Redes sociales y Medios Sin categoría

Tras asesinato de la periodista María Elena Ferral: organizaciones mexicanas e internacionales exigen al presidente de México ordenar investigación a fondo

Una descarga de 8 balazos en el abdomen, brazos y piernas terminaron con la vida de la reconocida periodista mexicana, María Elena Ferral Hernández, Premio Nacional de Periodismo (2005); quien era reportera de los  periódicos, Diario de Xalapa, El Heraldo de Poza Rica y directora del sitio digital, “Quinto poder de Veracruz”. Durante el ejerció de su profesión, la comunicadora no trepidó en denunciar el entramado de corrupción en los círculos políticos de la ciudad de Papantla e investigar casos de secuestros y desapariciones ocurridos en la zona.

En esa ciudad del Estado mexicano de Veracruz- donde vivía – fue asesinada el día 30 de marzo. Pero, María Elena dejó pistas que conducen hacia el principal sospechoso, autor intelectual de su muerte: Camerino Basilio Picazo Pérez, ex diputado del  Partido Institucional Revolucionario (PRI)

 

Advertisement

LLAMADOS AL PRESIDENTE DE MÉXICO                                                                                     

La Asociación de Periodistas de Veracruz, exigió al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador “que se investiguen las amenazas que ella denunció previamente. Exigimos una investigación y resultados inmediatos por el artero crimen sufrido por nuestra compañera, María Elena Ferral”, expresa la organización en comunicado público.

En la misma línea se pronunció, la Red Internacional de Periodistas con Visión de Género. En carta al mandatario mexicano “exige investigar este asesinato con exhaustividad, celeridad y efectividad.”

En Comunicado público, la Asociación Mundial de Mujeres Periodistas y Escritoras (AMMPE) con sede en Italia, expresó que “nos sentimos en el deber de instar a las autoridades de ese país a no cejar en su responsabilidad, no sólo de investigar a fondo, sino a identificar a los responsables materiales e intelectuales de este cobarde asesinato y de aplicar sin titubeos las sanciones a todos quienes se encuentren involucrados”

Advertisement

Por su parte, la Organización de Naciones Unidas, a través de sus representaciones en México,  ONU- Mujeres y del Alto Comisionado para los Derechos Humanos, ONU-DH, condenó el asesinato de la periodista.

“María Elena Ferral Hernández había hecho públicas en diversas ocasiones amenazas y otros incidentes de seguridad y había denunciado ante las autoridades de procuración de justicia amenazas y hostigamientos en su contra en varias oportunidades. Las investigaciones que pudieron abrirse al respecto no resultaron en el procesamiento de los responsables”, señaló la encargada de ONU-Mujeres, Belén Sanz Luque.

El representante de ONU- DH, Jorge Peña, enfatizó: la falta de resultados en la investigación de las agresiones contra periodistas, favorecen que éstas crezcan en intensidad e impacto, llegando hasta las desapariciones y asesinatos. María Elena había denunciado pública y formalmente algunas de las agresiones de las que fue víctima sin que fueran esclarecidas. La impunidad ayuda a que las agresiones contra periodistas continúen”.

En tanto, la Comisión Internacional de Derechos Humanos, instó al Estado de México a “investigar de forma completa, efectiva e imparcial este crimen”

Advertisement

EX DIPUTADO  BAJO LA LUPA

Ya en el 2016, María Elena había interpuesto ante la Justicia una denuncia por amenazas de muerte en  su contra. En ese entonces, le envió correos electrónicos y video  a un periodista de su confianza, en los que revela la identidad de quien aseguraba atentaría contra su vida y le pidió que hiciera público los correos, en caso que el crimen se concretara..

Su petición fue cumplida el 31 de  marzo 2020, un día después de morir acribillada.  En el noticiario “Por la Mañana” de la radio Formula, el periodista Humberto Padgett difundió algunos de esos mensajes. En uno de éstos, María Elena escribe: “Si me asesinan, quiero que se considere como el responsable de mi crimen al político Camerino Basilio Picazo Pérez”

El mensaje de alerta lo escribió el 29 de marzo 2016.

Advertisement

En un video, la periodista relata que ese día,  Camerino Basilio estaba en un restaurant de la ciudad de Papantla, donde  profirió- en voz alta- amenazas de grueso calibre contra ella. “Dijo que me iba a “levantar” y “no la verán nunca más”. Pero el hombre no se percató “que mi hija estaba en el lugar” y había escuchado todo”.

 

LA LUCHA POR EL PODER

Advertisement

Hasta 18 días antes de su muerte, la comunicadora continuó con su trabajo investigativo dirigido a desentrañar las redes de corrupción y los crimines políticos ocurridos en la zona. El 12 de marzo, en su columna titulada “La lucha por el Poder”, escribe: En este nuevo escenario político la lucha por el poder será encarnizada (…) y sin lugar a dudas que habrá más crímenes políticos en esta región”.

“Los crímenes que se han registrado desde el 2018 a la fecha en la región, principalmente en las demarcaciones territoriales/municipios de Papantla, Gutiérrez Zamora y Tecolutla, son apenas el comienzo de la férrea disputa por la alcaldías de -al menos- once municipios”.

“Son una prueba de lo que viene, sí es que la autoridades deciden no frenar a las cabezas de este peligroso grupo político”, señaló  en referencia  al Grupo Totonacapan, dirigido en la actualidad por el mismo hombre que la amenazó de muerte: Camerino Basilio Picazo Pérez, hoy  militante del ultraderechista Partido de Acción Nacional, PAN.

Los escritos de María Elena constituyen piezas claves en la investigación para dar con el paradero de todos los involucrados  en el alevoso crimen.

Advertisement

https://www.facebook.com/permalink.php?story_fbid=1072799213084593&id=319268525104336&__tn__=K-R

 

Por Galy Chávez

Advertisement

Advertisement
Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software