Economía y Mercados en Marcha Textos destacados

Biden y la crisis inflacionaria actual: si no toma medidas inmediatas los próximos escenarios serán catastróficos

Tiempo de lectura aprox: 2 minutos, 35 segundos

El 23 de octubre del año 2022, el periódico “El País” de España publicó un artículo titulado “La inflación está castigando al presidente Biden en Estados Unidos”. En este artículo se señala que “En USA el gasto en comida ha subido un 13 por ciento en los últimos 12 meses (huevos 30,5 %, leche 15,2%, pollo 17,2%, arroz y pasta 16%, margarina 44%. La población de Estados Unidos se ha visto obligada a consumir productos más baratos tales como hot dogs, atún en lata o pollo. Por su parte la gasolina está un 18% más alto que el precio de hace un año, la electricidad está a un 15% más alto y el gas subió un 33%”

No cabe la menor duda que si en la crisis inflacionaria actual, no se toman medidas inmediatas, todo esto va a terminar terriblemente como la inflación que atacó al mundo después de la primera guerra mundial y que terminó con la catastrófica crisis económica del año 1929.

Esta desastrosa crisis económica solo se pudo empezar a aminorar con la muy inteligente intervención económica que realizó el presidente Franklin Delano Roosevelt en los Estados Unidos a partir del año 1933. En esa importante fecha para la historia de la humanidad, el presidente Roosevelt decidió poner todo el aparato estatal al servicio de la salvación nacional. Este fue el famoso paso del “Nuevo Trato”  donde la inversión masiva estatal empezó a curar la catastrófica crisis económica mundial.

Este ejemplo es lo que el presidente Biden probablemente tratará de seguir en Estados Unidos después de su derrota en las próximas elecciones parlamentarias. A principios de noviembre próximo, el presidente probablemente sufrirá una derrota electoral y así perderá el control del senado y también de la cámara de diputados. Los estadounidenses siempre votan de acuerdo a lo que les manda su bolsillo. Pero el presidente Biden aún tiene poderes suficientes para convencer al nuevo congreso de que la solución final, es un nuevo trato para Estados Unidos y un nuevo plan Marshall para el mundo occidental.




Con la gran ayuda del senador Bernie Sanders, el presidente Biden podría, en los dos años que le quedan de gobierno, cambiar radicalmente su situación política. Si la inteligente intervención estatal en el año 2023 y el año 2024 logra controlar la inflación y también iniciar la recuperación económica del país, entonces los demócratas podrían ganar la próxima elección presidencial y de esta forma continuar con la recuperación económica nacional.

Por el contrario, si Biden no cambia de rumbo y continúa con sus políticas neoliberales, su total derrota estaría asegurada y de esta manera el próximo presidente sería Donald Trump o algún otro líder populista republicano. De todas maneras la  única solución para Estados Unidos será la misma. Sólo con una inteligente intervención estatal el país podrá ser capaz de salir de la actual y enorme crisis que como una avalancha de nieve se le viene encima.

Pero hay que preguntarse. ¿Qué produjo la actual crisis inflacionaria? La respuesta está más que clara. La guerra en Ucrania es la causante directa de esta grave crisis inflacionaria que sufre el planeta en la actualidad.  La guerra de Ucrania disparó los precios del petróleo, el gas, y otras materia primas esenciales como trigo, cereales, leche y carne. Mientras esta guerra continúe, va a ser muy difícil derrotar la inflación mundial. Por lo tanto, un acuerdo básico entre Estados Unidos y Rusia es ahora vital. El presidente Biden tiene que entender que los intereses rusos en Ucrania son de vital importancia para la sobrevivencia de la civilización rusa.

Así como Estados Unidos no puede permitir que Canadá o México caigan en manos de líderes fanáticos antiestadounidenses, de igual forma los rusos no pueden permitir que Ucrania caiga en manos de líderes fanáticos y anti rusos. Esta es la regla básica del mundo multipolar. Cada líder civilizacional tiene el derecho de intervenir en la región bajo su dominio. Así como Estados Unidos ha intervenido en América Latina cada vez que ello ha sido vital para su sobrevivencia (como el caso de Cuba en 1962), de igual forma Rusia tiene el derecho a intervenir en su área de influencia cuando ello es necesario. El no entender esta muy simple norma, pone en grave riesgo la paz mundial. Ésta muy simple y básica regla de convivencia planetaria, pareciera que ha sido entendida por el ex presidente Trump. Si el presidente Biden persiste en ignorar esta norma básica, esto seguramente causará su total derrota en las próximas elecciones presidenciales.

Por Fernando Duque Ph.D.

Cientista Político

Puerto Montt, 24 de octubre 2022

 

Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20



Cientista Político

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *