Economía

UNCTAD: Inversiones en América latina caerán a la mitad

El Informe sobre las inversiones en el Mundo 2020 de la UNCTAD, publicado esta semana, nos muestra el deslizamiento profundo de la economía mundial, en los países en desarrollo así como en los países desarrollado.

 

Un poco por el COVID-19, y sobre todo por la crisis económica anterior al COVID-19, las inversiones mundiales se van deslizando con fuerza.

“La pandemia combina un malestar político y social con debilidades estructurales, empujando a las economías de la región a una profunda recesión y exacerbando los desafíos para atraer inversión extranjera.” dijo el Director la División de la Inversión y Empresa de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), James Zhan.

Advertisement

Respecto a América Latina, la UNCTAD, según su estudio, espera que los flujos de inversión se reduzcan a la mitad en 2020 de los 164 mil millones de dólares recibidos el año pasado.

Los precios bajos del petróleo y las materias primas perjudicarán particularmente a la inversión en las principales economías de Colombia, Brasil, Argentina, Chile y Perú, que dependen de la inversión extranjera directa (IED) en las industrias extractivas.

Otras economías, especialmente las del Caribe, se verán fuertemente afectadas por el colapso del turismo y la interrupción de la inversión en el sector de viajes y ocio.

En la industria manufacturera, las actividades automotrices y textiles, dos sectores importantes de la región, están sufriendo choques simultáneos de oferta y demanda. América Central y el Caribe podrían ver nuevas inversiones internacionales para expandir la producción de equipos médicos.

Advertisement

 

Disminución en proyectos de inversión en nuevas instalaciones.

Los primeros indicadores muestran una disminución del 36 % en el número de anuncios de inversión en nuevas instalaciones en el primer trimestre de este año. El número de adquisiciones extranjeras en la región disminuyó cada mes con respecto al número promedio en 2019 para eventualmente caer un 78 % en abril.

Más allá de los efectos específicos de la industria, un impacto automático de la crisis en la IED es a través del ajuste de los márgenes para las reinversiones. Las medidas de confinamiento, la caída de la demanda y el acceso limitado al comercio (tanto para las importaciones de insumos como para las exportaciones) están empujando a las empresas hacia pérdidas considerables.

Advertisement

Desde principios de febrero, las principales empresas de la región revisaron a la baja sus expectativas de ganancias para el año fiscal 2020 en más de un 50 %, más que las empresas de otras regiones.

Para las principales economías receptoras de la región, las ganancias reinvertidas representan más de un tercio de las entradas, y para algunos destinos importantes como México, Argentina, Panamá y Costa Rica, representan más de la mitad.

Las economías de la región se ven fuertemente afectadas por la desaceleración de la demanda mundial, en particular de sus socios comerciales, especialmente China y los Estados Unidos.

 

Advertisement

¿Cuáles consecuencias por la IED?

Las pérdidas significativas en las filiales extranjeras con sede en la región implican directamente una caída en las entradas de IED. En el mediano plazo, las implicaciones de la pandemia para los flujos de IED a la región dependerán de la severidad de la contracción económica y la velocidad de la recuperación.

Mientras que muchos países en otras regiones están comenzando a flexibilizar las medidas de confinamiento, muchos en América Latina y el Caribe todavía están en una pendiente ascendente de contagio, algunos de ellos al comienzo de su invierno; esto podría prolongar la crisis de salud y la lucha económica relacionada.

 

Advertisement

« Las perspectivas de los flujos de inversión en las economías estructuralmente débiles son muy sombrías debido al COVID-19 ».

El Informe sobre las inversiones en el Mundo 2020 de la UNCTAD denuncia que las corrientes del IED hacia las 83 economías estructuralmente débiles, vulnerables y pequeñas estarán particularmente expuestas a los efectos negativos de la pandemia del COVID-19, lo que acentuará la marginación de estos países en las corrientes mundiales.

La afluencia de inversiones a los países menos adelantados (PMA),  los países en desarrollo sin litoral (PDSL)  y los pequeños Estados insulares en desarrollo (PEID)  en conjunto  representó sólo el 2,5 % del total mundial. Y eso es solo el principio.

“La pandemia amplifica las debilidades estructurales de estas economías, lo que induce a proyecciones de una importante disminución de la IED en 2020 y 2021”, dijo el Director de la División de la Inversión y Empresa de la UNCTAD, James Zhan. “Todos los indicadores de resiliencia son bajos y todos los indicadores de vulnerabilidad son altos en este grupo de países, a pesar la heterogeneidad del tamaño, el nivel relativo de desarrollo y la ubicación geográfica de los mismos”, advirtió. “Sin un impulso de la comunidad internacional, estos países seguirán al margen de los cambios estructurales de la economía y de la IED mundial”.

Advertisement

 

Los países menos adelantados serán duramente golpeados.

La pandemia y sus consecuencias económicas afectarán duramente a los 47 PMA. Las medidas sanitarias necesarias para controlar el COVID-19 dificultan la ejecución de proyectos de inversión en curso y anunciados.

Esto podría afectar al gran número de PMA que dependen en gran medida de los inversores extranjeros, tanto para la actividad industrial orientada a la exportación como para los proyectos de asociación público-privada en el desarrollo de la infraestructura.

Advertisement

Los PMA dependen por lo general de la inversión en recursos naturales, la cual se ve afectada negativamente por las perturbaciones de los precios del petróleo y de los productos básicos. Los PMA dependientes del turismo también verán una caída de la IED en esta industria.

 

Una crisis siempre más profunda.

A medida que la crisis se profundizó en el primer trimestre de 2020, se aceleró la disminución de la IED anunciada en nuevas instalaciones en los PMA. Las reducciones fueron de un 27% y casi 20% en valor con respecto a la media trimestral de 2019.

Advertisement

Los niveles en 2019 ya estaban un 12% por debajo de los de 2018, debido en gran medida a la caída en la generación de energía y en los proyectos de minería y canteras. La disminución de la IED aumentará los problemas económicos de los PMA y podría deshacer los modestos progresos realizados durante el decenio del Programa de Acción de Estambul (2011-2020).

La caída en el 2020 se sumará a la disminución observada en el 2019 (-6% a 21 mil millones de dólares), lo que representa el 1,4% de la IED mundial. Los flujos de IED hacia los PMA asiáticos se redujeron por primera vez en ocho años en un 27 % a 8.600 millones de dólares, mientras que las de los PMA africanos aumentaron un 17 %, hasta un máximo de tres años de 12.000 millones de dólares. Muchas de las economías anfitrionas más grandes vieron una disminución importante de su IED.

 

Cierre de la frontera: una elección económicamente inconcebible.

Advertisement

Los 32 PDSL están luchando con el impacto económico de la pandemia en las entradas de IED. Con el cierre de las fronteras, los vínculos de transporte con la economía mundial se han visto seriamente perturbados.

Los cierres fronterizos afectan desproporcionadamente a los vínculos comerciales y de inversión en estos países, ya que no pueden recurrir al transporte marítimo directo, el modo que se estima que usa un 80% del comercio mundial.

Las medidas de cierre de fronteras también obstaculizan los esfuerzos de integración regional, que han sido un factor importante que mitiga la desventaja de estar sin litoral, e interrumpen los corredores comerciales, el transporte terrestre y los esfuerzos de conectividad.

 

Advertisement

Pequeños Estados insulares en desarrollo (PEID) afectados desproporcionadamente.

La crisis sanitaria y económica mundial afectará desproporcionadamente a las perspectivas de IED para los 28 PEID estructuralmente desfavorecidos. Las medidas que restringen el movimiento de personas puestas en marcha en muchas partes del mundo para controlar la propagación de la pandemia están afectando gravemente a estas economías ya frágiles.

Los PEID dependientes del turismo serán los más afectados. Los datos de IED anunciada en nuevas instalaciones para 2015-2019 sugieren que los proyectos de viajes, turismo y hospitalidad contribuyeron a más de la mitad del total de nuevas inversiones anunciadas en PEID.

 

Advertisement

La importancia de estos proyectos también es significativa para una economía relativamente menos dependiente del turismo, como Jamaica, donde los proyectos relacionados con el turismo representaron el 54 % del valor total de los proyectos de IED anunciados en los últimos cinco años.

La alta dependencia de los PEID de la IED por parte de grandes inversores de Europa y América del Norte, los cuales se vieron gravemente afectados por la pandemia, agrava la presión a la baja sobre las entradas de IED.

 

Elena Rusca, en Ginebra

Advertisement
Advertisement

Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software