¿Se fija estimado lector y lectora? Justo cuando la decadencia del último imperio existente situado al norte va lentamente en caída  y emergen nuevos factores de poder internacionales; justo cuando va perdiendo en sus anhelos por controlar el Medio Oriente y hacerse de nuevos recursos (Afganistan, Irak, Libia Siria); justo cuando también en Europa, y claro, más aun, en nuestra América, vuelven a correr vientos de insubordinación y de protagonismo popular, afectando incluso a la “Suiza” de por acá, justo cuando están ocurriendo estas cosas entonces…tenemos pandemia¡¡ Y, entonces, todos inmovilizados.

 

A guardarse. Los falsimedia felices todo el día manteniendo en vilo a todos los ciudadanos, asustados, con incertidumbre.

 

Piñera y los suyos felices por que sacan militares a la calle. Felices porque pueden enrejar la plaza símbolo del reclamo por un Chile justo e igualitario y pintar todos los muros, testigos hablantes del estallido social (tal como lo hizo la Junta Militar pintando muros y árboles a la mitad…de blanco). Convertir a la ciudad nuevamente en un regimiento, ese es el deseo de los neoliberales y sus aliados.

 

Pero que virus más oportuno: primero por el momento en manifestarse y expanderse;  segundo porque ataca  a China e Irán, mire, pura casualidad; aunque después, como pasa muchas veces, termine saliéndose el rio de sus cauces y vaya por todo el globo, y llegue hasta el mismo imperio. Hasta ahora  África se mantenía aislada, pero al parecer, también tiene casos hoy día.

Todo parece detenerse, pero, cuidado, la economía capitalista no se detiene. Tampoco las bolsas y los bancos. Mire que curioso, no. Tampoco la fabricación de armas; la invasión en Siria y Afganistan. Y lo peor de todos, que muestra la catadura inmoral y cruel del país del norte: no se levantan ni siquiera por esta pandemia, los bloqueos inmisericordes a Cuba, Irán o Venezuela. Y por supuesto, lo acompañan los gobernantes latinoamericanos que guardan silencio y apoyan al Sr. Almagro, empleado directo del Departamento de Estado.  Entre esos, nuestros gobernantes pues. Es el ideologismo de mercado llevado al cubo.

 

Más totalitario de lo que pudo ser y hacer la exURSS y los suyos. Para eso se combatió al supuesto socialismo en esos países?

 

El que no se pliega a los dictados de una moribunda globalización neoliberal, tendrá que atenerse a las consecuencias.  Fíjese, el mismo Piñera y su gobierno –por órdenes de Washington, de seguro-, desestiman la posibilidad de ayuda del producto cubano Interferón para combatir el virus. Sabemos que ese producto no cura  del virus, pero ayuda al paciente a enfrentarlo con más probabilidades de éxito. Lo están usando en China, Italia, España. Pero no, acá no, porque este gobierno es servidor obediente del grupo de Lima, la OEA y los amos del norte.  ¡Qué ideologización Señor mío¡.  Nunca vista antes..

 

No solo eso. En el mismo momento en que se expandía el virus en varios países de Europa, desembarcaban más de 30 mil soldados y armamento proveniente de los EEUU. ¿Para qué? Qué guerra invisible se está librando, contra quién, y por qué? Claro ellos se unirían a la OTAN (de nuevo este organismo militaroide) para hacer ejercicios “nobles y pacíficos”, por mera casualidad,  todos alrededor de la frontera de Rusia.  Al mismo tiempo, se anuncia que los EEUU están creando otra nueva arma especial para someter a sus “enemigos”. ¡Qué enfermiza mentalidad¡ ¡Ese país no puede existir  sin estar en guerras¡  Y cuando no las tiene, pues las fabrica a través de falsimedia para justificar sus invasiones y operaciones.

 

Fíjese no más en el incidente llamado Golfo de Tonkin, en Vietnam. Pues, los estadounidenses dijeron que fueron atacados por fuerzas del Vietnam del Norte, y que eso les daba el permiso de entrar en guerra e invadir (en alianza con Vietnam del Sur).

Advertisement

 

Tiempo después se supo que ese incidente fue fabricado, lo que se llama “operación de falsa bandera”, por la misma elite de poder de los USA. ¿Cuántas operaciones de falsa bandera ha realizado ese país? Todas con nombres rimbombantes a lo Hollywood.

 

Mire, usted leerá incrédulo porque todo esto no se lo informan los medios. No pues. Cómo se le ocurre. Todos ellos están de un modo u otro comprados por esa ideología guerrerista. Hoy anti-china (o “peligro amarillo” le llaman) anti-Irán; y varios anti más. Todos ellos marcados por una exuberante ignorancia  y una codicia de poder sin límites. Los USA  son dignos de análisis psicosocial.

 

Por cierto, los repetidos analistas internacionales que se ven en nuestra “objetiva” e “imparcial”  televisión, no salen del marco interpretativo que les dan las grandes corporaciones de medios. No pues, como se le ocurre que hay armas biológicas hace ya mucho tiempo y laboratorios especializados trabajando en eso, en alianza con poderosos trust de farmacéuticas . No pues, como ha de haber sobre todo en el Occidente tan cristiano gente con esos malos designios. Usted sabe, nunca se ha lanzado la bomba atómica sobre la cabeza de nadie,   y si se lo ha hecho,  pues  ha sido culpa de los otros: los rojos, los verdes,  los  alienígenas, los indios, los negros, los amarillos, los morenos.

 

Todos ellos por el hecho de existir son culpables, porque obligan a los blancos fundamentalistas  y beatos, a los ricos banqueros y/o empresarios oligarcas,   a fabricar  y lanzar armas letales para mantenerlos a raya y así preservar la herencia y el poder  blanco y  “cristiano” en el mundo.

 

¿Porqué nuestros analistas no se hacen del instrumental de los “maestros de la sospecha” para contribuir a develar los intrincados vericuetos del poder mundial hoy,  el cual  pugna por mantenerse en la cima por sobre todos e impedir el nacimiento de un mundo multilateral, como tendría que ser?

 

Si, este gobierno neoliberal y derechista pretende bajo esta pandemia borrar la memoria del estallido social de octubre pasado. Al menos “erradicarla “  (término muy usado en tiempos de la dictadura pinochetista) de la vista de todos nosotros. Pero quizá se engañan a sí mismos.  Hay que cuidarse y tenemos que cuidarnos entre todos. Recuperar el sentido de comunidad y en medio de eso, aprovechar de reflexionar sobre la escala de valores invertida en la que hemos vivido todos estos años.

 

Es probable que la memoria del despertar de la dignidad, del deseo de vivir en una sociedad justa y no desigual, pueda afrontar el miedo y  no pase a retaguardia, sino que renazca con más fuerza después de este episodio pandémico. Parafraseando a B. Brecht:  un gobierno que reprime a su pueblo o intenta enrejar su esperanza puede decir:  “el hombre es muy útil. Puede volar y puede matar.  Pero tiene un defecto: puede pensar”.  A no olvidarlo..

 

Por Pablo Salvat

Advertisement
Síguenos:
error1
Tweet 20