Opinión política

La lucha sigue, no termina este domingo

Hay un dicho popular muy conocido que dice “la suerte está echada” y calza perfectamente con la toma de posición de vastos sectores del movimiento popular rebelde de aceptar el itinerario constitucional propuesto desde el bloque en el poder  junto a toda la clase política institucional, participando en el Plebiscito del próximo domingo 25, y votando por la opción apruebo.

Es muy difícil cuantificar la cantidad de compañeros y compañeros que han tomado esta opción por convicción política y cuántos lo han hecho debido a la inmensa presión generada desde su entorno inmediato, sea familiar, del colectivo u orgánica en donde participan, del sector o la comunidad en donde desenvuelven su quehacer cotidiano, etcétera.

En general los seres humanos somos sujetos colectivos que nos interesa ser bien recibidos en los grupos humanos en los que participamos y muchas veces encauzamos nuestros comportamientos a contrapelo con lo que realmente creemos correcto realizar, por la necesidad de ser aceptados y no sentirnos excluidos de procesos en donde, además, la euforia colectiva por participar y ganar terminan señalando como la “oveja negra del rebaño” a quienes plantean una opción distinta.

Pero, pasada la alegría inicial del triunfo electoral momentáneo, los problemas cotidianos volverán a ser el estímulo para reencontrarse con quienes tomaron una opción diferente, continuando a transitar juntos en la práctica concreta para buscar soluciones colectivas y luchar por la conquista y defensa de derechos conculcados durante muchísimos años.

Advertisement

Por mucho que la institucionalidad y los aparatos represivos del sistema de dominación hayan querido encauzar, engatusar y doblegar al pueblo que se rebeló en contra de los abusos e injusticias, las chilenas y chilenos despertaron el 18 de octubre del 2019 llenos de dignidad, iniciando un camino de liberación para construir la soberanía popular y  – vaivenes y desencuentros coyunturales más o menos – este seguirá adelante por largo, difícil y complejo que sea.

 

Guillermo Correa Camiroaga

Valparaíso 23 octubre 2020

Advertisement

 

Advertisement

Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Related Posts

  1. Felipe Portales says:

    Lo de mañana es obvio e intrascendente. Si toda la oposición y la mitad de la derecha están por el “Apruebo”, al menos debiese esperarse un resultado 80% -20%. Lo que es muy preocupante es que HASTA LA FECHA, incluso los partidos que no suscribieron el funesto acuerdo del 15 de noviembre no están diciendo nada del decisivo fraude de los dos tercios. ¡Esperemos que empiecen a denunciarlo desde la próxima semana!

    • Germán Westphal says:

      Sin embargo, estimado Felipe, hay que tener en cuenta que es posible argumentar que al votar APRUEBO y por una de las Convenciones, se estaría también aceptando las normas preestablecidas en la reforma constitucional y leyes que rigen el proceso constitucional, incluido por cierto el quorum de los 2/3. Por tanto, se podría argumentar que cualquier intento de modificar dicho quórum después del plebiscito de mañana equivaldría a cambiar las reglas del juego “en medio del partido”, en violación de los resultados del plebiscito.

      Por cierto, no estoy defendiendo el quorum de ls 2/3 sino que tratando de determinar si sería técnicamente posible modificar el quórum en cuestión y otras condiciones impuestas a la Convención Constitucional una vez que ésta sea plebiscitariamente aprobada. Por cierto, ésta es una cuestión de doctrina legal que a lo mejor llega al TC, en cuyo caso bien sabemos cómo será decidida.

  2. Felipe Portales says:

    Por cierto, una vez que se metieron al baile ya es muy difícil salirse. Pero, al menos, que DIGAN ALGUNA VEZ los partidos que no suscribieron el funesto acuerdo, que objetan el fraude de los dos tercios Y NO SE CONVIERTAN EN CÓMPLICES DE AQUEL HASTA EL FINAL. AL menos, que lo hagan por su credibilidad futura…

    • Germán Westphal says:

      Los partidos políticos que no suscribieron el acuerdo de marras, lo hicieron de hecho al subirse al carro del tal llamado proceso constitucional aprobado en dicho acuerdo. No podían ser menos! Tenían que sumarse a los estadistas que forjarán el nuevo orden institucional de la patria, por gatopardista que resulte! En estas circunstancias, no pueden ni van a contradecir su decisión denunciando ninguno de los fraudes del proceso en que están embarcados porque sería equivalente a denunciarse a sí mismos. Por eso es que están calladitos, a la espera de que mañana puedan celebrar el triunfo multitudinario del APRUEBO junto a sus hermanos mayores, con la esperanza de que nadie se acuerde nunca más de los 2 tercios y mucho menos de los 8 cuartos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad
Danzai Software