Política

El aumento de la delincuencia, grave inconveniente para el próximo gobierno

Un punto que me llamó la atención ante los hechos criminales en Iquique con el secuestro y asesinato de un comerciante de 67 años es el silencio al respecto del futuro presidente Gabriel Boric.[1] No hubo ningún comentario sobre esta injusticia, así como otros acontecidos esta semana cometidos también por delincuentes nacionales y extranjeros. Porque este asunto es un gran problema que se le avecina a su futuro gobierno, y al mismo tiempo una de las tantas preocupaciones prioritarias de los ciudadanos.

Si bien es cierto que él se ha reunido con víctimas de la delincuencia en “La Moneda chica”, con todo, en mi opinión, el presidente electo Gabriel Boric se enfrenta a dos problemas:

1) No tiene un discurso sólido sobre seguridad. Y él al no pronunciarse va quedando rezagado respecto a estos temas. Esta temática de la seguridad, desde mi punto de vista, está descuidada por la izquierda (radical), pues es percibida por ésta como “luchas internas entre criminales”, y que los ciudadanos comunes no están en peligro. Es decir, la izquierda intenta minimizar los peligros para así no entregarle argumentos a la centroderecha y derecha radical quienes al menos en teoría sí poseen un discurso sobre la seguridad. La izquierda adolece de un discurso de seguridad convincente aún, el cual puede abrir espacio de posibilidades a la derecha. Ahora bien, si el presidente electo Boric tiene dificultades en su gobierno sobre esta materia, puede eventualmente tener problemas.

2) La participación de extranjeros en delitos de alto impacto social. El presidente electo Boric ha tenido un discurso latinoamericanista y promigrante, en un contexto de reforzamiento de los prejuicios xenófobos a determinados colectivos de migrantes (principalmente Colombia y Venezuela). Como se puede observar en redes sociales y en la encuesta del SMJ[2], hay un acrecentamiento de la hostilidad entre nacionales y extranjeros, y los delitos últimos acontecidos sólo generan la percepción en que se liga a “los inmigrantes con delitos”. Si él anuncia que es el presidente de “todos los chilenos”, el secuestro y asesinato de un comerciante nacional es un hecho muy grave, y quizás un punto de inflexión en materia de delincuencia. Un pronunciamiento al respecto hubiese sido una buena señal.

En efecto, la relación entre migrantes y delincuencia es un tema delicado y debe tratarse con cautela para evitar generalizaciones y simplificaciones. El presidente debe tener presente que es un riesgo latente, y en el Chile de hoy aún más, para evitar la estigmatización y discriminación. Los tiempos actuales son muy fluctuantes, por lo cual se puede pasar de un apoyo amplio a un rechazo amplio en un corto período, máxime cuando las necesidades materiales de los chilenos, después del “estallido social” de 2019, aún no han sido satisfechas. Por lo mismo, si el presidente electo durante su gobierno oriente políticas a favor de la regularización de migrantes irregulares, por ejemplo, puede ser sumamente impopular para la percepción de la ciudadanía chilena.

Advertisement

Posiblemente la delincuencia en migrantes se debe a cuestiones de pobreza, factores socioeconómicos o faltas de políticas de integración al país de acogida (que de hecho en Chile no existe). Sin embargo, también puede ocurrir, además de estos factores señalados, un estilo de vida anterior (es decir, haber participado de alguna banda criminal como el denominado Tren de Aragua venezolano que opera, según algunas fuentes, en Iquique, La Serena y Estación Central en Santiago).[3] Incluso más: algunas de estas bandas extranjeras dedicadas a la extorsión, secuestro, tráfico de personas y asesinato también utilizan su violencia hacia sus propios compatriotas, lo cual hace de este tema algo más complejo.

En virtud de lo anterior, lo más preocupante de los delitos cometidos por migrantes en Chile sería su politización por parte de grupos de derecha radical y neonazis. Para estos grupos los migrantes con un comportamiento delictivo no cuentan como “iguales”, no son parte del “nosotros” que habita en el territorio, sino que son unos “extraños” y un “cáncer” que debe ser “deportado”. Evidentemente que para la derecha no sólo está la preocupación por la amenaza de los delincuentes extranjeros, sino también la “amenaza cultural” a las costumbres nacionales y el miedo al “reemplazo demográfico”, tal como lo sostiene, por ejemplo, Alternativa para Alemania (AfD).[4]

Naturalmente, se requiere un análisis académico detallado para comprender esos discursos xenofóbicos latentes que están emergiendo en nuestra sociedad. Sin embargo, esta columna apunta a develar algunas variables que puedan ayudarnos a comprender (y antecedernos) a la ocurrencia de un problema para el presidente electo, y del provecho político-electoral que podría realizar la derecha radical y los desencantados con la inmigración (quienes también pueden no ser votantes de derecha).

Por otro lado, lo que ocurrió con los votantes de José Antonio Kast puede ser una advertencia, pues obtuvo un apoyo considerable en la sociedad en general, pese a que él no representara un liderazgo carismático.[5] Además, la representación parlamentaria con ideas radicales de derecha es un hecho, por ejemplo el caso de senadores, diputados y CORE del Partido Republicano.[6] Ello es un elemento importante porque, a diferencia de los grupos extremistas, los miembros del Partido Republicano respetan el sistema democrático.

No obstante, para finalizar, las interrogantes son: ¿cuál será la política de acción y el discurso que tendrá el futuro presidente Boric ante ello? ¿Cerrar los ojos y esperar a que el problema se solucione por sí mismo como lo ha hecho el actual gobierno del presidente Sebastián Piñera? ¿Qué hará con las bandas de narcotraficantes en las poblaciones que disparan en presencia de niños y vecinos por las noches? ¿Cómo afrontará el problema del ingreso de bandas criminales extranjeras sin caer en la simplificación y el populismo punitivo?.

Advertisement

 

Por Fabián Bustamante Olguín

Magíster en Historia, USACH

Doctor© en Sociología, UAH

Docente en Estudios Transversales en Humanidades para las Ingenierías y Ciencias (ETHICS)

Advertisement

FCFM-Universidad de Chile

[1] https://www.latercera.com/nacional/noticia/el-secuestro-extorsion-y-homicidio-que-paralizo-a-iquique/JSQTTAOKQBCRFBO4H4PQ3WJEEE/

[2] https://www.latercera.com/la-tercera-sabado/noticia/migrantes-en-chile-quieren-nacionalizarse-y-un-tercio-ha-sentido-discriminacion/BUHGDF5PRJDJZCTKLUEPFJQCR4/

[3] https://www.t13.cl/noticia/nacional/como-opera-tren-aragua-organizacion-criminal-mas-grande-venezuela-chile-03-01-2022

[4] Según el alcalde de Colchane, diariamente ingresan unos 400 migrantes sin ningún tipo de control. https://www.biobiochile.cl/noticias/nacional/region-de-tarapaca/2022/01/13/como-pedro-por-su-casa-alcalde-de-colchane-dice-que-a-diario-400-migrantes-ingresan-ilegalmente.shtml

Advertisement

[5] De hecho, en la lógica de Max Weber, cuando el líder carismático no tiene éxito, su autoridad carismática desparece. En el caso de Kast ni siquiera reflejó una autoridad de ese tipo, y quizás ahí su derrota.

[6] https://partidorepublicanodechile.cl/lista-de-candidatos/

Advertisement

Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Magíster en Historia, USACH Doctor© en Sociología, UAH Docente en Estudios Transversales en Humanidades para las Ingenierías y Ciencias (ETHICS) FCFM-Universidad de Chile

Related Posts

  1. Sr. Fabián cual cree usted que es la solución? Que venga la solución desde arriba como siempre…..?! Ni que Boric fuera el gran Audini o Mandrake el mago?! Esta situación que vive el país,se viene arrastrando y empeorando,desde que se instalo la dictadura en Chile. No son sólo las bandas de narcotrafiantes en las poblaciones,y pandillas de delicuentes habituales.Sino que también surguieron los delicuentes de cuello y corbata aparte de los empresarios, que son los políticos,curas,uniformados,etc.etc. Mientras no se cambién las condiciones políticosociales que imperan en nuestro país, mientras no se cambién las condiciones económicas y culturales imperantes,todo va seguir igual, y o, empeorando más y más.
    La solución tiene que nacer desde abajo! El pueblo,la clase trabajadora,manuales y intelectuales,Tienen,tenemos que organizarlos política y militarmente y con una dirección revolucionaria…Para derrotar política y militarmente a la clase capitalista monopolica…Tenemos que organizarlos en nuestros propios territorio,para poder enfrentar a los delicuentes y a la represión de parte del Estado.
    Como nos explicamos;que teniendo un estadopoliciaco,un país militarizado(desde arriba),puedan entrar tantos armamentos a nuestro país(para los delicuentes también)?!?!Y cada día aumente más la delicuencia de todo típo… Las casas en las poblaciones parecen jaulas,lo mismo en las ciudades,Santiago por ejemplo:sus negocios tiendas,etc.etc. Totalmente enrejados…
    Cual es el miedo de entragarles armas al pueblo explotado?!? Como dijó Allende en una oportunidad: La historia la hacen los pueblos,y el Socialismo no se instaura por decreto. Se construye desde abajo.”Solo la Lucha nos hara Libres!!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software