Destacados Portada

Víctor Pey (1915-2018): A dos años de la partida del “español más chileno del mundo”

Hoy, cinco de octubre, se cumple un año más del fallecimiento de Víctor Pey, “el español más chileno del mundo”, como lo llamó un medio en alguna ocasión. Y, pese a que todo hacía presagiar que, a los 103 años este desenlace ocurriría en cualquier momento, quienes tuvimos la suerte de estar cerca de él, podemos decir que se fue demasiado pronto, dejando varias batallas inconclusas.

Desde ya, su profundo compromiso por la recuperación del diario Clarín, tras un largo litigio en tribunales internacionales, pese a que en el 2008 el CIADI fallara a su favor. Durante más de veinte años, y en una lucha denodada y profundamente asimétrica, Pey y la Fundación Presidente Allende de España exigieron al Estado de Chile la devolución e indemnización correspondiente del periódico de mayor circulación de la historia de Chile. Periódico que fuera confiscado fraudulentamente por la dictadura, y que los sucesivos gobiernos de esta esquiva democracia se negaron a enmendar o revertir. Paradojas de estos tiempos.

Sí, Víctor Pey supo de batallas y derrotas desde muy joven desde, quizás, antes de nacer. Como verá en estas páginas, con sus hermanos Raúl y Diana, nació en el seno de una familia con ideas de vanguardia para esa época. Su padre, prolífico escritor y periodista, escribió sobre los abusos de los reyes y los papas, en una España clerical y monárquica.

Por ello, hemos querido incluir en esta edición un apartado sobre un fragmento de su vida que aparece en el libro Winnipeg, de Julio Gálvez, publicado por Biblioteca del Exilio (2014). En él se resumen importantes pasajes de su vida, desde su infancia y juventud, su adhesión a la república y su participación en la columna de Durruti en la guerra civil española. También se menciona su papel en la vida clandestina y salida del país de Neruda, durante la tenaz persecución al PC durante el gobierno de González Videla, con la dictación de la “Ley por la Defensa de la Democracia” (más conocida como “Ley maldita”).

Advertisement

Entre las batallas, habría que agregar su importante papel (junto a Joan Garcés), en su rol de vicepresidente de la Fundación Presidente Allende de España, en el juicio a Pinochet en Londres en 1996. Acción legal que fue cursada por los delitos de genocidio, terrorismo y torturas a españoles que vivían en Chile entre el 11 de septiembre de 1973 y el 11 de marzo de 1990. Hay que agregar que, para impedir su condena, el Canciller de ese entonces, José Miguel Insulza, desplegó toda su artillería para impedir la condena. Otra paradoja de estos tiempos.

Víctor Pey también obtuvo en vida el reconocimiento a su trayectoria, que quedó plasmada en múltiples distinciones, relacionadas con la cultura, los derechos humanos, la libertad de expresión: entre ellas, medalla rectoral de la Universidad de Chile, la distinción de la Facultad de Humanidades de la Universidad de Santiago, USACH, su casa académica durante muchos años y la medalla Salvador Allende en el ayuntamiento de Barcelona en reconocimiento a su vinculación con Chile.

Su legendaria vida también ha quedado plasmada en numerosas entrevistas, reportajes, conversaciones, nacionales e internacionales. Entre las primeras, los libros “Vuelan las plumas” y “Todos confesos”, de los periodistas Vivian Lavín y Marcelo Mendoza, respectivamente. O la semblanza novelada de Isabel Allende en el personaje de Víctor Dalmau que aparece en “Largo pétalo de mar”, fruto de una nutrida correspondencia que tuvo con la escritora durante varios meses.

Finalmente, es pertinente recoger sus palabras, en una entrevista cuando le preguntan si seguirá la pelea por la restitución del diario Clarin, “yo creo que la estoy ganando. Hasta ahora han sido sólo victorias morales, y espero que éstas sean victorias reales. Que no sólo sea una victoria mía, sino una victoria del pueblo”.

Advertisement

 

Coral Pey G.

 

Capítulo de “Winnipeg”, de Julio Gálvez, publicado por Biblioteca del Exilio (2014)

Víctor Pey, el ingeniero de altos ojos (1)

 

Advertisement
Advertisement

Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Related Posts

  1. Felipe Portales says:

    La virtual guerra que le hicieron a Víctor Pey los gobiernos de Frei Ruiz-Tagle, Lagos y Bachelet para impedir el relanzamiento de “Clarín” y apuntalar así el duopolio “El Mercurio-Copesa”, quedará en los anales históricos como una de las más vergonzosas conductas (¡y vaya que es dura la competencia!) de los gobiernos concertacionistas de sometimiento a la derecha económica y política.

  2. Siempre que venia a Chile y me comunicaba con Victor Pey
    me saludaba ,hola mi gran amigo Felipe
    Fallecio cumpliendo 103 años,la ultima vez que estuve a verlo en su casa en Ñuñoa,cerca de la plaza Egaña ,tenia 101 años,y completamente lucido en su conversación.
    Antes de salir de mi casa que comparto con mi familia en España ,me llama Joan Garces para darme un recado para Victor
    Pues llegando a mi estudio y enciendo mi celular suena y era Victor Pey que me llamaba
    y al dia siguiente fui a verlo.En verdad el era mas chileno que muchos que dicen ser chilenos. Sus mas grandes amigos chilenos eran Salvador Allende,Pablo Neruda,Jose Toha,y yo.
    El llego en el Winipeg junto con otros miles de españoles que pudo rescatar nuestro gran poeta Neruda.Ese dia que llegaron al puerto de Valparaiso ,yo fui con mi padre desde Santiago,yo tenia 9 años de edad. Era impresionante como estaba engalanado el puerto con las banderas chilenas,de la Republica española,del Partido Comunista ….fue todo muy emocionante….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *