Opinión política

Plan Zeta de Piñera, Foro de Sao Paulo y doctrina de la seguridad nacional

Una información identificada como el “Plan Zeta de Piñera” reveló el medio electrónico el Mostrador sobre un informe elaborado por la Dirección Nacional de Inteligencia (DINE) del Ejército de Chile, que sirvió de base y fundamento al Presidente Sebastián Piñera, cuando señaló (rodeado de militares en tenida de combate el 20 de octubre del 2019):
“Estamos en guerra contra un enemigo poderoso, implacable, que no respeta a nada ni nadie y que está dispuesto a usar la violencia y la delincuencia sin ningún límite, que está dispuesto a quemar nuestros hospitales, el Metro, con el único propósito de producir el mayor daño posible”.
Según la investigación periodística, la DINE habría elaborado un burdo informe de inteligencia culpando al Foro de Sao Paulo de tener directa relación con los hechos de violencia desatados en Chile y de “fraguar” previamente las acciones desestabilizadoras contra el gobierno de la derecha, calificadas por Piñera como “intervención extranjera”  y “atentatorias contra el orden constitucional de Chile”. La supuesta operación e “injerencia extranjera”, se habría planificado en julio del 2019 en Caracas en el marco del XXV Encuentro anual del Foro de Sao Paulo.
El fantasioso informe, apunta también a militantes que participamos en el encuentro desde los partidos y movimientos  chilenos del FSP como operativos de las supuestas violentistas de la llamada “ofensiva insurreccional para Chile”, inventando de manera delirante, que habrían participado también agentes extranjeros que habrían ingresado clandestinamente a nuestro país para apoyar “los planes desestabilizadores” del izquierdista Foro de Sao Paulo.
Estamos frente a un informe plagado de falsedades, elaborado no en base a hechos reales ni datos serios y fiables. En nuestra opinión, el informe DINE, fue elaborado en estricto apego a la visión ultra conservadora conocida como “Doctrina de la Seguridad Nacional”, doctrina ideológica elaborada para proteger a gobiernos conservadores y de derechas e impedir que l@s trabajadores y movimientos sociales y populares pusieran en peligro el sistema capitalista neoliberal en Latinoamérica y el Caribe.
Una doctrina difundida en nuestro continente por el Pentágono y el ejército norteamericano como parte de la doctrina Monroe y que fue utilizada durante la “guerra fría” como base ideológica en la formación de altos oficiales de las fuerzas armadas chilenas y de otros ejércitos.
La doctrina de la seguridad nacional es profundamente conservadora y guerrerista y de clara impronta anticomunista, que identifica como enemigos a los movimientos sociales, populares y de izquierda. Y en conherencia con lo anterior, justifica su represión y su eventual exterminio, si fuese necesario, como un factor indispensable para asegurar la estabilidad, “la gobernabilidad” y la seguridad de un país.
Por esta razón, es de extrema gravedad  política que el informe de la DINE fuese utilizado por Piñera como justificación de su insólita “declaración de guerra” en contra del pueblo chileno movilizado, y que sirviese de base para justificar medidas contra la libertad y la democracia, como lo fue la imposición del estado de emergencia y las acciones de represión y amedrentamiento pepetradas por efectivos militares y fuerzas de Carabineros en contra de militantes y movimientos sociales durante el estallido social del 18 de octubre de 2019.
Nos encontramos ante un informe de inteligencia que  lo que se conoce como “desinformación e intoxicación” lo que a simple vista es tan burdo que nos lleva a pensar que fue elaborado como parte de una operación política autoritaria, basada en una visión antidemocrática y ultra ideológica preconcebida como la nefasta doctrina de la Seguridad Nacional.
que denuncia un informe de inteligencia militar utilizado por Piñera que fue fue elaborado por un órgano de dirección de nuestra inteligencia militar bajo la responsabilidad jerárquica de un general del ejército de Chile.
El informe fue utilizado políticamente por Piñera para anunciar medidas para enfrentar al ficticio “enemigo” que nunca identificó y que resultamos ser ni más ni menos que los propios chilenos movilizados durante el levantamiento social de octubre del 2019.
Frente a esta grave denuncia deben responder ante las y los ciudadanos de Chile:
el Presidente de la República, señor Sebastián Piñera, su ex Ministro de Defensa, señor Alberto Espina y el Comandante en Jefe del Ejército, señor Ricardo Martínez, quién es el superior jerárquico del general (r) Guillermo Paiva, ex director de la DINE.
Esteban Silva Cuadra
Santiago, 22 de octubre de 2020.
Advertisement

Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Cientista político

Related Posts

  1. Toda vez que se hable del plan Zeta de Piñera , es necesario recordar a los “600 guerrilleros venezolanos adiestrados en Cuba , comandados por el comandante Carvajalino” , un youtuber venezolano que ni siquiera ha visitado Chile , para que quede claro de la desvergonzada acción de estos milicos fascistas que inventan fake news para llamar a la represión ; esos militares son traidores a la Patria junto a los maleantes de Piñera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *