Nacional

Como se menea el agua en la batea: las cifras de la pandemia

Si en una batea el agua que entra es mayor que el agua que sale, todo el mundo tiene clarito que el nivel del agua tiene que estar subiendo y que – si todo sigue en esos términos – tarde o temprano tendrá que producirse una situación en la cual la batea no estaría en condiciones de contener y cobijar ni una gota más de agua, pues se rebalsaría.

Por el contrario, si el agua que sale es mayor que el agua que entra, el nivel del agua tiene que estar descendiendo y, tarde o temprano la batea quedará vacía.

Con el coronavirus sucede algo similar. Si la cantidad de nuevos infectados – agua que entra – es mayor que la cantidad de recuperados y de fallecidos – agua que sale – entonces el nivel de las aguas tendrá que estar subiendo – la capacidad de uso de la infraestructura hospitalaria existente – y tarde o temprano esa capacidad instalada llegará a un nivel de plena utilización, y no será posible recibir nuevos pacientes.

Repasemos algunas cifras de los datos que diariamente nos proporciona el Minsal: las cifras entregadas el 28 de abril, referidas a lo que sucedió el día 27 hasta las 9 de la noche, indican que los nuevos casos, en el transcurso de las últimas 24 horas, fueron 552 ciudadanos. Esa fue el agua que entró en la batea. El agua que salió está dada por los nuevos pacientes recuperados y los nuevos pacientes fallecidos. Lo primeros fueron 383 y los segundos 9, lo cual suma 392. Esa es el agua de sale. Como el agua que entra es mayor que el agua que sale, la cantidad de pacientes infectados que se mantienen activos tiene que subir. En el caso que analizamos ese incremento de los casos activos suman 160.

Advertisement

Si revisamos lo datos de los días anteriores vemos que el dia 26 de abril el incremento de los casos activos fue de 170, el día 25 de abril fueron 187, y así. La cantidad de agua que entra en la batea es diariamente superior a la que sale. Se incrementa el nivel de las aguas o, en nuestro caso, se incrementa la cantidad de pacientes contagiados que no han sido dados de alta.

Si todos esos enfermos contagiados activos fueran internados en el sistema hospitalario, hasta que pasen su periodo de cuarentena -o hasta que fallezcan – entonces la cantidad de camas de hospital utilizadas estaría subiendo día a día, hasta llegar en algún momento no lejano a copar la capacidad de los hospitales. Pero no todos esos enfermos activos están en los hospitales. Hay una cierta cantidad de ellos que no son detectados como infectados, porque no se hacen el examen correspondiente, aun cuando estén con los síntomas, y no forman parte por lo tanto de las estadísticas. Otros, aun cuando se les detecta la enfermedad, son enviados a sus casas, para que pasen allí su cuarentena, con lo cual se libera en parte la presión sobre la capacidad hospitalaria. Así de simple. Como el agua en la batea.

 

Por Sergio Arancibia

Advertisement
Advertisement

Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Related Posts

  1. LA MENTIRA DE LAS ESTADISTCAS ARREGLADAS LLEGAN AL ABSURDO DE DESCONOCER LAS NUMEROSAS PERSONAS QUE HAN FALLECIDO , Y QUE NO LAS ATIENDEN EN LOS CENTROS DE SALUD , Y LOS QUE AHN SEPULDADOS QUE HAN SIDO SACADOS EN FERETROS DE LOS HOSPITALES…

  2. Don Sergio
    Pero según su mismo análisis van disminuyendo, 187 170 y 160 de los días 25 ,26 y 27 respectivamente.. En fin cualesquiera fuera la cifra yo nos le creo nada de nada a la numerologia que usa ese chanta de ministro.. No olvidar que manejo las cifras de las listas de espera y con aplauso incluido…

  3. Hernán Montecinos says:

    ¿Sabía usted cuánto le miente al país el ministro de Salud Mañalich y su equipo en los informes diarios?

    Pues bien, sépalo:

    Son 25 los países latinoamericanos y Chile está en la posición debajo de la media, (mucho más debajo de la media), en cuanto a los éxitos obtenidos para enfrentar la actual pandemia.

    En efecto, son 17 países de los 25 que exhiben mejores índices estadísticos que los que tiene Chile; estos son:

    Argentina, Bolivia, Colombia, Costa Rica, Cuba, El Salvador, Granada, Guatemala, Guyana, Haití, Honduras, Jamaica, Nicaragua, Paraguay, Surinam, Trinidad y Tobago, Uruguay y Venezuela.

    En la otra cara, son 7 los países que muestran peores índices estadísticos que Chile, los cuales son:

    Brasil, México; Ecuador, Perú, Panamá, Puerto Rico y República Dominicana.

    Estos datos no lo muestran ni la prensa oficial, ni la televisión chilena, e increíble, hasta los propios diarios digitales independientes que muestran una línea editorial contraria o neutral frente al oficialismo (El Mostrador, El Desconcierto, El Dínamo, Clarín, etc..).

    Todos los medios de comunicación repiten como loros los datos y comparaciones que entrega a diario el oficialismo. Y no es que el oficialismo mienta, en sentido estricto, sino que omite, lo que viene a ser lo mismo o peor.

    Con esta estrategia se pretende naturalizar en la opinión pública que Chile es el mejor país de la región en cuanto a impedir que los contagios y fallecimientos se propaguen.

    No olvidemos que el propio Mañalich se ha vanagloriado públicamente de que Chile tiene la mejor salud pública del mundo, y por si fuera poco, se vanagloria que ha recibido muchas felicitaciones desde el extranjero (¿¿¿¿¿). Ds sobra conocido son sus dichos que los libros de reclamo en el Compín están lleno de felicitaciones…¿Será?

    En fin, estamos ante un hecho que se hace patente, que tenemos un Ministro de Salud que aplica en todas sus intervenciones la enseñanza goebbeliana, eso de mentir y más mentir para que la mentira quede.

    Los datos referidos son actualizados diariamente por la Universidad Jhon Hopkins de Estados Unidos y TVE, tomando como referencia cuatro elementos:

    Total de fallecidos
    Fallecidos por cada 100.000 habitantes
    Total de contagiados
    Contagiados por cada 1.000.000 de habitantes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *