Cultura Nacional

Libro revela huellas del golpe militar que aún quedan en el centro de Santiago

Advertisement

El nuevo libro del fotógrafo Alexis Díaz Belmar, “Golpes», se lanza este viernes 11 de noviembre en Sala de Máquinas.

A casi 50 años del Golpe Militar en Chile, aún existen centenares de marcas de balazos en los edificios del barrio cívico y del centro de la capital que dan cuenta del horror que se vivió a partir del 11 de septiembre de 1973.

Estas marcas se grabaron a fuego en la memoria del fotógrafo Alexis Díaz Belmar, que veía en ellas el holograma de una ciudad en guerra. Impulsado por ese recuerdo, se propuso recorrer el centro de Santiago y fotografiar los vestigios de la violencia de esos días. Así nació “Golpes”, libro que reúne una selección de 28 fotografías, donde se destacan lugares como el Paseo Bulnes, la Torre Entel, el Banco Central y el Banco de Chile.

Advertisement

Uno de estos edificios es el Museo Nacional de Bellas Artes. “Pocos días después del golpe militar, en septiembre de 1973, los militares dispararon contra el Museo, con tanques y ametralladoras, ante la supuesta amenaza que en su interior se ocultaban grupos de izquierda y resistencia armada. Y aunque el museo estaba vacío, las balas atravesaron las ventanas, impactaron sobre las paredes, dañando el edificio y sus obras”, cuenta Díaz Belmar.

Advertisement
Advertisement

Torre Entel

En el paseo Bulnes, los agujeros dan cuenta de cómo los militares ingresaron desde el sur en dirección al Palacio de La Moneda, y en su recorrido, dispararon contra las diversas reparticiones públicas que se encuentran en el lugar, hasta llegar a la Línea 1, que en ese entonces se encontraba en construcción, la cual usaron como trinchera. Las huellas de los balazos coinciden con el relato que hace el periodista Ignacio Vidaurrázaga en su libro “Martes Once, La Primera Resistencia”.

Advertisement

Los vestigios fotografiados por Alexis Díaz dan cuenta del calibre de las armas utilizadas, la extensión de los ataques, los lugares que representaron algún tipo de amenaza para la Junta Militar y la magnitud de la violencia que ejercieron las Fuerzas Armadas en 1973. “Sobre todo, para mi, dan cuenta de una herida que está viva en la ciudad”, explica el autor.

Advertisement

“Golpes” se lanzará este viernes 11 de noviembre a las 19:30 horas en Sala de Máquinas, ubicada en Dardignac 111, Bellavista. El libro será presentado por el poeta Carlos Soto y la antropóloga visual, Francisca Márquez.

Advertisement
Advertisement

Advertisement
Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Related Posts

  1. Margarita Labarca Goddard says:

    Compañero Alexis Díaz Belmar, qué bueno que se hagan todos estos recuerdos y además que estén la fotos. Felicitaciones y gracias.

  2. Puede que para muchos estas fuerzas armadas representan algo, cualquier cosa, positiva, pero nadie puede negar el odio que estos milicos tenían en contra de la gente de izquierda, y ubico a estos energúmenos junto con los pacos. Mi desprecio por cualquier cosa militar en Chile se va a disipar cuando yo me muera, pero en el intertanto solamente me queda el desprecio total por cualquier engendro en uniforme. Gemeralizo porque en esos días nadie con un poquito de cerebro podría haber diferenciado un milico bueno de uno malo, eran todos totalmente sangrientos zombies. Hay miles y miles de ejemplos del brutal comportamiento de estos asquerosos especimenes, pero doy solamente dos: la forma como torturaron y mataron a Victor Jara y la forma como a mi cuñado y cuatro cabros de las JJCC los colgaron por cinco días, quemándole los dedos y sacandole los ojos.

  3. Serafín Rodríguez says:

    Habría que preservar las más destacadas con ua placa de bronce que lea

    «Metralla de la felonia, la cobardía y la traición»
    «11/IX/1973»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software