Crónicas de un país anormal

La salida de Mario Rozas

El hecho de cambiar a un director general de Carabineros por otro de la misma camada, sirve para muy poco: Mario Rozas había hecho suficientes “méritos” para que lo obligaran a renunciar, (se había salvado por el cariño que le profesa el solitario Presidente Piñera, de quien había sido su edecán).

El desastre de Carabineros, que se viene arrastrando por varios años, no daba para más: al robo sin escrúpulos del llamado “Pacogate”, se agregó la operación Huracán, en que se inventaban pruebas y montajes para acusar a los miembros de la dirección de la CAM, (Arauco Malleco), así como el alevoso crimen de Camilo Catrillanca.  A partir del 18 de octubre recrudeció la represión a nivel nacional en contra de los manifestantes, (se han presentado cientos de querellas por violación a los derechos humanos en contra del brutal actuar de Carabineros). Los recientes acontecimientos en que los Carabineros, como el empujón consciente de un carabinero en contra de un adolescente en el Puente Pío Nono, y el disparo de los Carabineros contra dos niños en el Centro de SENAME, terminó por rebasar el vaso: forzar la renuncia de Mario Rozas a la dirección de esa Institución.

El dictador Carlos Ibáñez del Campo, (llamado el “Cara de Alicate” y, posteriormente, el “Paco Ibáñez”, ´antiguamente, a la policía se les llamaba Pacos´”), pertenecía a la rama de la Caballería, y avergonzado de limpiar los establos, no se le ocurrió mejor idea que la de militarizar a los Carabineros, pasando así a formar parte de las Fuerzas Armadas.

Los carabineros de a pie, que pertenecían al pueblo, fueron ganando la simpatía ciudadana: los carabineros eran muy útiles para defender la propiedad privada, además, estaban entrenados para recorrer varios kilómetros en los campos y cordillera. Por cierto, hubo oficiales de Carabineros que avergonzaban a la ciudadanía, entre ellos el general Arriagada, responsable del asesinato en el Seguro Obrero, por orden de Arturo Alessandri.

Advertisement

En la época de Augusto Pinochet el general César Mendoza era objeto de burla por parte de los ciudadanos, pues se mostraba infeliz y carente de poder, (sí servía para llevar el café a los otros miembros de la Junta de Gobierno). Un juez honesto – se contaban en ese entonces con los dedos de la mano – descubrió que la DICOMCAR de Carabineros había degollado a tres dirigentes comunistas, (Parada, Guerrero y Natino), hecho que forzó al general César Mendoza a la renuncia como miembro de la Junta, momento en que pronunció la famosa frase “se está desgranando el choclo”.

Cuando Eduardo Frei Ruiz-Tagle exigió al general Rodolfo Stange la renuncia al cargo de director general de Carabineros, se negó a hacerlo.

El problema de atropello a los derechos humanos por parte de la policía no es exclusivo de Chile: ha ocurrido en Francia en contra de los “chalecos Amarillos; en Colombia ya se convirtió en un asunto cotidiano; en Perú, la policía viene de asesinar a dos jóvenes quienes, junto a miles de ciudadanos más, reclamaban contra el golpe de Estado perpetrado por el Congreso…así, con otros países del área.

Se supone que una democracia no puede funcionar sin policía, pero al concedérsele el monopolio de las armas y de la violencia legítima, exige que sólo sean utilizados para proteger la integridad de los ciudadanos frente al abuso y a la delincuencia, pero lo que es inaceptable es que las armas y el dinero que el Estado les proporciona sean usados para el enriquecimiento personal, (Pacogate), y la flagrante violación de los derechos humanos de sus conciudadanos. La ciudadanía, que debería estar segura bajo la protección de carabineros, hoy son objeto de repudio y del temor.

Advertisement

La brecha entre los carabineros y el pueblo, especialmente, los jóvenes, se ha profundizado aún más durante el mandato del Presidente Piñera, (El recuerdo de la caída de Carlos Ibáñez del Campo, en 1931, cuando los carabineros no se atrevían a andar por la calle en uniforme, y el tránsito debía ser dirigido por jóvenes universitarios es, tal vez, lo que más se acerca a la realidad actual) que, en vez de implementar medidas para acortarla, se ha profundizado aún más.

Rafael Luis Gumucio Rivas (El Viejo)

20/11/2020

 

Advertisement

 

 

Advertisement

Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Historiador y Cronista

Related Posts

  1. Durante los meses de Nov a Enero (2019-2020) vi muchos civiles dirigiendo el tráfico y la ausencia de verdes mutiladores era una garantía para salir a
    diligencias o un paseo sin ser atacado por chorros y lacrimógenas.Con la caldera a punto de explotar de nuevo ,tras la admisión pública que los parlamentarios de oposición pro Piñera no quieren democratizar el proceso de nueva constitución ,presentado por Camila Vallejo , no hay tiempo de re organizar los “perros” de Piñera para parar la movilización popular y una astilla del mismo palo “pincha” igual a la vieja.

  2. Se dice que uno siempre debiera mirar “bajo el agua” YO OPINO QUE DEBE SER BAJO EL FANGO. Concuerdo con don Rafael que la salida de Rozas NO SULUCONA EL PROBLEMA DE CARABINEROS. Rozas, con toda la problemática tras su mandato, debió irse mucho antes pero…Piñera lo mantuvo – a pesar de toda la opinión en contra – con la condición que le conformara el nuevo Alto Mando en Carabineros ” con un listado de oficiales a la medida del gobierno”. Después, ante cualquier hecho de connotación por parte de carabineros, podría retirase o renunciar. ESTE FUE EL ACUERDO ENTRE AMBOS. Así las cosas, Piñera quedaba “con mano limpia y dura” y Rozas (quizás que solicito) He aquí, que salieron de carabineros, Generales que nada tenían que ver con los 8 generales que fueron acusados por Controlaría y que siguen prestando servicio. OSEA, TODO QUEDA IGUAL. Al parecer aun tenemos gente que NO HA DESPERTADO, COMO LO HA HECHO EL PAIS.

  3. Las Fuerzas de Orden…de que orden estamos hablando? sino del concepto de Orden que tenga el politico a cargo del gobierno? y no para que todo este ordenado, no señor, es para que los que son de Oposición no tengan lugar, y su opinion sea “innecesaria” y por que? “Porque los rotos son molestosos” dijera una vieja cuica.
    Lo importante es comparar el quehacer de los Carabineros hace 70 años y compararlo con los de hoy dia. El Carabinero de entonces actuaba por presencia, hoy en dia el Garrotazo primero y después: Guenos días, guenas tardes. Es decir se debe investigar a quien recibe Carabineros como “pelao”, es decir Conscripto tanto en la Escuela de Carabineros para Oficiales y para perraje; y, analizar la Educación que se les da y se les administra a estos futuros “perros de guardia”, parafraseando al titulo entregado a las “guardias de palacio” o Guardias Pretorianas. y no tengo nada mas que decir al respecto, solo que se debe cambiar esta Institución y otras también como: Juzgados, Corte Suprema, Ejercito, Marina y Aviacion.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *