajustada, pero la lucha por cada voto fue la acción que le derrocó, en una democracia fallida y elitista donde no gana el más votado sino el que tenga más dinero.

Todos los votos cuentan. Contad todos los votos. Every vote county

 

Fuente: EuroLatinpress

Advertisement
Advertisement

Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *