Debate

La Constituyente, de rodillas

La declaración de los estados de excepción en Chile y Ecuador es la mejor muestra del fracaso de las mal llamadas democracias. En Ecuador sucede luego de que los Papeles de Pandora revelaron que el presidente Guillermo Lasso tiene cuentas ocultas en paraísos fiscales y blinda a militares y policías de cualquier juicio por sus actuaciones.

En Chile, el presidente Sebastián Piñera envía soldados, tanques y helicópteros de guerra a territorio mapuche, para frenar la recuperación de tierras del movimiento. Este hecho se produce mientras la Convención Constituyente sesiona para redactar un texto que supere la carta heredada del régimen de Pinochet.

Lo más objetable es que la mayoría de izquierda de la Constituyente, los movimientos sociales que la integran y el sector de los pueblos originarios que decidieron participar, apenas han hecho declaraciones sin tomar ninguna medida enérgica contra el estado de excepción.

Meses atrás dije que la Constituyente sería la tumba de los movimientos (https://bit.ly/3C0mHuT). Estaba equivocado. En realidad, la lucha popular está mostrando los límites del proceso iniciado en noviembre de 2019 para desviar la lucha callejera hacia las instituciones.

El 12 de octubre, la Comunidad Autónoma de Temucuicui difundió un comunicado donde nombra la realidad en los términos más claros. “Es la demostración objetiva del fracaso de la Convención Constitucional y los escaños reservados, donde la lucha histórica del pueblo mapuche ha sido relativizada y reducida a una abstracción de pueblos; ahora en plena discusión y proclamación del Estado plurinacional se ha declarado oficialmente la militarización y la continuación del genocidio del cual el pueblo mapuche ha sido víctima de manera histórica” (https://bit.ly/3mVgTw8).

Advertisement

En un comunicado del 16 de octubre, la Coordinadora Arauco Malleco reafirma su línea histórica de recuperaciones con base en el control territorial y la transformación de estos lugares, recuperando espacios vitales para la vida mapuche (https://bit.ly/3jl8eT0).

El texto, firmado por decenas de comunidades, agrega que el enemigo es el gran capital-extractivista inserto en nuestros territorios y no iglesias, ni el campesinado común, y considera que la militarización impuesta por este gobierno fascista responde al avance sustantivo del proceso de recuperación político y territoriales.

En los hechos, la declaración del estado de excepción pretende frenar la recuperación de tierras que se viene multiplicando en los dos últimos años. De hecho, en los primeros meses de 2021 se ocuparon cinco veces más fundos que el año anterior y la movilización del pueblo mapuche no hace más que intensificarse.

La segunda consiste en el fracaso de la Convención Constituyente. Por un lado, está siendo paralizada por la derecha y la extrema derecha que buscan su fracaso. Pero, sobre todo, por la debilidad de las y los constituyentes que responden a la izquierda y a los movimientos sociales, que no atinan a tomar medidas drásticas, por lo menos tan radicales como la decisión del gobierno de enviar al ejército a territorio mapuche.

Advertisement

Se pueden sacar algunas conclusiones de esta deriva del Estado de Chile, de la parálisis de la Constituyente y de la persistencia de las comunidades autónomas.

La primera es que el gobierno de Sebastián Piñera y el Estado no encuentran más recursos que repetir y profundizar la militarización para resolver un conflicto histórico. A mediano y largo plazo, no conseguirán sus objetivos, como viene sucediendo cada vez que reprimen. Todo lo contrario, conseguirán más apoyo y solidaridad con el pueblo-nación mapuche.

La segunda consiste en el fracaso de la Convención Constituyente. Por un lado, está siendo paralizada por la derecha y la extrema derecha que buscan su fracaso. Pero, sobre todo, por la debilidad de las y los constituyentes que responden a la izquierda y a los movimientos sociales, que no atinan a tomar medidas drásticas, por lo menos tan radicales como la decisión del gobierno de enviar al ejército a territorio mapuche.

Piñera siguió la onda de los camioneros que paralizaron la circulación en el sur, exigiendo medidas ante el avance del sabotaje mapuche al transporte. Un gremio ultraderechista, que vive del despojo del territorio por el modelo extractivo de grandes plantaciones de pinos para la exportación.

Advertisement

Pero el fracaso de la convención es, también, la derrota de la gran maniobra para conducir la lucha de calles al redil de las instituciones, empeño en el que destacó Gabriel Boric, el candidato de la izquierda a la presidencia en las próximas elecciones de noviembre. En rigor, Boric traicionó la lucha de millones de personas contra el modelo pospinochetista, ya que firmó un Acuerdo por la Paz Social y nueva Constitución sin consultar ni siquiera a su propio partido.

La tercera conclusión, es la fundamental: como demuestra la amplia movilización del 18 de octubre, en el segundo aniversario de la revuelta, amplios sectores de la juventud chilena están retomando el camino de la calle para expresar su rechazo al neoliberalismo militarista chileno. Hubo dos muertos, pero Boric condenó tajantemente los destrozos, saqueos y enfrentamientos (https://bit.ly/3G1gT6L).

Es evidente que si llega a la presidencia va a continuar con el extractivismo, seguirá militarizando territorio mapuche y reprimirá con la misma dureza a quienes sigan en las calles.

 

Advertisement

Por Raúl Zibechi

Advertisement

Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

La Jornada

Related Posts

  1. Felipe+Portales says:

    ¡Seguimos con una democracia tutelada! Y la “Convención Constitucional” (NO ASAMBLEA CONSTITUYENTE) es un órgano del poder constituido, diseñado y limitado por el Congreso y supervisado por la Corte Suprema; y que ni siquiera puede ser regido autónomamente por la mayoría de sus integrantes…

    • Margarita Labarca Goddard says:

      La Convención Constitucional va a ser un fracaso, porque nunca se han declarado como Asamblea Constituyente, que es lo que deberían y podían haber hecho. Controlada por el gobierno y todas sus instituciones, no podrá ir muy lejos. Habrá que buscar otras formas de lucha.

  2. Nancy+Echague+Saavedra says:

    Sr Zibechi.
    Le esta pidiendo a la Convención Constitucional que se deslegitime dando un paso en falso respecto del mandato que le entrego el pueblo de Chile y los pueblos originarios .
    Hasta hoy nuestra Convención Constitucional ha sorteado con éxito los ataques y trampas de la ultraderecha la derecha y los puristas que ven todo en blanco y negro
    Sus argumentos solo favorecen a la derecha y ultraderecha que buscan dañar a una Convención nacida del voto popular con un alto componente de militantes de organizaciones de base y luchadores sociales .
    Seamos objetivos, jamás en la historia de nuestro pais habíamos tenido la posibilidad que los ignorados ,abusados, desposeídos , explotados,
    marginados, participen, activa y determinantemente de la redacción de una carta fundamental que eliminara la impuesta a sangre y fuego por la dictadura cívico militar .
    Mención especial los convencionales de nuestros pueblos originales dignos representantes de sus pueblos .
    Lamentablemente hay intelectuales o seudo intelectuales que pareciera que subestiman y miran con desdén desde sus cómodos escritorios a nuestros
    convencionales salidos legítimamente desde el pueblo organizado.
    Es fácil escribir desde la comodidad y dar recetas sin participar del fragor de la lucha

  3. Estimada amiga ;
    Los chilenos no estamos de acuerdo de algunos puntos que manifiesta el Sr. El problema es que hsy que entender que una Convencion Constitucional que le dicen Convencion Constituyente que no es una Asamblea Constituyente cuyo contituyente originario es el pueblo o l ciudadania.En el caso de la Convencion Constitucional fue propuesta por el poder constituido o sea los mismos que fueron responsables en 3 decadas de no tener la voluntad politica de hacrlo.Ademas les incorporacion la ley 21200 que pone seria trabas que hece muy difcil y oneroso para cambiar los acuerdos de libre comercio que practicamente todas la economia estartegia , las AFP, Las Isaprs hay una penetracion de control por corporaciones, o agrupaciones extranjeras como los accionistas del agua por los profesores de Canada donde resido., Tambien esta el problemas de los 2/3 que aprobaron la oposicion o sea da los mismo que con un tercio se equipare a 2/# porque hay muchos concertacionistas que son procapitalista asi sera facil hacer fracasa la Convension Constitucional .Por otra parte una Constitucion no se cambia con la Eleccion de Un Presidente si no que el pueblo tiene que esta empnderado ejercer su poder soberano.Conosco bien la Constitucion de Venezuela, de Cuba y de Ecuador porque he realizado trabajos voluntario en el area del desarrrollo agricola.,pues en Chile trabaje en Reforma Agraria y luego en La Oficina de Planificacion Agricola R Provincia de Coquimbo.Me regrese a Chile el 1995 y y trabajes como profedional hasta 2005 en el SAG Ministerio Agricultura en el proyecto estrella del Fomento al Riego Y Drenaje donde se entregaron enorme sumas de dineros al sector empresarial en desmedro de la agricultura familiar campesina. No veo como cambiar la situacion del modelo con un pueblo tan afectado y cuya participacion se ha limitado a solo a elegir a los mismo que la elites polticas indican sin tener la posibilidad de proponer a alguien de sus comuna region. Viajo todos los años a mi patria a colaborar con sector de campesinos y algunos remanenytes de la reforma agraria que sufrio una contra revolucion y sus tieras estan muy disminuida por muchos factores entre elo la entregapracticamente gratuita de los derechos de aguas a grandes empresarios que orientan la agroexportacion. La realidad es tangente y se tendra que seguir organizando entre los trabajadores ,estudiantes y trabajadores jovenes para lograuna democracia que refleje e sentir de toda la poblacion.Necesitamos una poblacion educada y culturalmente preparada para sumir funciones de gobernancia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software