Apple fue sentenciado a pagar hasta 500 millones de dólares a los usuarios de iPhone cuyo dispositivo se volvieron lentos conforme la compañía lanzaba nuevos modelos. La medida fue dictada por el juez de distrito de San José, California (Estados Unidos), Edward Dávila.

 

La demanda colectiva se presentó en dicha localidad luego de que los propios usuarios experimentaran una evidente ralentización en el sistema. Ello obligó a los clientes a tener que comprar nuevos modelos o reemplazar las baterías. Se estima que serían varias decenas de miles los afectados a quienes la firma indemnizará con 25 dólares.

 

Según información de Reuters, este acuerdo incluye a los iPhone 6, 6 Plus, 6s, 6s Plus, 7, 7 Plus o SE, a los cuales se les instaló el sistema operativo iOS 10.2.1 o posterior, así como a los iPhone 7 y 7 Plus que descargaron la versión iOS 11.2 del mismo software o posterior antes del 21 de diciembre de 2017.

 

De acuerdo con los propios clientes, el rendimiento de los teléfonos decayó luego de instalar las actualizaciones de software de Apple, lo cual les hizo creer de que sus dispositivos ya se encontraban en la fase final de su vida útil o que necesitaban cambiar de baterías.

 

De acuerdo con la agencia, Apple “negó haber actuado mal”, y culpó a los “cambios de temperatura y alto uso” de los problemas presentados en sus dispositivos. Además, la firma aseguró que sus ingenieros trabajaron deprisa y con éxito para solucionar los problemas presentados en las versiones anteriores de sus teléfonos.

Advertisement

 

A raíz de las quejas de los miles de usuarios, la compañía se vio obligada a pedir disculpas y a rebajar el precio de las baterías de reemplazo de 79 a 29 dólares. No obstante, muchos especialistas consideran que ello, sumado al pago de indemnización, aún resultan insuficientes.

 

En los últimos tiempos, Apple ha perdido varias batallas legales, entre las cuales también se encuentra alguna por tema de patentes. No obstante, la compañía sigue siendo en Estados Unidos la que más teléfonos móviles ha vendido en los últimos tiempos. Por ejemplo, el iPhone 11 en apenas cuatro meses se convirtió en el segundo teléfono más vendido, solo detrás del XR, por lo cual apunta a desplazar del primer lugar a su predecesor.

 

El especialista de MONEDEROSMART, Alejandro González, atribuye parte de este éxito a la incorporación de tres cámaras y de mayor calidad en resolución y potencia de su sistema. “Los smartphones más recientes han incorporado hasta cuatro cámaras para obtener un mayor zoom y visión angular sin descuidar la calidad para los usuarios más apasionados de las fotografías. Además, ya han adoptado la tecnología 5G para adelantarse a la masificación de dicha conectividad”, apunta.

 

Advertisement
Síguenos:
error1
Tweet 20