Política

La cara B de la cuenta pública: miles de uniformados en Valparaíso

El título de esta crónica refleja fielmente lo que pude observar hoy miércoles 01 de junio durante la primera Cuenta Pública del presidente Boric en el edificio del Congreso Nacional en Valparaíso.

Como ya se ha hecho habitual en estas actividades las porteñas y porteños brillaron por su ausencia en las cercanías del edificio legislativo, pero como este gobierno se preocupa cuidadosamente de trasmitir imágenes para demostrar que el presidente Boric es cercano a la ciudadanía, un centenar de adherentes -muy bien identificados y anotados en un listado controlado minuciosamente antes de permitirles ubicarse tras las vallas papales frente al lugar en donde estaba estacionado el automóvil Ford Galaxie descapotable por Avenida Argentina, a unos doscientos metros de la entrada del Congreso, justo al frente donde en situaciones normales funciona el terminal de trolebuses de Valparaíso- con lienzos y banderas esperaron la llegada del presidente, lo que se produjo alrededor de cinco minutos antes de las once de la mañana.

 

 

Gabriel Boric, luego de descender del automóvil que lo trasladó desde el Cerro Castillo de Viña del Mar hacia Valparaíso, con un protocolo muy bien estudiado y preparado, se acercó al grupo de simpatizantes para saludarlos mientras las cámaras registraban cuidadosamente dicho momento. Posteriormente subió al automóvil descapotable y se trasladó entre honores militares hacia la entrada principal del Congreso Nacional, ubicada por Avenida Pedro Montt.

Advertisement

 

 

 

Resumiendo, en las cercanías del edificio legislativo pude observar muy pocas personas, pero en cambio, en las calles y alrededores del Congreso Nacional había un elevado contingente de uniformados.

Ante este desolador panorama es lícito preguntarse dónde están los ciudadanos y ciudadanas que eligieron al presidente Boric con una gran votación que ha sido definida incluso como histórica.

Advertisement

 

 

Para el gobierno del “arcoíris de la esperanza” –al que le agrada mucho la difusión de sus ideas mediante términos novedosos, imágenes y símbolos- el exagerado perímetro de seguridad en torno al Congreso Nacional, con vallas papales ubicadas varias cuadras a la redonda impidiendo el normal tránsito vehicular y de transeúntes, la prohibición de funcionamiento de la tradicional feria hortofrutícola de la Avenida Argentina de los días miércoles, junto al despliegue de un enorme contingente policial distribuidos en distintos puntos del plan de Valparaíso, escenifican una potente imagen que nos permite referirnos al Estado de Excepción “acotado” instalado hace quince días en territorio mapuche, decisión que fue asumida por el gobierno de Gabriel Boric y sus aliados políticos haciéndose eco de la exigencia demandada por los empresarios forestales, los camioneros y la derecha política chilena.

Por si quedara alguna duda de los pasos dados por este gobierno, la Ministra del Interior Izkia Siches comunicó el lunes pasado que el Estado de Excepción había sido renovado por dos semanas más. Esta acción constituye un marco simbólico general en el cual se inserta la Cuenta Pública que el presidente Boric entregó hoy miércoles 01 de junio.

Advertisement

 

A pesar que han pasado tan solo un par de meses desde que se instaló el gobierno de las coaliciones políticas Apruebo Dignidad y Socialismo Democrático encabezado por Gabriel Boric, las acciones concretas que este ha ido tomando en este breve período de tiempo, más allá de las declaraciones de buenas intenciones y de las promesas de cambios, han ido confirmando que solo se trata de un gobierno civil más de la post dictadura, gobierno que con nueva constitución o sin ella continuará administrando el sistema de dominación capitalista vigente en su versión neoliberal actual.

La instalación y reciente renovación del Estado de Excepción en la denominada macrozona sur, aun cuando mediáticamente pretendan suavizarlo usando el agregado “acotado”, es un claro ejemplo que contradice rotundamente el planteamiento de las autoridades gubernamentales actuales que majaderamente han venido planteando que son muy diferentes a los gobiernos anteriores y no haran “más de lo mismo”.

Por la boca muere el pez, dice el refrán popular.

Advertisement

Guillermo Correa Camiroaga, Valparaíso 01 junio 2022

 

 

 

 

Advertisement

 

 

 

 

Advertisement
Advertisement
Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Related Posts

  1. Germán F. Westphal says:

    La ciudadanía que por repudiar a Kast no tuvo otra opción más que votar por Boric y terminó eligiéndolo, está en el alto porcentaje de rechazo del 50% y más con que cuenta en las encuestas tanto él como su gabinete. El gobierno de Boric es electoralmente el más falso de todos los de post-dictadura que ha tenido nunca el país.

  2. Gino Vallega says:

    A pesar de llevar sólo un unos pocos meses en el gobierno, se le exige a Boric, los mismos que llamaron a votar por él, que resuelva de una plumada todo lo “podrido” que hay en el país desde el 73 hasta ahora; se observa indecisión, errores y ganas de inventar algo nuevo, pero no se le permite tomarse un tiempo para corregir y hacerlo, debe ser inmediato. Con estos amigos, quien necesita enemigos!

    • Serafín Rodríguez says:

      El llamado fue a votar contra Kast. Así es como Boric resultó electo. Boric nunca tuvo el apoyo popular que aparentemente reflejan los votos que obtuvo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software